14/12/2016

Otra muerte obrera: fallece trabajador aceitero en la fábrica Cofco Timbúes

Comunicado de la F.T.C.I.O.D y A.R.A.

Ante el fallecimiento de un compañero trabajador de Cofco Timbúes

15492270_1781656378752202_7634446563557980331_n.jpg

Miércoles 14 de diciembre de 2016 | Desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina queremos expresar nuestro profundo dolor e indignación ante el hecho sufrido dentro de la planta por tres compañeros trabajadores de la empresa Cofco (ex Noble) de Timbúes, donde perdió la vida Gustavo López, de 19 años de edad, al quedar atrapado tras una gran cantidad de cereal que cayó sobre ellos. Se trata de un nuevo incidente producto de las condiciones de precariedad del sistema de contratistas y el claro incumplimiento de las normas de seguridad e higiene.

La tercerización y el sistema de contratistas generan la perpetuación de esta situación perversa en la que los compañeros trabajan precariamente, temerosos de perder sus puestos de trabajo y asumiendo tareas peligrosas para las que no están adecuadamente preparados. Por eso desde la Federación hemos luchado para eliminar este sistema de nuestras plantas.

No se puede seguir hablando de “accidentes” laborales cuando se trata de hechos evitables. La responsabilidad principal la encontramos en las políticas de las empresas, que priorizan la ganancia por sobre su deber de proteger la vida y la integridad de los trabajadores, que no capacitan adecuadamente a los compañeros, que no toman medidas preventivas y no acatan las regulaciones existentes.

También debemos señalar que la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART) tiene la obligación legal de controlar y denunciar los incumplimientos habidos. Esto demuestra una vez más que la Ley de Riesgos de Trabajo no cumple con el mandato constitucional de garantizar las condiciones dignas y equitativas de labor y la salud de los trabajadores, sino que únicamente garantiza la rentabilidad empresaria. Lejos de mejorar, esta situación se agravará si se aprueba la modificación impulsada por el gobierno nacional que se encuentra en tratamiento en el Congreso de la Nación en estos momentos.

La organización gremial existe para la defensa de los derechos del conjunto de las compañeras y compañeros trabajadores. A los trabajadores vivos los defendemos. No negamos que hay accidentes de trabajo que pueden existir como tales, pero sostenemos que con prevención se evitarían la gran mayoría. Lamentablemente, nuestra Federación no tiene actuación en la zona de San Lorenzo y Puerto San Martín, por lo cual no se aplica nuestro Convenio Colectivo de Trabajo 420/05, que este año ha incorporado como conquista la creación obligatoria de Comités Mixtos de Salud y Seguridad en el Trabajo en cada planta aceitera del país en las que se aplica el mencionado CCT, con protección gremial para los representantes obreros. Más allá de eso, sostenemos que los trabajadores deben saber que pueden cesar las tareas de riesgo ante la mínima contingencia y que se encuentra también establecido por ley en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires la obligatoria institución de Comités Mixtos de Seguridad e Higiene. Es necesario conocer nuestros derechos para exigirlos.

Porque si era evitable, no es un accidente.

¡Basta de muertes obreras!

Comisión Directiva

Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina

F.T.C.I.O.D y A.R.A.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba