04/01/2016

Rosario: miércoles 6/1, a las 19.30, “A 4 años del triple crimen de Villa Moreno”, movilización a tribunales, en Pellegrini y Balcarce

triple_crimen.jpg

Reproducimos comunicado de prensa de Movimiento 26 de junio

Un 6 de enero de 2012, la ciudad de Rosario vio desfilar por su calles una movilización tan angustiante como multitudinaria: en aquella oportunidad, hace ya casi cuatro años, una verdad que se encontraba profundamente acallada logró imponerse a la nomenclatura estigmatizante del “ajuste de cuentas”; por aquellos días, la genuina y apasionada experiencia militante de nuestros compañeros se sobreponía a la interesada “versión policial”. Desde aquel entonces supimos que ese día nunca más pasaría desapercibido para nosotros. Desde entonces, caímos a cuenta que los 6 de enero significan para nosotros algo tan encontrado como difícil de asimilar: por un lado, siguen y seguirán siendo un punto de encuentro para la angustia, el dolor y las ausencias. Por otro, a su vez, son el momento exacto para encontrarnos a celebrar la dignidad de una lucha insistente, infatigable, que se propuso eludir el camino ciego de la venganza, que intentó embanderar a una ciudad entera en el destino de esta pulseada, que consiguió condenas históricas para los autores de un crimen tan cobarde como irreparable. Desde ese entonces, los 6 de enero ofician de reencuentro entre quienes aún lloramos la ausencia de los pibes, pero son al mismo tiempo la comunión de quienes habiendo perdido a los chicos ya perdimos demasiado, y estamos resueltamente decididos a que esta historia tenga un único, posible y necesario final: justicia!

Esa justicia que creíamos haber alcanzado un 4 de diciembre de 2014, con condenas históricas, surgidas de -quizás- uno de los juicios orales y públicos más accesibles de los que se tenga memoria, con docenas de audiencias, más de 70 testigos, y un larguísimo etcétera.

Fue un Tribunal de Alzada, con una resolución tan pobre como elocuente, la que hechó por tierra no solo las condenas, sino también una experiencia formidable de diálogo y comunión entre las víctimas y un sector receptivo del Poder Judicial. Por una vez, por estos suelos, la Justicia se parecía a un servicio público. Y está bien claro que para algunos eso es una osadía inaceptable. Para nosotros, en cambio, un deber moral. La única garantía de que #Rosario se parezca cada vez más, y definitivamente, a la #CiudadFutura que soñamos…

Es esto último lo que debe dirimir la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe. Ni más, ni mucho menos. Dos formas de entender y practicar la justicia. Una se sometió al reproche público, y fundamentó consistentemente las conclusiones de un proceso que respetó absolutamente todas y cada una de las garantías. La otra, desde el ostracismo, nos arrojó un desaguisado técnicamente insostenible, se sustrajo a cualquier tipo de explicación medianamente racional y, para graficar de modo incontrastable hasta qué punto están habituados a la vida democrática, coronaron la entrega de un diploma a cambio de un libro con una cara de espanto irreproducible. Esa es, propiamente, una de las caras de esta justicia. Lamentablemente.

Esperaremos la resolución judicial que hoy tiene entre sus manos la Corte del mismo modo que transcurrimos todas y cada una de las etapas en este largo proceso: movilizados, esperanzados y también alertas.

Las cartas, prácticamente, están todas hechadas. Por eso el miércoles serviremos -entre todos- la mesa. Y se cenará a la Corte, con la esperanza intacta de mirar a la justicia y volver a encontrar el parecido que conmovió a toda una ciudad en diciembre de 2014.
Porque había sido justicia, y muy poquitos pretenden arrebatarnos hasta eso.
Porque nosotros no lo permitiremos.

Por ellos, por nosotros, por todos: #SeráJusticia!

Contacto de prensa:
Pedro “Pitu” Salinas, Militante y Concejal de Ciudad Futura: (0341) 156-879840



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba