10/10/2015

Comunicado de Prensa: “¡No más inundaciones en Luján ni en toda la cuenca!”

Comunicado de prensa

La destrucción de los humedales trae aparejado más inundaciones

¡No pasarán por la reserva forestal!

Desde el sábado 4 de octubre, un grupo de trabajadores y trabajadoras vecinos de Luján y distritos cercanos, estamos evitando que se continúe la destrucción de la Reserva Forestal Quinta Cigordia, cita en Luján, en los márgenes del río homónimo. Ante el plan provincial de deforestación de la ribera del río y el permiso municipal de avanzar sobre la misma, se suceden las asambleas, reuniones y acciones para proteger nuestro humedal, un espacio público/verde que, entre otras cuestiones, contribuye a minimizar el impacto de cada una de las inundaciones que venimos sufriendo.

Las obras que impactaron la reserva comenzaron el viernes 3, siendo identificadas y paradas el sábado 4, con el consecuente retiro de las máquinas. Un grupo de vecinos del barrio Padre Varela, con ayuda de organizaciones sociales locales, mantuvimos una vigilia, con turnos nocturnos, para constatar que no ingresen nuevamente, mientras se continuaba con la difusión de lo ocurrido. El domingo se realizó una asamblea en la quinta, la cual contó con la presencia de 50 vecinos/as aproximadamente, con niños y niñas haciendo dibujos en su defensa y que además contó con estudiantes universitarios de la UNLu. Otro hecho fundamental para parar las obras, fue que el lunes desde temprano, estudiantes y docentes de la Escuela Agrotécnica Ruca Hueney se sumaron a la convocatoria desde temprano, haciendo fuerza en defensa del humedal, acompañando a algunos vecinos del barrio.
Todas muestras de que el pueblo unido tiene la fuerza necesaria para detener esta y todo tipo de obra destructiva de nuestro ambiente.

Desde mediados del año pasado, el gobierno de Daniel Scioli, con apoyo económico desde el gobierno nacional de Cristina Fernández, ha comenzado un plan de “limpieza” de las márgenes del Río Luján, con la intencionalidad de que el escurrimiento del agua, en casos de desbordes, tenga mayor velocidad hacia su desembocadura, en el Río de la Plata. Esta obra, que lleva gastado más de 150 millones de pesos en sus dos primeras etapas, no cuenta con los estudios de impacto ambiental ni los procesos de consulta pública necesarios para tener una aprobación legal. Es decir, no cuenta ni con avales “técnicos” ni con la licencia social de la población.

Bien sabemos que con la deforestación no sólo no se combaten los procesos de inundaciones, sino que se los agrava. También sabemos que tratar los cursos de agua como si fueran canales fabricados por el ser humano, es un error desde todo punto de vista, ya que el río tiene múltiples procesos naturales que sirven para contener los desbordes. Los humedales, bajos, ciénagas, etc, como los podemos nombrar, son reservorios naturales del agua en casos de grandes lluvias, y además contribuyen a que esa misma agua llegue con lentitud a nuestros hogares en caso de inundación. Si los destruimos, tendremos el agua dentro de nuestras casas. Y esto es lo que está pasando en Luján y en toda la cuenca del río. Emprendimientos privados inmobiliarios y productivos, hacen que el río pierda día tras día su poder de escurrimiento y contención, generando tapones artificiales desde la lógica de acumulación capitalista, que nos explota laboralmente y que además contamina y saquea nuestras vidas.

¿Por qué, con todos estos argumentos en contra, planifican estas obras?

Es claro que son obras electoraleras, que no hacen más que intentar tapar el sol con la mano. De antemano saben los gobernantes que con este tipo de acciones tienen un impacto positivo en el sentido común de la población que exige obras, que los quiere ver moverse y hacer algo ante el drama de las inundaciones. Como no hay audiencia pública en la cual podamos debatir ideas los vecinos con los funcionarios, no hay posibilidad de desenmascararlos en público y demostrar que mienten cuando dicen que con estas intervenciones sobre el río y su ribera nos beneficiarán. No vamos a dejar que sigan jugando con nuestra inteligencia. No pueden pretender que sigamos creyendo que los árboles son más peligrosos que los cientos de countries que achican el cauce del río y los canales clandestinos que desbordan nuestros ríos. Sabemos certeramente, que esta “limpieza” jamás resolverá los problemas generados por años de desidia, inacción y promesas incumplidas por los funcionarios públicos, manchados de mentiras y engaños.
No los vamos a dejar que continúen actuando como si tuvieran un cheque en blanco, haciendo lo que quieren, sin importar lo que opinamos. Estamos convencidos de que las decisiones y debates desarrollados en las asambleas, con el pueblo, con la organización popular, construyen propuestas mucho más efectivas que los cálculos hechos en un escritorio por ingenieros que no conocen siquiera las problemáticas de los vecinos y vecinas.

Por todo esto, continuamos levantando las banderas por una vida digna y exigimos:

¡Restitución inmediata con flora autóctona del espacio destruido!

¡Relocalización del predio del Sindicato de Peones de Taxis de Capital Federal “Nestor Kirchner”, también responsable de las inundaciones en el Padre Varela!

¡Paralización de todo tipo de obra que impacte sobre la vegetación de la ribera del río y arroyos en toda la cuenca del Río Luján, hasta tanto se realice un estudio de impacto ambiental validado en audiencia pública!

¡Efectiva limpieza de todos los diques artificiales en todos los arroyos y en el río, incluyendo la relocalización de barrios privados, campos de producción sojera, etc!
¡No pasarán! ¡No más inundaciones en Luján ni en toda la cuenca!

Contactos de prensa:

 Carla Poth (011)15-50296704

 Leo Moreno (011)15-63032205

Firmas:

 Recuperemos la Quinta Cigordia

 Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional

 Espacio de Lucha Territorial Río Bravo

 Frente Universitario de Luján en el MULCS (Mov por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social), en la lista estudiantil 115 (UNLu)

adhesiones a: elt.riobravo@gmail.com



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba