01/02/2014

Declaración de la UAP por la desaparición de Reimundo Pino

Difundimos:

Prensa Unión de Asambleas Ciudadanas Informa

31 de Enero de 2014

DECLARACIÓN DE LA UNIÓN DE ASAMBLEAS PATAGÓNICAS

EXIGIMOS SABER QUÉ PASÓ CON REIMUNDO PINO

El 9 de julio de 2011 Reimundo Pino fue visto por última vez. Antes de su desaparición, realizaba tareas de campo en el Establecimiento El Portezuelo. Quien lo llevó hasta allí fue el patrón del lugar Eliberto Sepulveda. El último que dijo haberlo visto fue el peón Cumil, en la madrugada, cuando aun caía ceniza del volcán Puyehue.

Durante todo este tiempo hubo pocas respuestas de parte de las autoridades. A pesar de la presión de la familia de Pino y de las comunidades de la meseta: Nada. Entrevistas con el gobernador Buzzi y otros funcionarios del ejecutivo provincial, con el Procurador General Dr. Miquelarena, con miembros de la Fiscalía de Puerto Madryn, diversas presentaciones, marchas y amplia difusión, se sucedieron en estos dos años y medio, siempre encabezados por doña Hortencia Hueicha, madre de Reimundo y lonko de la comunidad Los Pino.

Hace cuatro meses se difundió que, a unos 40km al sur de Gan-Gan, se encontró un cuerpo y parecía que podría ser el de Pino. Se tardó en poder acceder al lugar y retirar el cuerpo, la familia en ningún momento pudo estar presente, luego solo vieron unas fotos, en la comisaría local. Unas semanas más tarde tomaron una muestra a doña Hortencia para poder iniciar el estudio del ADN. Hasta el momento no se conoce nada más. Tampoco se conoce la identidad de ese cuerpo encontrado.

Desde la fiscalía establecieron un tiempo de espera para que llegaran los resultados de estas pruebas de ADN. El tiempo se cumplió y no hay novedades

Es preocupante la falta de respuesta. Lamentamos que la justicia en la Patagonia tenga una gran agilidad para acusar a vecinos que resisten y están en conflicto con el modelo extractivista. Pero más aún lamentamos la dejadez del sistema judicial para buscar la verdad de esta muerte dudosa. Hay una madre y una familia que esperan saber qué paso con su hijo, y hay, además, una región de la Patagonia, la línea sur, largamente postergada.
El “caso” de Reimundo Pino duerme en la fiscalía de Puerto Madryn, el número de expediente es el 24.206. El jefe de la oficina Fiscal de Puerto Madryn es el Dr. Daniel Esteban Baez, quien hasta el momento solo ha ordenado algunas pálidas actuaciones.

Desde la Unión de Asambleas Patagónicas:

“¢ Exigimos que los resultados de ADN sean una prioridad, ya que el incumplimiento del tiempo estipulado y la carencia de respuesta se transforman en una falta de respeto ante toda la sociedad.

“¢ Exigimos que haya una investigación seria sobre la desaparición de Reimundo Pino, sea cual sea el resultado del ADN.

“¢ Exigimos que la justicia sea igual para todxs, que las prioridades no vayan perdiendo importancia a medida que se alejan de las grandes ciudades y que el espesor de los expedientes y la dedicación sean sin condicionamientos de reputación.

“¢ Exigimos que la impunidad no gane nuevamente un desaparecido en democracia.

Desde todos los rincones de la Patagonia estamos esperando que la justicia despierte de su letargo.

Tocan a uno, tocan a todxs.

Unión de Asambleas Patagónicas (UAP)

Comisión Prensa y Comunicación
UAC Unión de Asambleas Ciudadanas

UAC Unión de Asambleas Ciudadanas
Contra el Saqueo y la Contaminación
www.asambleasciudadanas.org.ar



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba