20/09/2011

Solidaridad con los trabajadores de Línea 60

Difundimos:

CADeP

Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo)

Buenos Aires, 20 de septiembre de 2011

COMUNICADO DE PRENSA

Ante el paro y corte de la Panamericana que llevan adelante los trabajadores de la Línea 60, en reclamo del pago de salarios adeudados y el reconocimiento por parte de la empresa de los nuevos delegados electos. QUEREMOS EXPRESAR NUESTRA SOLIDARIDAD Y SALUDAMOS a los compañeros en lucha.

Así mismo, REPUDIAMOS el cobarde ataque que sufrió el delegado Néstor Marcolín en la madrugada del día de ayer lunes.
A esto se suma los constantes “aprietes” que sufren los choferes en las cabeceras por parte de “barras bravas” contratados por la empresa, en complicidad con la burocracia de la UTA.

No es novedoso que se eche mano a la terciarización de la represión: la patota de la unión Ferroviaria con Pedraza a la cabeza que terminó con la muerte de Mariano Ferreyra, los ataques constantes de la UOCRA a los docentes de Santa Cruz y a los integrantes del SITRAIC y la infinidad de conflictos a los que se les aplican estos métodos alternativos de reprimir al pueblo y a los que luchan.

Es por eso que creemos imprescindible la coordinación entre todos los sectores en lucha para frenar la criminalización de la protesta y desde la unidad avanzar contra los planes de trabajo precario, bajos salarios y despidos que son la cara real del gobierno que, lejos de defender los derechos humanos, avanza cotidianamente sobre ellos.

¡BASTA DE IMPUNIDAD Y REPRESIÓN!

¡NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA!

¡VIVA LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES!

Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo

“Los derechos humanos son los derechos que tiene el pueblo a hacer la revolución”

León “Toto” Zimerman


COMUNICADO FRENTE POPULAR DARIO SANTILLAN

20/09/2011

SOLIDARIDAD CONFLICTO LINEA 60

Contra la Patota y por Democracia Sindical
Las agrupaciones de trabajadores base, delegados y activistas del Frente Popular Darío Santillán repudiamos el ataque sufrido por el compañero Nestor Marcolin (delegado línea 60) a manos de una patota de la empresa y con la complicidad de la burocracia de la UTA.

Mientras la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viaja por el mundo ratificando el compromiso de su gobierno con los “derechos humanos”, en la “Argentina real” los trabajadores sufrimos día a día el atropello de las patronales y la perdida de derechos.

En el caso de la línea 60, la empresa MONSA viola el convenio colectivo de trabajo desoyendo un fallo del Ministerio de Trabajo que obliga a reajustar y pagar diferencias salariales que la empresa adeuda a los trabajadores, y hasta cercena derechos tan elementales como las licencias por enfermedad.

Y además desconoce al cuerpo de delegados reelecto en las elecciones del pasado 24 de agosto, en complicidad con la UTA, mismo gremio que la semana pasado recorrió con una patota la línea H del subte para amenazar a un delegado del nuevo sindicato del subte.

POR EL CESE INMEDIATO DE PERSECUCIÓN A LOS TRABAJADORES
RECONOCIMIENTO A LOS DELEGADOS DE LA LINEA 60 Y SU CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO

La Fragua

Agrupación de Trabajadores y Trabajadoras

Frente Popular Darío Santillán



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba