21/04/2011

Comunicado de trabajadores/as de CLARO: Persigue y censura a sus empleados/as

Reproducimos:

Censura a los delegados de Claro

Claro no permite que sus empleados tengan representación gremial, mucho menos afiliación.

Los empleados tercerizados que trabajamos para Claro de las empresas Sesa Internacional SA y Market Line SA nos organizamos para solucionar los problemas laborales que nos afectaban a diario.

Como consecuencia de las primeras reuniones, consideramos que era necesario tener representación gremial, para lo cual nos afiliamos al sindicato de comercio y reclamamos la llamada a elecciones.

La empresa al ver nuestra creciente organización intento boicotear las elecciones sembrando el pánico en aquellos que querían votar (fantasma del desempleo). A pesar de esto logramos elegir a nuestros representantes, tener nuestras primeras asambleas y conformar comisiones internas donde tratar los temas que inquietan a nuestros compañeros.

A partir de la decisión, tomada en asamblea, de reclamar un bono de fin de año que compensara nuestros magros sueldos, y plegándonos al pedido de otros compañeros de comercio (trabajadores de Carrefour, Disco, Vea, etc.) redactamos un petitorio que fue enviado a Sesa Internacional SA, Market Line SA y la dirección de RRHH de CLARO.

La respuesta de Sesa Internacional SA y de Market Line SA no tardo en llegar, como era de esperar, se negaron a nuestro pedido.

Desde Claro nos respondieron que TODO el personal jerárquico del área de RRHH se encontraba de vacaciones y no nos podían dar respuesta hasta el inicio del 2011.

Descreyendo de la respuesta de la empresa Claro, y como decisión unánime de la asamblea decidimos mandar nuestro pedido con copia a todos los empleados de Claro (efectivos y tercerizados) con intención de tener una respuesta antes de finalizar el 2010, extendiendo y plegando al reclamo a los compañeros de otras oficinas, y poniendo en conocimiento de TODOS las precarias condiciones en las que realizamos nuestro trabajo.

Como consecuencia de esta medida, el miércoles 12 de enero, nuestros delegados se encontraron con sus cuentas de red bloqueadas, acción que vulneró su derecho a trabajar. Posteriormente a esto fueron restituidos los accesos a la red no así las casillas de correo de los delegados que siguen bloqueadas hasta el día de hoy.

La medida de censura de los mails por parte de la empresa se realizó de manera tan desprolija que nos permitió tener acceso al correo electrónico donde se explica a quienes debían bloquear y cuáles eran las palabras que no debían ser aceptadas como contenido o asunto del correo, palabras tales como: “delegado”,”bono extraordinario”, “asamblea”, etc.

La excusa de la empresa para este accionar persecutorio fue que se habían “violado normas de seguridad de sistema” y “el uso inadecuado de las herramientas laborales”. Al día de la fecha nuestros delegados se encuentran bloqueados e imposibilitados de utilizar una herramienta de trabajo que, además servía para canalizar dudas e informarnos del estado de asuntos importantes para el conjunto de los trabajadores.

Delegados de Claro:

Carolina Vela. 15-57949249

Juan Perrone. 15-62169136

Luciano Schein. 15-56530439

Angel Gross. 15-34136377



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba