08/03/2011

Mendoza: Justicia para Fernanda Toledo

Reproducimos:

DE QUE HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE JUSTICIA EN MENDOZA

Fernanda Toledo, de 30 años de edad, fue asesinada por su pareja el 21 de julio de 2009 en presencia de dos de sus hijos, de 2 y 3 años, quienes todavía recuerdan tan aberrante hecho”¦

Ese fin de semana ella fue a visitarle con sus hijos ya que estaban separados, al parecer en le momento que ella quiso volver a su casa, él se opone y mantienen una discusión fatal. Según los peritos y el forense fue estrangulada con un cable luego de haberle propinado un fuerte golpe en la cara que la dejaría inmovilizada. Luego la acostó en la cama con los niños y recién a la mañana siguiente, cuando llegó el encargado de la obra en que trabajaba, tratando de persuadirlo de ocultar el cuerpo y ante la negativa del testigo, Gustavo Horacio Calderón Polo (GUCHI) decidió entregarse a la policía argumentando el hecho como suicidio. Lo cual nunca fue creído debido a que las heridas del cable mostraban claramente que la fuerza realizada fue hacia abajo y no como lo provocaría el peso del cuerpo en el caso de suicidio. Esto es apenas lo que al final el acusado confesó.

Luego de año y medio su familia; padres, hermanos e hijos esperábamos se hiciera justicia por tan aberrante hecho. Lamentablemente eso no sucedió, los “responsables jueces” de la segunda cámara del crimen del juzgado provincial, presididos por el camarista Uliarte, juez de la dictadura militar, ordenó desalojar arbitrariamente la sala, permitiendo el ingreso a tan sólo dos de los hermanos de Fernanda.

Luego, a pedido del fiscal, anuló el juicio que no duró más de 15 minutos otorgando el juicio abreviado en 10 años. Lo curioso es que según la ley si solo hubiesen firmado el papel de matrimonio en lugar de 10 años le correspondería cadena perpetua. ¿Cual es la diferencia si tienen hijos en común y 9 años de pareja? Y por más que los abogados se mostraron desconformes y argumentaban las tremendas alevosías del hecho, este juez, como quien espera que pase el tiempo dibujando sobre el estrado, haciendo caso omiso, inmediatamente se para concediendo el pedido del fiscal.

Al principio nos enojamos mucho, no entendíamos qué había fallado. En medio de tanto dolor, y ante tremenda injusticia, nos llenamos de fuerzas al decidir que la familia iba a presentar un recurso de casación (apelación), para seguir la lucha y aunque a Fernanda no la devolverá nadie, nos queda la esperanza de que esto sea un precedente para que no le pase a ninguna otra mujer.

Pero ahora nos enteramos que al haberse efectuado la reducida condena (10 años) queda sin efecto el pedido de casación lo que nos deja casi sin chanses de obtener justicia a tanto dolor.

Nos llena de miedo no solo saber que en Mendoza no existe la justicia, si no más bien que sabemos que Gustavo Calderón nunca estuvo arrepentido, fue el fiscal quien habló de arrepentimiento.

Ahora pedimos ayuda pensando que con los beneficios que le otorga la justicia en este tipo de juicios con buena conducta y por el año y medio que ya paso, puede salir en cuatro años lo que pone en riesgo a la familia. Es que no vemos que cambie de intención.

Como puede ser esta justicia que, a alguien que roba por ej; un celular, le dan cinco años aunque sea un niño, por la baja de la imputabilidad. ¿Es que acaso la justicia no ve como nosotros tamaña crueldad de un hombre sin arrepentimiento que esta dispuesto a matar a su pareja de años y la madre de sus hijos?

Es por eso que nuestra última oportunidad es presentar ante la corte suprema un recurso de excepción que nos permita mantener la esperanza viva.

Hoy pedimos a la sociedad un infinito favor es que todo 21 de cada mes nos convoquemos en la puerta de tribunales con el objeto de que nos encontremos a debatir y reflexionar, para que no se repita esta problemática que afecta silenciosamente a muchas mujeres de nuestra comunidad. Con arte y alegrías nos podamos encontrar y quizás este acto nos enseñe poco a poco que hombres y mujeres precisamos repensar sobre; como nos relacionamos, los roles que asumimos y adjudicamos, ¿que debemos de modificar?

Un hombre mató a Fernanda y ni en la justicia ni en los políticos se puede confiar, por eso precisamos ser mas humanos y por nuestras madres compañeras e hijas ser abiertos a cambiar.

Familiares y amigos



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba