07/03/2011

Boletín Informativo Nº 598 de CORREPI

Reproducimos:

CORREPI – BOLETÍN INFORMATIVO

NÚMERO 598 ““ 7 de marzo de 2011

Sumario:

1. Caso Torres, los alegatos

2. Policriminales

3. Otra vez… represión

4. A los golpes con la bala

5. Noticias judiciales que muestran la hilacha

6. El ¿nuevo? modelo de seguridad

7. Próximas actividades

CASO TORRES, LOS ALEGATOS

“Estos chicos son enfermos sociales, el teniente Ayunta cumplió su deber cuando disparó contra Christopher Torres”, alegó la abogada defensora del policía bonaerense Luis Oscar Ayunta en el juicio oral que comenzó el jueves en Mercedes.

Hablaba de Christopher, de 17 años, fusilado en 2008, en el barrio Las Victorias de Moreno. El policía, ex Halcón e integrante del Grupo de Acción Departamental de Moreno, estaba ayudando a su hermano a arreglar el auto cuando un conocido le avisó que unos chicos en bicicleta habían robado un celular. Ayunta buscó su pistola y subió al auto, con su hermano y el que lo fue a buscar, para hacer justicia.

Unas cuadras después, el kioskero, varios vecinos de la cuadra, una señora que pasaba con las compras, todos vieron lo mismo: dos chicos iban conversando normalmente. Uno llevaba una bicicleta de tiro, el otro caminaba al lado. Apareció el auto rojo, paró, sonó el disparo. Christopher caminó unos pasos y cayó boca abajo.

Cuando Julia Torres llegó a la esquina, Christopher todavía respiraba y la llamaba. El policía, con un pie sobre la espalda del pibe herido, la apuntó y no dejó que se acercara. “Llegó la madre del caco”, dijo Ayunta en el juicio.

Los vecinos de Las Victorias se empezaron a juntar y a insultar al policía. La abogada de Ayunta lo explicó desde su lugar de desclasada: “Ese barrio es así, tapan lo que hacen los chicos, los defienden”.

Claro que el barrio es así. Defiende a sus hijos. Es solidario. Acusa y señala a los asesinos que los masacran a diario. Por eso, jueves y viernes, en Mercedes, una multitud de vecinos de Moreno siguieron, hasta bien entrada la noche, cada minuto del juicio al policía, que no sólo está libre, también está trabajando, ahora de nuevo en el Grupo Halcón. Tan orgullosos están sus jefes del ejecutor de adolescentes, que este verano lo premiaron con la temporada en Cariló, custodiando las mansiones de los más ricos, durante el Operativo Sol. Todavía se le nota el bronceado.

Y mientras afuera atronaban los bombos de la murga de Las Victorias, flameaban las banderas y pancartas de militantes de CORREPI venidos desde Villa Fiorito, Villa Tessei, Grand Bourg, Rafael Castillo y muchos otros “barrios así”, y los atildados mercedinos miraban con asombro el corte de las dos calles céntricas de su ciudad, adentro de la sala, uno tras otro, otros vecinos dieron una lección de dignidad y firmeza a los jueces Larroque, Bustos Berrondo y Varsky. Todos los testigos del barrio contaron lo que vieron, y resistieron las enormes presiones con que jueces y defensa trataron de confundirlos, de asustarlos, de apretarlos.

También vinieron otros testigos, los de la defensa, como el hermano de Ayunta y el vecino que marcó a los pibes, que terminaron contradiciendo al propio policía, más hábil para disparar que para mentir con solidez.

Declaró también el ex jefe de Ayunta en el grupo Halcón, el comisario Rivero. Trate de imaginárselo: no muy alto, pero doble ancho. Remera y pantalón negros, bien ajustados, para resaltar cada músculo trabajosamente inflado en el gimnasio. Cuello de toro, cabeza cuadrada, mandíbula saliente. El pelo bien rapado en las sienes y la nuca, alfombrita chata en la coronilla, y un cuidado jopo en el flequillo, con rayitos rubios de peluquería, sobre los que calzaba unos carísimos anteojos de sol tipo vincha. Boogie el aceitoso versión siglo XXI…

Le preguntamos al Rambo local por la formación del grupo Halcón. “El policía de los grupos de elite es diferente. No es un policía común. ““dijo- El entrenamiento es físico, táctico y mental, porque el hombre tiene que mantener la frialdad en las situaciones de crisis”. Le preguntamos cuándo pueden usar el arma. “El hombre del Grupo Halcón sólo dispara cuando tiene asegurado el objetivo”, contestó. Repetimos la pregunta, le explicamos que queríamos saber qué dicen las leyes, los reglamentos y normas policiales, las recomendaciones de Naciones Unidas para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley sobre disparar contra un adolescente desarmado. Titubeó. Volvió con el entrenamiento físico, táctico y mental. Habló de los cursos con instructores yanquis e israelíes. Reprimimos la sonrisa e insistimos. “A mí nunca me mostraron nada de eso”, dijo, impostando la voz para esconder que se había puesto nervioso, igual que los jueces, porque a ellos no les gusta que sus perros guardianes los dejen al descubierto.

El enorme comisario de elite terminó desmoronándose, mostrando que toda esa musculatura y esa excelencia en la puntería tienen un sólo fin: proteger a los ricos, como en Cariló, mantener a raya a los pobres, como en Moreno.

“Esos chicos que traen a tocar el bombo y cortar la calle en lugar de enseñarles a trabajar van a terminar como Christopher Torres, me da vergüenza ajena”, dijo la defensora del policía, aprovechando para quedar bien con el tribunal, que un rato antes había increpado a los abogados de CORREPI por la “inaceptable presión” de la movilización bajo su augusta ventana.

El miércoles 16, al mediodía, el tribunal va a dictar sentencia. Tendrá que elegir entre condenar al policía Ayunta a prisión perpetua, como pedimos nosotros, o absolverlo y premiarlo por su dedicada tarea de limpieza, como pidió su defensora. En el medio, la fiscal, una de esas funcionarias judiciales con conflictos de culpa burguesa, se cubrió para un lado y para otro. También acusó por homicidio calificado y pidió perpetua. Pero después, dijo: “Y si el tribunal no está de acuerdo, pido que lo condenen por homicidio simple, y si tampoco está de acuerdo, puede ser un homicidio con exceso en la legítima defensa…” … parecía Groucho Marx… tengo esta acusación, pero si no le gusta tengo otras…

El miércoles 16, los indeseables vecinos de Moreno y los inaceptables militantes de CORREPI de todo el conurbano, vamos a estar de nuevo en Mercedes, cortando las calles y diciéndole asesino al asesino, a sus patrones y a los garantes de su impunidad.

POLICRIMINALES

En el marco de la causa por el asalto al camión blindado de Escobar, el miércoles fueron detenidos otros dos policías pertenecientes al Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de San Nicolás, también custodios de camiones blindados, y compañeros de los policías asesinados en la Panamericana.

Los allanamientos dieron cuenta que los sargentos Diego Rossi y Mauro Gallardo ya planeaban otro robo, pero esta vez a un banco en la ciudad de San Pedro, ya que encontraron información, croquis y planos de la entidad financiera.

Al día siguiente, un desarmadero ubicado en La Reja (Moreno) fue desbaratado. En el predio se encontraron autos robados con pedido de captura, autopartes ilegales, armas de fuego. ¿El dueño del taller? El ex-suboficial de la policía federal Juan Carlos Rapisardi, quien se encuentra prófugo de la justicia, ¿habrá salido a pasear en uno de sus autos?

Ese mismo día, Sergio Cortese, empresario del rubro del transporte de carga, fue detenido en La Plata, acusado de comandar la organización criminal integrada por policías y civiles que en Junio del año pasado robó $ 600.000 en una sucursal del banco Santander Río de la localidad de General Pacheco, Tigre, ubicada a 50 metros de la comisaría. Además, detuvieron al tío del empresario Mario Rubén Velázquez, de 52 años, ex policía federal. Se incautaron armas de fuego, uniformes policiales, chalecos antibala, inhibidores satelitales y equipos de comunicación, toda la tecnología al servicio de sus intereses.

Ningún país se salva del carácter criminal de las fuerzas de seguridad del estado, tal es la situación en Bolivia, donde cuatro integrantes de la fuerza fueron detenidos por formar parte de una banda que colaboraba en el envío de droga a EEUU. Uno de los acusados es nada más ni nada menos que el general René Sanabria Oropeza, quien cumplió funciones como máximo responsable de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico y principal asesor de Inteligencia Criminal del gobierno de Evo Morales. En esta misma investigación, se confirmó que un colombiano, de nombre Guillermo, conocido como “Memo”, habría contratado a los hermanos Juliá para llevar el cargamento de droga a España.

Desde robos “menores”, como el de un auto, pasando por grandes atracos a bancos y llegando al regenteo del narcotráfico, los perros guardianes de la burguesía no dudan en poner a su servicio toda la logística necesaria para parecerse cada vez más a la clase a la que protegen y envidian.

OTRA VEZ”¦REPRESIÓN

El pasado 2 de marzo, trabajadores ambulantes de la línea Roca cortaron las vías del ferrocarril en reclamo del pase de 200 vendedores ambulantes a planta permanente, esperando una respuesta por parte del Ministerio de Trabajo, que preside Carlos Tomada.

No sólo no obtuvieron la respuesta esperada, sino que, una vez más, este gobierno “de los derechos humanos” optó por la respuesta represiva hacia los trabajadores. El saldo del operativo llevado adelante por la Federal y por Gendarmería fue de 14 trabajadores detenidos.

El juez federal de Quilmes, Luis Armella, imputó a los trabajadores detenidos con los cargos de “extorsión” y “entorpecimiento” de la marcha de un transporte público. Una vez más, el brazo armado de la burguesía es utilizado para reprimir a los trabajadores, y los jueces, cumpliendo su función de cuidadores de los intereses de los poderosos, utilizan la “ley” para criminalizar la protesta.

Lo que el gobierno de Cristina Kirchner no dice, en complicidad con la dirigencia de UGOFE, es la precarización laboral y la falta de respuestas hacia los trabajadores, así como la férrea defensa de los intereses empresariales por parte del gobierno nacional. Este nuevo hecho de represión, involucra a varios de los actores “intelectuales” del asesinato del militante Mariano Ferreyra y que, casualmente, no están imputados en la causa por su responsabilidad en el trágico hecho de octubre del 2010: el gobierno nacional y UGOFE.

Mientras tanto, desde el ministerio que conduce Carlos Tomada, se afirma que este no es un conflicto laboral y que, por lo tanto, no merece ninguna respuesta por parte del ministerio y a Aníbal Fernández, Jefe de Gabinete de la Nación, reivindicando el operativo de desalojo de las vías del ferrocarril.

A LOS GOLPES CON LA BALA

En la causa por el homicidio de Mariano Ferreyra, y los demás compañeros heridos por manifestarse, se generó una noticia un tanto inusual, no porque no suela suceder, sino porque trascendió. Un perito de parte de la defensa, Roberto Locles, pidió ver el proyectil extraído del cuerpo de Mariano y cuando se lo dieron empezó a golpearlo, con el fin de deformarlo para sostener su tesis de un “rebote”.

Señor lector, imagínese a un “profesional” dentro de una dependencia de gendarmería, con cámaras y seguridad por todos lados, pegándole a la bala contra la mesa y tirándola contra las paredes, un bochorno… que debió estar muy bien pago.

En la primera oración decíamos “una noticia un tanto inusual” porque trascendió, porque no pocas veces, en nuestra militancia, hemos encontrado casos de gatillo fácil donde se roban las balas o las armas de las fiscalías, las actas aparecen borradas, tachadas o también se extravían. Desde la masacre de Budge, donde se robaron las armas de la caja fuerte del juzgado, hasta ayer nomás, en el caso Torres, donde también hubo un oportuno robo de efectos en la fiscalía de Moreno, o el caso Salcedo, en el que no sabemos si vamos a poder llegar al juicio, porque se robaron el proyectil recuperado en la autopsia…

Policías acusados de homicidio que se los asciende y premia, prueba que desaparece, peritos mercenarios de las defensas policiales que arriesgan todo para destruir evidencias… ¿Será que la justicia mira por debajo de las vendas? ¿O también se la robaron? En los tribunales de Mercedes, sobre la cúpula, se puede ver a una señora justicia con sus ojos descubiertos, sin venda. ¿Error o confesión?

NOTICIAS JUDICIALES QUE MUESTRAN LA HILACHA

Dos fusilamientos por gatillo fácil, inocultables. Dos formas diferentes de encontrarle la vuelta, desde el poder, para defender a sus verdugos:

Caso 1: Sonia Colman, fusilada por el policía Oscar Benítez en Del Viso la víspera de nochebuena de 2007, mientras la militante social y madre de tres hijas trabajaba vendiendo artículos para parrillas en una esquina céntrica. Hace casi cuatro años que luchamos para llevar a juicio al policía, que, con el pretexto de detener un auto en el que escapaban dos ladrones de una billetera, disparó con su escopeta Mossberq 12/70 contra la multitud de peatones y automovilistas en pleno centro comercial. Una de las postas de plomo atravesó el corazón de Sonia.

Finalmente, cuando ya al fiscal de Benavídez no le quedaron más recursos para dilatar la cosa, se desprendió de la causa con una excusa y la mandó al fiscal de Pilar. Éste, bien aprendido, usó otra excusa y la reenvió al fiscal de Investigaciones Complejas de San Isidro. El tercer fiscal, Claudio Scapolán, hizo como su colega de Mercedes: acusó por homicidio simple, pero, alternativamente, por si al juez le parecía mucho, también acusó por homicidio culposo (sin intención de matar), cosa de dejar la puerta abierta a una pena en suspenso de menos de 5 años.

Caso 2: Héctor “Pule” Otero, fusilado por el policía Raúl Smith en octubre de 2002 en La Matanza. El juicio contra el policía empezó hace cuatro años, pero una maniobra de la defensa lo suspendió. Cada semana, desde entonces, hemos ido a pedir novedades de la reanudación. Excusa tras excusa, hasta que, esta semana, nos recibieron con la noticia de que la fiscalía y la defensa llegaron a un acuerdo, y ya no habrá debate oral. El fiscal redujo la acusación a un homicidio con exceso de la legítima defensa, el defensor lo aceptó, y el tribunal dijo que tres años de pena en suspenso eran más que suficientes. Todos contentos, firmaron el juicio abreviado, sin público ni particular damnificado, y quizás hasta brindaron al terminar.

En el caso de Pule, a CORREPI, a su mamá y sus hermanas, no les queda ningún recurso judicial, porque el abreviado es un procedimiento “legal” y no requiere el visto bueno de la familia de la víctima. En el caso de Sonia, iremos a ese juicio con doble acusación del fiscal para acusar, nosotros, por homicidio calificado, y pedir la prisión perpetua que nunca, nunca, le quieren dar a los policías.

EL ¿NUEVO? MODELO DE SEGURIDAD

Bien lo dijo Verbitsky, uno de los mayores defensores de Cristina, y asesor en la creación del nuevo Ministerio de Seguridad de la Nación: “el discurso de la represión ya no cala en la sociedad”, por eso se elimina el discurso, pero no la represión, que será cada vez más encubierta y selectiva. Bien al estilo K.

Hay que escuchar con atención las palabras de la presidenta en su discurso en el Congreso, inaugurando las sesiones de este año. Año electoral, por cierto, de allí que fue ineludible hacer referencia al tema “seguridad”. La seguridad de ellos, claro esta.

En ese discurso pidió convenientemente “no ideologizar” el tema e indicó que buscará incrementar la presencia policial en las calles, “que es donde deben estar”.

También hizo referencia públicamente, hace pocos días, en un acto en la nuv sede de la Universidad Jauretche, a la baja de la edad de la imputabilidad. Dijo Cristina que “hacer una reducción de 16 a 14 años parece lógica”, y que responde a una “adecuación de los tiempos”.

De la mano con esto, Scioli aseguró que el tema “seguridad” es “la principal preocupación de nuestro pueblo”, para dejar bien claro cuál es el “pueblo” al que su gobierno representa, porque las preocupaciones del pueblo trabajador y de la juventud argentina son otras, bien distintas a las que él va a apuntar. Y para su principal objetivo anunció un aumento del 32% del presupuesto en materia de Seguridad.

El “Operativo Centinela” con 6.000 gendarmes, 500 vehículos y 150 millones de presupuesto; la vigente “Ley Antiterrorista”; la creación del nuevo Ministerio de Seguridad a cargo de Nilda Garré y la masiva instalación de cámaras de seguridad a lo largo de todo el país, las que, cual ojo de Mordor se ocuparán de vigilar a la clases desposeídas, a nuestros pibes y todo aquel que luche contra este sistema injusto, basado en la explotación del ser humano.

El perro guardián parece cambiar su pelaje, pero nunca su naturaleza, su función: ser el brazo armado del estado capitalista.

PRÓXIMAS ACTIVIDADES:

Miércoles 16 de marzo, a las 12:00, movilización a los tribunales de Mercedes, para escuchar la sentencia al policía Luis Oscar Ayunta, asesino de Christopher Torres.

A 20 años de la detención y muerte de Walter Bulacio, CORREPI realizará durante todo el mes de abril, actividades y jornadas en lugares públicos, escuelas y universidades, de las que iremos informando, para culminar, el viernes 29 de abril, con un acto-festival en Plaza de Mayo.

CORREPI

Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional

Ciudad de Buenos Aires “¢ Argentina

correpi@fibertel.com.ar



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba