23/10/2010

Declaración de la Corriente Político Sindical “Rompiendo cadenas” ante las elecciones en la CTA

Reproducimos:

DECLARACIÓN DE LA CORRIENTE POLÍTICO SINDICAL “ROMPIENDO CADENAS” ANTE LAS ELECCIONES DE LA CTA

Las elecciones de la CTA se han convertido en un significativo hecho de la escena política nacional; no por el hecho progresivo que aparentemente podría significar una elección directa de autoridades, frente al carácter verticalista, burocrático y “pejotista” de la CGT; sino por la virulencia de los ataques cruzados en la campaña electoral, los enfrentamientos internos, las maniobras y tergiversaciones, la escasa participación y, por último, las acusaciones cruzadas de maniobras fraudulentas de una y otra lista. Todos estos elementos pusieron en tela de juicio la legitimidad de la próxima conducción, cualquiera sea ésta, y dejaron a la Central al borde de la ruptura.

Más allá de si se concreta o no la división, nada volverá a ser igual. En los hechos, la CTA aparece fracturada. Resta saber cómo impactará esto en el activismo que militó por alguno de los sectores en pugna, así como en el conjunto de los trabajadores afiliados.

Pero la crisis que atraviesa la Central no es nueva, hubo ya un largo recorrido desde la ya mítica reunión de Burzaco y de haber encabezado las resistencias al neoliberalismo en los primeros años de la década de los “™90; como decíamos en el documento que hicimos público antes las elecciones, “Hay responsabilidades ineludibles en esa dirigencia, que puso a la CTA a remolque de distintas políticas y gobiernos patronales, como el de la Alianza, y se guardó en la rebelión de diciembre de 2001. Esta crisis pone en veredas enfrentadas a dos sectores que expresan concepciones parecidas de la construcción sindical, aunque hoy se dividan por una caracterización diferente respecto al rol del Gobierno kirchnerista y sus aliados”.

En los papeles, las cuestiones en debate estuvieron centradas respecto al grado de autonomía de la Central en relación al Estado y al Gobierno y por otro al carácter de central construir, por un lado pareciera plantearse una central sindical que se afirme en los sindicatos y el otro se plantea una central de nuevo tipo, de composición más heterogénea donde cumplirían un rol más importantes los movimientos territoriales y culturales. Pero en la práctica, estos importantes debates, terminaron en la pobre discusión de si se está a favor o en contra del Gobierno, favoreciendo así la estrategia polarizadora de las clases dominantes, entre el kirchnerismo y la oposición parlamentaria y mediática.

Pero lo que también salta a la vista es que la discusión central no solo es ideológica, acerca de cómo se posiciona la Central frente al Gobierno, sino también lo que materialmente representa el control de un poderoso aparato sindical con sus respectivos vicios burocráticos, que eligió 16800 puestos en todo el país, entre directivos, congresales tanto seccionales como nacionales que corresponden a un inflado y promocionado padrón de 1.413.000 afiliados, pero el bajo nivel de participación indica que por cada puesto en disputa votaron en promedio menos de 20 afiliados, lo que pone en debate cuál es la representatividad real de la CTA y el tamaño de semejante aparato.

Estas elecciones están cerrando un período caracterizado tanto por el esfuerzo de construcción de casi dos décadas como por la pérdida de rumbo de los últimos años y han tirado por la borda la legitimidad construida en muchos trabajadores que no pertenecían a la Central. La posibilidad de la fractura y el aumento de la fragmentación no hacen más que aumentar las dificultades de todos los que apostamos a la reconstrucción y reorganización de la clase trabajadora sobre nuevas bases.

En los meses previos a las elecciones de la CTA, distintos agrupamientos, delegados/as y militantes sindicales que coincidimos en general en una forma de construcción democrática, en los posicionamientos ante la coyuntura política y en un horizonte de cambio social profundo, nos pronunciamos “por una CTA capaz de sumar a un proyecto colectivo emancipador, una CTA que impulse activamente las profundas transformaciones sociales necesarias, una CTA que asuma las mejores tradiciones de lucha para evitar que los poderosos nos impongan su salida a la crisis capitalista con el saqueo de los bienes de la naturaleza, la guerra o el ajuste económico.”

En estas reuniones evaluamos la posibilidad de presentar una lista alternativa a lo que ya se preveía, sería una polarización entre los dos sectores en que se dividió la conducción “histórica” de la Central. Finalmente, se evaluó que ante la situación de extrema polarización, la diversidad de realidades de cada región y la fragmentación a nivel nacional, no había condiciones para construir una lista representativa, integrada por conducciones democráticas y por distintas construcciones de base. Pero acordamos que una tarea central de la etapa tiene que ser justamente avanzar en mayores niveles de unidad y organización, con debates y posicionándonos en conjunto, en el camino de impulsar un nuevo espacio, que reúna a muchas compañeras y compañeros que, en todo el país, luchamos por un sindicalismo democrático, de clase, y basado en los intereses de las mayorías populares.

Con el objetivo de continuar esa necesaria reflexión y reiterando lo expresado en la declaración previa a las elecciones de CTA, hacemos este nuevo llamamiento para seguir construyendo una unidad vital. Necesitamos que nuestras construcciones no queden aisladas en el localismo, y puedan proyectar, en el mediano plazo, una alternativa a nivel nacional.

“En este sentido, proponemos un debate sobre los cambios que necesitamos para desplegar una práctica política y sindical distinta. Cambios que expresen las ideas que animan nuestra militancia, tales como la apertura de espacios amplios de discusión sobre las problemáticas laborales y en general sobre el rumbo político del país, una formación permanente del activismo y de la base que nos permita avanzar en la organización, la elaboración de propuestas y planes de lucha en función de mandatos de base, la tolerancia a las ideas presentes en el conjunto del campo popular (en oposición a las estructuras verticalistas y burocráticas de todo el sindicalismo), la representación de las minorías y sobre todas las cosas, la no subordinación de la fuerza social construida a un proyecto ajeno a los intereses de la clase trabajadora.

Llamamos a construir juntos un canal de expresión de todos los sectores sindicales que vienen luchando y construyendo desde esta perspectiva. En la medida en que unifiquemos esta alternativa común que abarque a distintas direcciones y representaciones sindicales y agrupaciones de base, habremos dado un paso importante en el camino de construir la perspectiva política y las organizaciones que nuestra clase trabajadora y nuestro pueblo necesitan”.

 Norberto Señor (Secretario General de la Seccional Gran Buenos Aires Sur de ATE).

 Enrique Gandolfo (Secretario Adjunto de. SUTEBA Bahía Blanca, y Secretario General de la CTA Bahía Blanca ““ Coronel Dorrego).

 Alejandro Mascareño (Secretario General de la Seccional Almirante Brown ““ Presidente Perón de ATE).

 Juan Pablo Casiello (Agrupación Margen Izquierdo AMSAFE Seccional Rosario).

 Jorge Montero (Delegado General de Comisión Interna Shell de Dock Sud).

 Carlos González (Delegado General de Comisión Interna SIDERAR Haedo ““ UOM).

 Luis Angió (Ex Delegado General de Comisión Interna Seccional Buenos Aires del Banco Provincia de Buenos Aires).

 Susana Ancarola (Secretaria de Prensa de la Seccional Gran Buenos Aires Sur de ATE).

 Comisión Interna de Acetatos Quilmes.

 Gustavo Ibaldi y Jorge Pérez (Agrupación Verde de SUTEBA Almirante Brown).

 Marcos Britos y Pablo Goodbar (Agrupación Semilla Ramírez de Trabajadores de la UBA en el ETUN).

 Raúl Wanzo (Lista Negra de ATE Río Turbio).

 Jerónimo Altschuller (UTP).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba