23/10/2010

CABA: Huelga de hambre en el Centro Universitario de Devoto

Difundimos:

SITUACIÓN DEL CUD

Los abajo firmantes, estudiantes en situación de encierro en la Cárcel de Villa Devoto de Bs As, Argentina, agradeceremos la difusión y toma de posición respecto del texto que sigue:

Ante el grave ataque al Programa UBA XXII de educación universitaria en cárceles, estudiantes universitarios en situación de encierro se declaran en huelga de hambre.

El Programa UBA XXII, que este año cumple veinticinco años de trayectoria, es una referencia indiscutida a nivel internacional sobre proyectos educativos en contextos de encierro y se asienta en los objetivos y pilares fundacionales de la UBA tanto respecto de su función educativa y en la producción de conocimiento como de la responsabilidad social que implica la formación académica, la investigación y la extensión universitaria. Se rige por el principio de autogestión, en el convencimiento de que los privados de libertad deben ejercer, en tanto estudiantes universitarios, los mismos derechos y obligaciones atenientes a la vida académica que en la vida libre.

El Programa UBA XXII viene atravesando una situación excepcional a partir del recrudecimiento, en los últimos meses, de los obstáculos que históricamente pusieron las autoridades y agentes del SPF para el normal desarrollo de las actividades de la Universidad en la cárcel. El 23 de septiembre de 2010, el Centro Universitario Devoto (CUD) fue allanado con orden judicial, sin ningún tipo de notificación a la UBA. El allanamiento lo realizó el cuerpo de requisa del SPF, personal militarizado, provisto de armas largas, escudos y cascos. Un docente de la Carrera de Sociología fue desalojado de manera brusca junto con los estudiantes y el resto de los internos que había en el lugar.

A partir de este hecho y pretextando “razones de seguridad”, de manera unilateral, sin poner a consideración ni dar aviso a la UBA, el SPF procedió a:

1. Suspender las actividades del CUD durante dos días;

2. Desalojar a los estudiantes y coordinadores internos residentes, que son quienes cuidan el patrimonio y la integridad del espacio universitario;

3. Producir traslados y cambios de alojamiento de estudiantes detenidos;

4. Impedir el ingreso al penal de docentes y estudiantes del medio libre “hasta nueva orden de la superioridad”

5. Modificar el espacio físico del CUD, tranformando la Sala de Profesores del mismo en un espacio con rejas sin destino definido hasta el momento.

6. Pretender trasladar a otro sector de la cárcel el lugar físico donde se desarrollan distintas actividades extracurriculares como los Cursos de Computación, la Asesoría Jurídica, la Asesoría Social, el Proyecto Ave Fénix y otras actividades cursos y talleres, todos ellos organizados por las distintas unidades académicas y coordinados por estudiantes y docentes, detenidos y del medio libre, agrediendo los principios de autonomía universitaria y autogestión que regulan la vida académica en este Centro desde hace veinticinco años.

Todas estas medidas constituyen un atropello a la autonomía universitaria y un ataque directo a todos los actores que hacen día a día el programa UBA XXII: docentes, estudiantes y autoridades.
 
Ante esta situación, y luego de agotar infructuosamente las instancias que podían haber permitido establecer un diálogo con las autoridades penitenciarias, los abajo firmantes, estudiantes universitarios en situación de encierro, nos declaramos en Huelga de Hambre Pacífica y solicitamos:

1.- Que las máximas autoridades universitarias de la UBA soliciten explicaciones y exijan formalmente al SPF y Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación el respeto irrestricto a los convenios y resoluciones existentes y las garantías y derechos de alumnos, docentes y profesionales incluidos en el Programa UBAXXII, retrotrayendo el conflicto a la situación histórica de autogestión y autogobierno en la que viene funcionando este Programa durante sus veinticinco años de existencia.

2.- Que se prevean mecanismos jurídicos pertinentes a fin de garantizar el cumplimiento efectivo del convenio UBA-SPF y las resoluciones posteriores; En tal sentido, solicitamos la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el conflicto planteado, dada la gravedad institucional que reviste el mismo.

3.- A la comunidad académica en su conjunto, a las personalidades de la cultura y la política, a los medios periodísticos y a la opinión pública en general, que tomen conocimiento de este gravísimo atropello a los derechos elementales a estudiar y enseñar. Que sepan que existe un puñado de hombres dispuestos a seguir hasta sus últimas consecuencias esta huelga de hambre en defensa de la Universidad Pública, del derecho a la autogestión y de la posibilidad de adquirir, a través del conocimiento, herramientas para romper con la lógica del encierro y la reincidencia en el delito.

Rodolfo Oscar Rodríguez, Estudiante de Sociología./ Estudiante de Psicología.-

Fabio Julio Galante, Estudiante de Sociología./ Abogado recibido en el CUD.-

Diego Sebastián Petrissans, Estudiante de Sociología./ Estudiante de Derecho.-

Gastón Darío Brossio, Estudiante de Filosofía y Letras.-

Martín Oscar Romero, Estudiante del Ciclo Básico Común.-

Jorge Luis Ramírez Figueroa, Estudiante del Ciclo Básico Común.-

Juan Carlos Pérez, Estudiante del Ciclo Básico Común.-



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba