24/08/2010

Causa ESMA: Indican dónde estarían archivos de la represión

Difundimos el siguiente comunicado:

INDICAN DÓNDE ESTARÍAN ARCHIVOS DE LA REPRESIÓN Y EL
TRIBUNAL NIEGA SU BÚSQUEDA

En las audiencias que se desarrollan en el juicio contra los
genocidas que actuaron en la Escuela de Mecánica de la Armada , un
testigo que además de sobreviviente de la ESMA es hoy funcionario de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación , brindó importantes
apreciaciones sobre dónde se encontrarían los archivos que guardan uno de los más importantes secretos de la dictadura: el destino de los más de 5000 detenidos desaparecidos que pasaron por ese centro de exterminio y detención.

Por la unificación de los juicios Detenida-desaparecida en la ESMA, Dora Laura Seoane reclamó hoy a la Justicia la unificación de los juicios a fin de evitar “el dolor y sufrimiento” que causa a los testigos tener que revivir los tormentos a los que fueron sometidos durante su cautiverio.

Seoane, quien es esposa de Víctor Basterra, el obrero gráfico que pudo sacar de la ESMA fotografías de detenidos y represores que actuaron en el centro clandestino, reconoció a tres de sus secuestradores y torturadores.

Al declarar en el juicio oral que lleva adelante el Tribunal Oral Federal número 5, Seoane identificó a Adolfo Miguel Donda, Ricardo Cavallo y al oficial médico Carlos Capdevilla. A propósito, aseguró que las fotografías que pudo sacar su marido de la ESMA reflejan la imagen de los represores “tal como se veían en aquella época”.

Víctor Melchor Basterra ocultó durante su cautiverio copias ográficas
y valiosa documentación que recién pudo sacar de l a ESMA cuando le
permitieron visitar a su mujer, quien ya había sido liberada junto a su pequeña hija y permanecía en el domicilio de su hermano en La Plata.

Buenos Aires, 20 de agosto de 2010



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba