20/07/2010

CABA: La lucha del Instituto Joaquín V. González

Reproducimos:

La semana pasada el Consejo Directivo del Instituto Joaquín V. González suspendió las clases por problemas de infraestructura, pero no suspendió la elección por el Plan de Estudio. La continuidad del Plan de Estudio de Historia desde hace tiempo genera un debate profundo. Por ello, estudiantes, docentes y graduados se manifestaron contra la maniobra del Consejo Directivo que desestimó la propuesta de un nuevo Plan y defiende el voto ponderado. Se logró detener la elección fraudulenta pero la lucha continúa porque las políticas de los años ´90 aún están presentes en el Joaquín.

Esta semana el Consejo Directivo del Instituto Superior de Profesorado “Joaquín V. González” decidió suspender las clases por problemas de infraestructura. Casualmente se votaba en estos días el Plan de Estudio de la carrera del Profesorado de Historia. Estudiantes, docentes y graduados del Instituto se manifestaron ante la clara maniobra política del Consejo Directivo para desplazar a aquellos que cuestionan el vaciamiento de la Educación Pública.

Las elecciones del 13, 14 y 15 de julio no se realizaron gracias a la lucha de diferentes sectores del Profesorado que bloquearon las puertas durante esos días. La idea fue no dejar pasar a la Junta Electoral, teniendo en cuenta que el edificio está cerrado por la ruptura de un caño el 8 de julio pasado. Además, en estos días de conflicto, el rectorado amenazó a los estudiantes con la posible firma de un papel en el que se aceptaba que no se podía votar por el bloqueo de las puertas, supuestamente, si los estudiantes no firmaban ese papel no podrían rendir finales.

Asimismo, estudiantes presentaron una nota hoy al Ministerio de Educación de la Ciudad y de la Nación defendiendo el proyecto del nuevo Plan y contra el voto ponderado en el Consejo Directivo de la institución (el texto de las cartas se adjunta en esta nota). El conflicto actual en el Profesorado tiene una historia larga de la cual trataremos de dar cuenta.


El corte

En el sitio de Internet del Instituto se comunica la suspensión de clases “motivada por una pérdida importante de agua de los pisos superiores hacia el hall central.” Y se dice, también, que “el problema se encuentra en reparación por la Dirección General de Infraestructura Escolar”. Primero sólo se suspendían las clases por el lunes 12 y martes 13, luego se extendió la suspensión ya que, según el Consejo Directivo, “es de notar que al observar el recorrido del agua que bajaba del techo del hall de entrada, se observó la rotura de un caño maestro. Su reparación implica la necesidad ineludible de trabajar sobre el respectivo techo, tanto a los efectos de tener una idea de la gravedad de la rotura como de efectuar su reparación.”

Ahora bien, suena razonable la sospecha de ciertos sectores de estudiantes, docentes y graduados, a los que le llama poderosamente la atención que estos problemas de infraestructura de larga data, tengan que ser resueltos en la misma semana en que toda la “comunidad educativa” tiene que refrendar el Plan de Estudio del Profesorado de Historia. Está en discusión desde hace meses en plenarios abiertos un nuevo Plan de Estudio que, casualmente, fue boicoteado por los sectores que más se acomodan a las políticas de vaciamiento de la educación dentro del Instituto. Primero se acusó a la propuesta de ser “macrista”, luego se intentó desde los pasillos y las aulas desarticular las coincidencias para apoyar este Plan novedoso pregonando que este Plan iba contra la democracia de la institución. Se mostró abiertamente la desesperación. La policía uniformada o camuflada sin identificarse se hizo presente estos días en los pasillos del edificio de Ayacucho 632. Por último se suspendieron las clases para votar a la medida del Consejo Directivo.

Declaraba el presidente del Centro de Estudiantes a esta Agencia días atrás: “El Plan que impulsamos no responde al gobierno de la Ciudad y por eso están tratando a como dé lugar, incluso sin clases, o mandando las patotas para que nos peguen, de imponer un Plan de estudio con un claro vaciamiento de contenidos”. La refrenda del Plan que presenta el Consejo Directivo, a través de la utilización del voto ponderado, significaría no sólo el vaciamiento de los contenidos a los que nos tiene acostumbrados desde los ´90, sino que los ingresantes 2009 y 2010 perderían la validez nacional de sus títulos porque el Instituto ya no tiene incumbencia nacional sino que depende del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cuántos votantes tendría el Plan de estudio del Consejo Directivo si no hay clases en el profesorado?

Historias de Historia

Quién supone que aquellos procesos de destrucción de la Educación Pública del menemismo han terminado, no sólo se equivoca sino que, además, no puede ver la realidad. Este conflicto se puede explicar sólo observando su desarrollo histórico.

El Instituto Superior de Profesorado “Joaquín V. González” tiene más de un siglo de historia y es una de los pilares de la educación en la Ciudad de Buenos Aires y referente a nivel nacional. Como tal, sufrió todas las ventajas e imposiciones del Estado desde su comienzo. El propio ímpetu de lucha de estudiantes, docentes y graduados resiste, como sucede en otras instituciones educativas como el profesorado Alicia M. De Justo, en los colegios Nacional Buenos Aires y Mariano Acosta. Durante la última dictadura se dio la formación clandestina del Centro de Estudiantes, durante el menemato fue una de las pocas instituciones de formación que impidió la aplicación del vaciamiento educativo con tomas y marchas en conjunto con el Moreau de Justo, democratizó el reglamento de la Junta de Historia con una jefa de departamento cogobernando con una asamblea permanente de estudiantes y docentes, fue intervenida por el Gobierno de la Ciudad durante nueve años y luchó por un edificio propio que le estuvo negado desde sus orígenes y obtuvo la elección de sus propias autoridades creando canales de dialogo y autonomía de decisiones internas; entre ellas la de hacer su propio Plan de Estudio. Si miramos la historia como proceso podemos ver que desde 1982, en momentos de la última dictadura cívico- militar, existe en “El Joaquín” una resistencia, con marchas y contramarchas, que se opone a las imposiciones de políticas destructivas de este espacio.

zzz.jpg


El Plan

Desde hace dos años atrás en el Joaquín V. González, se abrieron debates académicos y políticos para la elaboración de un plan de estudio para el profesorado de Historia. Entraron en choque dos tipos de metodologías que responden al cómo se hace un plan de estudio y quiénes lo llevan a cabo. Mediante los canales de la burocracia institucional que, generalmente da la espalda a docentes y estudiantes, o buscando la participación democrática de toda la “comunidad educativa”. En el profesorado de historia se presentó en el 2008 una propuesta que pretendía aggiornar el plan de estudio vigente que data de 1971. Se propuso una reforma parcial donde se aumentarían las cargas horarias y donde se respetarían sus puestos de trabajo, pero que terminaba sin modificaciones sustanciales en cuanto lo académico y lo ideológico para enfrentar las problemáticas que llevan la formación docente. Sencillamente se adaptó una reforma a esquemas impuestos por los marcos institucionales expresados en la resolución 1230, que aplicaba en la Ciudad de Buenos Aires la Ley Federal de Educación.

Así fue que un importante sector del estudiantado, incómodos al no ser ni consultados ni llamados a ser parte, comenzó a dar el debate suelto en las clases y en los pasillos y se llegó a gestar un espacio de participación que rechazaba los mecanismos desmovilizadores y antidemocráticos del grupo de docentes y que comenzó a ser una alternativa real. De manera nació el Espacio Abierto de una Reforma entre Todos, donde un nutrido sector estudiantil con el apoyo de cada vez más docentes terminó presentando un programa de estudio con un método de debate a través siete plenarios donde participaron entre 200 y 300 estudiantes y docentes. Lo esencial del Espacio pareciera dar forma a un proyecto que garantizaba la participación de distintos compañeros con visiones ideológicas amplias. La visión crítica llevó al Espacio a recrear un modelo de aprendizaje crítico, concibiendo al docente como un profesional intelectual y como un trabajador de la educación, es decir, con un perfil de acción y compromiso.

De esta manera, se daría uso a herramientas técnicas pedagógicas-académicas no pensadas hasta ahora. La incorporación y fundamentación de materias como “Problemáticas sociales del Aula”, “Enseñanza de la Historia”, “Historia de las formaciones sociales del Mediterráneo” (interrelacionando las culturas y geografías políticas de las llamadas edades antiguas y clásicas como lo son Grecia, Roma, Egipto y Mesopotamia), “Historia de la conformación del sistema Capitalista” e “Historia de la consolidación del sistema Capitalista” (rompiendo nuevamente con el esquema positivista de las edades Media, Moderna y Contemporánea), una actual interpretación del mapa americano reconociendo la particularidad y la importancia histórica antes de la llegada del colonialismo europeo, acabando así con la idea de la prehistoria americana como una era de “incivilización” y atraso antes de la llegada de la cultura blanca, etc., etc. Se puede leer además una orientación especifica electiva que puede ser hacia el americanismo (con Historia de los Pueblos Originarios, del Arte Americano, del Movimiento Obrero y Campesino en América), una general (con Historia de las revoluciones, historia de las problemáticas Contemporáneas Mundiales, de Estados Unidos y Rusia), una clásica (con Historia de Grecia y Roma, Historia General de Asia y África, Historia de las religiones) y una bilingüe.

Con un plan de estudio debatiéndose en clases y en plenarios, y con otro plan endeble y aggiornado, se fortaleció un proceso que presentó a las autoridades una encrucijada letal: o se democratizaban e incorporaban a los estudiantes y los docentes que no fueron parte de la comisión del 2008 o tiraban por la basura el ropaje de progres y “setentistas” en sus clases y elevaban su plan mezquino a como dé lugar.

COMUNICADO

Buenos Aires, 16 de julio de 2010
Sr. ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni.
S / D

Por la presente nos dirigimos a usted con el motivo de:
1. Solicitarle la extensión de los plazos para la presentación de los planes de estudio de la carrera de historia.

2. Presentarle copia (adjunta) de las cartas documento enviadas al señor rector del I.S.P.J.V.G. Profesor Francisco Velazco y la señora Jefa del departamento de Historia profesora Liliana Barela, con el fin de notificar la conformación de la junta electoral que presidió las elecciones realizadas con fecha 18, 19 y 20 de mayo del corriente año, Para plebiscitar los planes de estudio del citado departamento.
Adjuntamos también copia del acta de cierre de las mencionadas elecciones, certificada por escribano.
Asimismo, quedan a su disposición todos los documentos que obran en nuestro poder referidos a dichas elecciones.

3. Exigirle restituya la validez nacional de las cohortes 2009 y 2010 de la Carrera de Historia.
Teniendo en cuenta los hechos de público conocimiento acaecidos en los últimos días, exigimos no se reconozca ningún plan que no haya sido elegido, en elecciones democráticas, en el seno del departamento de historia. En caso contrario no dudaremos en tomar las medidas que creamos pertinentes para defender la educación pública y gratuita para todos.

Esperamos pronta respuesta.

Centro de Estudiantes del Instituto Superior Profesorado Dr. Joaquín V. González

Asamblea de Estudiantes de la Carrera de Historia del Instituto Superior Profesorado Dr. Joaquín V. González



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba