15/07/2010

Reclaman que se anule la Asamblea de la UTPBA por fraude

Difundimos. Gentileza de la Agencia de Noticias Rodolfo Walsh

Trabajadores de agencias de noticias, diarios, revistas, radios, canales de televisión y productoras pidieron al Ministerio de Trabajo de la Nación que impugne por fraude la Asamblea de Junta Electoral realizada por la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) el martes 29 de junio en las instalaciones del Club Atlanta.

El pedido formal fue presentado en el Ministerio de Trabajo con una nota firmada por 45 delegados de Télam, DyN, NA, Editorial Perfil, La Nación, Página/12, El Cronista, Miradas al Sur, Crónica, Diario Popular, BAE, Crítica de la Argentina, Revista Veintitrés, El Argentino.com, Canal 13 y TN, Infomedia Producciones y las agrupaciones Naranja de Prensa, Colectivo Trabajadores de Prensa y La Gremial de Prensa.

Además, se adjuntó un acta firmada por un escribano público en el que se enunciaron todas las irregularidades registradas durante la Asamblea, fundamentalmente donde se demuestra que un numeroso grupo de personas entró sin acreditarse, franqueados por dirigentes o empleados de la Utpba. Se entregaron también siete registros fotográficos de las votaciones realizadas a mano alzada y sin ningún control, comunicados de la UTPBA posteriores a la Asamblea y copias de las dos mociones presentadas durante la Asamblea por los denunciantes.

Los firmantes, en representación de cientos de trabajadores del gremio, solicitaron al ministro Carlos Tomada que declare nula la Asamblea Extraordinaria realizada por la UTPBA, que suspenda los plazos del proceso electoral y no se ponga en funciones a los miembros de una Junta Electoral que no representa mayoría y minoría, y que se convoque a una nueva Asamblea “en la que se cumplan todas las previsiones legales y estatutarias, sin trampas, sin fraudes y respetando los derechos de los trabajadores de prensa”.

El pedido de nulidad se presentó tras haber constatado que numerosos asistentes a la Asamblea ingresaron al microestadio sin acreditarse de ninguna forma, mientras afiliados que se presentaron con su documentación ante las mesas de control no figuraban en el padrón, tales son los casos de Ana Vainman -quien no figuraba pese a ser actualmente delegada del diario Buenos Aires Económico-; Luis María Herr -delegado del diario Crítica de la Argentina, que está peleando por la reapertura de su fuente de trabajo-; y Felipe Celesia, afiliado 21.740, -quien fue candidato a delegado en la agencia de noticias Télam-.

En la presentación realizada ante el MTSS, los trabajadores denunciaron que la mayor parte de las personas que entraron masivamente a la Asamblea sin acreditar su condición de afiliados al sindicato habían bajado de micros y combis, en forma organizada y que esas mismas personas fueron las que notoriamente hostilizaron a los trabajadores de prensa que acreditaron debidamente su condición de afiliados, muchos de ellos delegados gremiales, activistas, periodistas y trabajadores de prensa de trayectoria en el gremio.

La denuncia también deja constancia que el oficialismo presentó dos listas con el objetivo de apropiarse fraudulentamente de la mayoría y la minoría, a sabiendas que la oposición presentaba una lista unificada, que fue presentada en medio de agravios y amenazas al orador.

Entre las personas que votaron al sector oficialista se contaron empleados del sindicato y de la obra social OSTPBA.

El texto presentado ante la cartera laboral detalla que “la maniobra de presentar dos listas tiende a eludir la presencia opositora en la Junta Electoral, que en una elección de esta naturaleza con un padrón sospechado de vicios e irregularidades, tiene la finalidad de garantizar la transparencia del proceso electoral de setiembre próximo” y agrega que como prueba del fraude, “en las dos listas presentadas por la conducción de la UTPBA figura un mismo candidato, que es el periodista William Puente, quien creemos que desconoce hasta esta instancia que ha sido utilizado para pergeñar esta defraudación a los derechos de sus compañeros”.

Los periodistas del arco opositor explicaron que “el oficialismo consagró como mayoría y minoría a las dos listas propias, presentadas burdamente como dos listas independientes entre sí” y detallaron que la votación de éstas se realizó a mano alzada, sin diferenciar a los votantes de cada una, lo que da lugar a que un mismo votante haya levantado su mano en la elección de ambas listas.

Además, los denunciantes dejaron constancia de que el primer cómputo -que realizó uno de los afiliados cercano a la conducción- dio como resultado 59 votos y que ante las protestas que realizaron contaron de nuevo y el cómputo ascendió a 92 votos, lo que no responde a la realidad, ya que se ha constatado mediante documentos gráficos que la minoría alcanzó 130 votos.

Entre las diversas irregularidades registradas también se destaca que no hay datos reales de cuántos asistentes estaban dentro del recinto; porque no lo informaron los organizadores y porque la suma de los votos de las tres mociones da una cifra menor (alrededor de 250 personas menos) de los 1.000 concurrentes que informó la UTPBA en un comunicado oficial y que se distribuyó en las jornadas posteriores a la Asamblea.

Finalmente, los denunciantes expresaron que “desde el comienzo hasta el Final toda la Asamblea estuvo viciada de nulidad” y solicitaron al Ministerio de Trabajo que anule la asamblea y convoque a otra que respete la voluntad de los afiliados y los principios más elementales de libertad y democracia sindical.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba