24/06/2010

Bs As Viernes 25 de junio: Olla popular de Corrientes y A. Gallardo

Reproducimos:

La crisis causó tres nuevas muertes (siempre es el estado)

Asombradxs, o no… indignadxs, o no, asistimos irónicamente a otra represión contra las personas. No es casualidad la forma de titular, de mostrar, de los medios.

En el caso de Bariloche, en el de Darío y Maxi, en el de Carlos Fuentealba, en el de Luciano Arruga (?), en el de Kiki y Ezequiel, en el de… tantos, tantas.
Digo irónicamente por esta forma de tomar el tema, de titular, pero también porque ironizar es parte de la lucha, de la movida, de las resistencias y rebeldías varias que nos pintan. A nosotrxs, a los estudiantes, trabajadores/as, desocupadas/os, y tantas otras categorizaciones que usamos. Nosotros/as ironizamos y nos interpelamos y también a otrxs.

No es casualidad tampoco que muchas personas, aunque no tantas, salgan a apoyar el accionar policial. La crisis es la crisis del sistema, las paredes de las casas tiemblan por los ruidos de los de abajo, y por el miedo de los de adentro, de los del capital. O de quiénes hablamos? Muchos de estos personajes están estupidizados por la visión de los medios, y otros tantos por la visión de quienes dicen no ser los medios, pero son el estado, en las manos de un gobierno que se dice defensor de los DDHH.

Y los medios, nunca se despegan de él, solo planean ser sus representantes por otros medios, pero nunca se cuestiona al estado, sí al gobierno.

Hecha esta aclaración, nos situamos en el medio de los medios y el gobierno, del otro lado del estado, por arriba de los humos capitalistas, con el corazón abajo y a la izquierda, enautonomizándonos del sistema, como podemos.

Y hoy, en esta fecha recordatoria de las muertes en lucha de Darío y Maxi, también nos preguntamos por aquellas muertes de quienes no luchaban, y de aquellas otras muertes de quienes encontraban en el robo lo que este sistema ofrece. También de aquellas otras muertes que caminan, y van de casa al trabajo y del trabajo a casa sin rebelarse jamás… Nos preguntamos por qué no luchamos y repudiamos también por aquellas desconocidas muertes de quienes no tuvieron un lugar en nuestras organizaciones y grupos.

El estado mata miles de personas y las vuelve un número. Antes les otorgó una identidad a través del DNI. Después las desapareció como a Luciano, dejándolas sin ser.

Ahora, en las luchas recuperamos sus identidades, las volvemos visibles, hablantes, nos piensan, nos animan.

Mientras, nos cuidamos, nos relacionamos, nos formamos, no queremos mas muertes provocadas por el estado. No creemos que haya salida a la represión si mantenemos un estado represivo. Pensamos en otros o en su abolición. Nos juntamos para organizar otros mundos.

Próxima juntada, el último viernes de cada mes, en la esquina de Gallardo/Troilo y Corrientes, y en las diversas fechas en que articulamos con otros grupos y personas las otras formas de realizar la política.

Este viernes 25 de junio nos juntamos mas temprano para luego ir hasta Avellaneda a participar de la vigilia por Darío y Maxi junto a otros muchos grupos. Estaremos en la esquina de la Olla (Gallardo y Corrientes) a las 18 horas, y compartiremos nuevamente música, videos, palabras, feria, guiso increíble, potlach, otras maneras de comunicarnos y nuevas formas de lenguaje universales. Tocarán en vivo los chicos de …. sorpresa!!!

Luego todos y todas a Avellaneda, por Darío y Maxi y por todos y todas las desconocidas personas reprimidas.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba