22/07/2009

FARGO en lucha por el pan

Enviado por periódico El Roble

“El pan de cada día dánoslo hoy”, sino te lo arrancaremos

DICEN LOS TRABAJADORES DE FARGO CON SU LUCHA

La panificadora multinacional Fargo ubicada en la intersección de las rutas 25 y 197 con su enorme planta blanca donde trabajan 250 obreros, se quiere deshacer de una parte de ellos.

La mayor fábrica de panes envasados, tapas de empanadas y otros artículos panificados que de un principio era de EXXEL GROUP alemán, luego se la quedo la mexicana BIMBO y hoy es tal el mixe de capitales que casi nadie sabe quién es el dueño, pero lo que si sabemos que no es de los obreros.

Recientemente esta empresa quiso deshacerse de una parte de sus trabajadores poniéndoles a disposición el retiro voluntario, muy pocos fueron los que agarraron y los señalados que no se quisieron prender, los echaron.

En la puerta, como ya empieza a ser costumbre, los despedidos armaron la carpa y fueron factor de presión para el sindicato y para los compañeros de adentro que resolvieron parar.

Al día de hoy se ha decretado desde el Ministerio la conciliación obligatoria que la empresa acato y están por unos días trabajando todos, días que abra aprovechar para reforzar las medidas de luchas, la unidad y la solidaridad desde cada fábrica del país, tiempo que también la empresa usara para tratar estrategias de dividir y poder golpear a su personal por separado.

Periódico obrero clasista EL ROBLE



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba