16/03/2009

17/3: Continúan los testimonios en el juicio al genocida Olivera Róvere

Difundimos gacetilla de prensa:

Mañana a partir de las 10 seguirán los testimonios en el juicio que se le sigue al genocida Jorge Olivera Róvere por crímenes cometidos en la subzona Capital Federal del Primer Cuerpo de Ejército, jurisdicción de la que fue máximo responsable durante el año 1976.

Ese día concurrirán al tribunal testigos que narrarán lo referido a las privaciones ilegales de la libertad de Gustavo Leguizamón Romero, Eugenio Osvaldo de Cristófaro, Oscar Cravotti Panella, Daniel Goicochea Buceta, Ángel Adamoli Costa y Marcos Beovic.

Leguizamón Romero fue secuestrado en la madrugada del 4 de junio de 1976 de su casa en Capital Federal.

De Cristófaro fue secuestrado en la madrugada del 14 de septiembre de 1976. Los represores se identificaron como Policía Federal y se trasladaban en un Ford Falcon blanco. El suegro de De Cristófaro, quien era sargento de la Policía Federal, habría hablado con los secuestradores quienes le dijeron que se llevaban a Eugenio Osvaldo, por “zurdo”. La familia presentó diversos habeas corpus en su favor, todos con resultado negativo. El último, con fecha del 15 de noviembre de 1983, fue rechazado por el entonces juez Norberto Giletta, hoy defensor del genocida Olivera Róvere.

Cravotti fue privado ilegalmente de su libertad el 15 de julio de 1976. En la madrugada de ese día, una patota vestida de civil perteneciente a fuerzas conjuntas colocó una bomba y tiró abajo la puerta del domicilio. Oscar fue sacado de allí esposado y encapuchado.

Goicoechea fue secuestrado el 6 de junio de 1976 de su casa en Capital Federal a las 6 de la mañana aproximadamente, por un grupo de personas vestidas de civil fuertemente armadas que dijeron pertenecer al Ejército Argentino. Ante las preguntas de la madre respecto del lugar donde lo conducían, el jefe del operativo le contestó que se iba a enterar a las tres semanas. Nunca más supieron nada de Daniel.

Adamoli Costa fue privado ilegalmente de su libertad el 13 de junio de 1976 en un puesto de antigüedades que tenía en la feria del barrio de San Pedro Telmo de la Capital Federal.

Beovic fue secuestrado el 3 de diciembre de 1976 de donde vivía con su familia, por un grupo de ocho represores armados, dependientes del Ejército Argentino. Detrás de los dos vehículos en que se desplazaba el grupo que llevó a cabo el operativo, los vecinos observaron la presencia de un patrullero de la Policía Federal.

Contactos de prensa:

 Liliana Mazea, Abogada de FIDELA, 15-5816-9178

 Luis Bonomi, Abogado del CeProDH, 15 5057 7942

 Pedro Dinani, Abogado de la LADH, 15 3343 7730

Blog de prensa: http://jya-oliverarovere.blogspot.com/

Correo electrónico: justiciaya2004@yahoo.com.ar

Justicia YA! Buenos Aires

Justicia YA! Buenos Aires está integrado por Asociación Anahí, Abogados Laboralistas de Izquierda (ALI), Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos; Asociación de Profesionales en Lucha (APEL); Centro de Abogados por los Derechos Humanos (CADHU); Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH); Comisión de Homenaje a los Desaparecidos y Mártires Populares; Comité de Acción Jurídica (CAJ); Comité de Defensa de la Etica, la Salud y los Derechos Humanos (CODESEDH); Comisión de DDHH de Uruguayos en Argentina; Comisión de DDHH del Partido Comunista; Comisión por los DDHH de Trenque Lauquen; Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI); Fundación Investigación y Defensa Legal Argentina (FIDELA); H.I.J.O.S. Regional Oeste; Instituto de Relaciones Ecuménicas; Liberpueblo; Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH); Vecinos de San Cristóbal contra la Impunidad.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba