12/02/2009

González Conti: La impunidad de morir sin condena

Reproducimos comunicado de prensa:

Gonzalez_Conti_1_.jpgHace apenas tres días, murió en nuestra ciudad Rodolfo González Conti, quien fuera Director de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires desde enero de 1977 hasta 1979, es decir, durante la Jefatura de Camps.

Junto con Miguel Etchecolatz era quien comandaba la represión en la Provincia de Buenos Aires durante la pasada dictadura militar.

La responsabilidad de los crímenes cometidos bajo sus órdenes, nunca fue juzgada.

Al retornar la “democracia” fue uno de los cientos de represores beneficiados por la Ley de Obediencia Debida del alfonsinismo, siendo desprocesado en 1985.

La impunidad que le garantizaron los gobernantes durante los años posteriores, le permitió envejecer sin tener que rendirle cuentas a nadie.

25 años después de los delitos que cometiera (estaba imputado por cientos de desapariciones forzadas, asesinatos, secuestros y torturas) apenas fue decretada su prisión domiciliaria.

Cómodamente, en su casa de calle 43 entre 7 y 8, rodeado de su familia, murió sin que la justicia llegara a condenarlo.

Fue enterrado en el mismo cementerio local donde todavía quedan los rastros de las tumbas NN.

Consuela saber que las ratas, se pudren como ratas, en su propio ser.

Como dice Girondo:

“Que los ruidos te perforen los dientes,

y la memoria se te llene de herrumbre,

de olores descompuestos y de palabras rotas.

Que te crezca, en cada uno de los poros,

una pata de araña”

El kirchenerismo se jacta de ser un gobierno que hizo bisagra en materia de derechos humanos. Nos preguntamos ¿de qué justicia se está hablando?

Quienes garantizaron su muerte, sin condena, son cómplices de una de las más profunda heridas que puede llevar sobre sí un pueblo; la impunidad.

¡¡¡Que no descanse en paz ese asesino!!! (Q.E.p.no.d.)

HIJOS regional La Plata



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba