08/01/2009

UATRE: Cómplice del trabajo infantil

Comunicado de prensa de La Alameda:

UATRE: COMPLICE DEL TRABAJO INFANTIL EN NUESTRA HUELLA

El miércoles 7 de enero los directivos de UATRE convocaron en su sede a una conferencia de prensa. Fue para desmentir que su delegado en zona norte, Jose Luis Cáceres, haya intentado sobornar a un trabajador con plata de la empresa a cambio de que se desvincule de sus abogados de la Alameda y retire la denuncia penal como lo reveló Página 12 el lunes pasado.

Desafiando el sentido común y con un caradurismo a toda prueba, el secretario gremial de la entidad, Ernesto Ayala y el mismísimo coimero, Jose Luis Cáceres, vertieron argumentos ante los periodistas que en lugar de aclarar, oscurecen el papel de UATRE en la zona.

En su comunicado de prensa firmado por Ayala, UATRE sostiene que en abril tomó conocimiento de las “irregularidades laborales” eufemismo que esconde la esclavitud de familias enteras, que incluye a menores de 3 años trabajando constantemente con pesticidas y el desperdicio fecal de miles de gallinas. Sin embargo, sostienen que desde los operativos judiciales llevados adelante ese mes, la situación de la empresa se habría “regularizado completamente”.

El día del niño, miembros de la Alameda y del MTE, junto a periodistas de diversos medios, ingresaron a varias granjas de la empresa disfrazados de Boy Scout y registraron imagenes escalofriantes que recorrieron el mundo. Niños de 2 a 13 años trabajando de sol a sol entre los excrementos de gallina y en condiciones absolutamente indignantes.

Ante semejante evidencia, el secretario general de UATRE en zona norte dijo que las filmaciones estaban “armadas” y que los niños solo estaban “jugando”.

Sin embargo, 14 días después se realizaron inspecciones conjuntas en Zarate por parte del Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción, que conducía Débora Giorgi, junto con la Subsecretaría de Asuntos Agrarios y el Ministerio de Trabajo. En la página de ese Ministerio se da cuenta que “El operativo conjunto de inspección derivó en la clausura preventiva de dos granjas avícolas ubicadas en la localidad de Lima, (pertenecientes a la firma Nuestra Huella SA: Las granjas Lima II y Lima) luego de comprobarse que no contaban con la correspondiente habilitación en el Registro Provincial Avícola (Res.81/2000).Al respecto, el Subsecretario de Asuntos Agrarios, Fernando Vilella señaló que esta norma “establece las condiciones sanitarias, higiénicas y de seguridad mínimas para la producción y/o explotación comercial de aves de corral y/o sus subproductos en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires”.

El 9 de setiembre el diario Critica informa que “El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires castigará con multas de 634 mil pesos a Nuestra Huella S.A., uno de los principales exportadores avícolas del país, y la empresa que fue filmada por integrantes de la cooperativa La Alameda empleando a niños de 2, 3, 6, 11 y 13 años en sus granjas”.

Según anticipó el subsecretario de Trabajo, Gastón Guarracino, las multas “podrían llegar al millón de pesos”, pero admitió que “se trata de un caso inédito”, porque “nunca habíamos contabilizado 30 granjas en manos de la misma firma y con estas condiciones de explotación”, dijo el funcionario, quien no descartó que las multas se incrementen, ya que sólo se está castigando a la empresa por nueve de las 30 actuaciones que hay en el ministerio”.

UATRE desmiente lo que la Alameda con varios periodistas filmaron y lo que luego corroboró el Ministerio de Asuntos Agrarios y el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.
En el tercer punto de su comunicado, UATRE justifica las bochornosas comunicaciones telefonicas de Cáceres con Taboada donde le ofrecía 40 mil pesos a cambio de que se desvincule de los abogados de la Alameda y retire la denuncia penal con el curioso argumento de que en realidad “Caceres se comunicó con los titulares de la empresa , gestionando la posibilidad de obtener el pago de una indemnización legal”. Lo que no explica el comunicado es porque la condición para cobrar una indemnización legal, era retirar una denuncia penal por reducción a la servidumbre, trabajo infantil y fraude al fisco.

Ayala y Cáceres sostuvieron en la Conferencia de Prensa que radicaran una denuncia “para que se investigue la llamada”, luego de que reconocieran que Cáceres estaba gestionando dinero para Cáceres para supuestamente darle una “indemnización legal”. La Alameda ya ha hecho esa denuncia y esperamos que esas conversaciones sean peritadas por la justicia para que quedé al desnudo el carácter patronal y coimero de la dirección de UATRE en zona norte.

Como frutilla el postre, varios periodistas que participaron en la conferencia señalaron que fueron filmados y fotografiados por miembros de UATRE mientras preguntaban en una clara actitud intimidatoria. Además, off de record , los directivos de UATRE manifestaron terminada la conferencia que todas las denuncias eran una operación de Pagina 12 y el gobierno para perjudicar a UATRE “por su apoyo al paro del campo”. Nada más absurdo. Las terribles condiciones que registran las granjas esclavas de nuestra huella no sólo fueron denunciadas como primicia por Página 12 que fue testigo presencial de las mismas, también lo hicieron al mismo tiempo Critica Digital, entre otros medios. A su vez, las grabaciones telefónicas fueron presenciadas por periodistas de la Web Pilar.

Se suponía que la dirección nacional de UATRE tomaría medidas disciplinarias con el dirigente coimero y propatronal de Cáceres. En lugar de ello, salió a defenderlo. Tal como dice el refrán, dime con quien andas y te diré quien erés.

Gustavo Vera, presidente de la cooperativa la Alameda 1561584835



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba