11/12/2008

Neuquén: Carta de los presos políticos chilenos

Reproducimos documento:

Neuquén, 11 de diciembre de 2008

Compañeras y compañeros: un abrazo fraterno y calido a todas y todos los que
solidarizan y nos hacen llegar sus fuerzas; sabemos que no estamos solos y
son muchas y muchos los que son parte de esta causa y de esta historia. A
nuestras familias, a las individualidades, a las organizaciones populares,
sociales y revolucionarias, a las redes tejidas.

Haciendo un recuento después de casi 6 meses de confinamiento, aislado e
incomunicado y sin sol, es la SOLIDARIDAD una de las principales armas, que
nos ha permitido hacer frente y combatir desde estos muros; es esta
solidaridad que no reconoce banderas la que se vuelca sobre todxs nosotrxs y
solo reconoce el internacionalismo y la calidez.

Esta solidaridad que emana de todas y todos es la que nos ha permitido a la
vez, definir hoy parte de este camino, alimentar nuestros sueños de hombres
libres y fortalecernos.

Y es esto precisamente lo que el capitalismo y sus esbirros jamás
entenderán, como entre los hombres y mujeres pueden existir comunidades de
resistencia con valores comunitarios no mediados por sus transacciones
comerciales, por su dinero y su explotación. Sin embargo, también sabemos
que no les interesa a ellxs entender o comprender esto, solo aniquilarla de
cualquier forma. La portacion de solidaridad es un grave delito, es un
precioso rasgo humano, no del metal, no aporta divisas a este modelo
económico y muy por el contrario, hermana a personas y pueblos, crea
relaciones en comunidad y ayuda a crear conciencia de esta realidad,
politica y de clase, nos une a todas y todos en objetivos en común contra un
enemigo en común, y su peligrosidad está en la virtud de generar rebeldía y
subversión en las diferentes expresiones de lucha del pueblo pobre en todas
partes. Es un arma que todas y todos poseemos, es gratuita y su mantencion
solo consiste en abrir los ojos.

A 25 días de iniciada esta movilización ““huelga de hambre- sigue siendo la
solidaridad alimento y arma, no obstante la policía ya ha comenzado a tomar
represalias *sancionándome* de forma ridícula e injusta, haciendo total uso
de su impunidad y abuso de poder que le otorga el estado y estos muros. Esto
no nos sorprende, mas nos demuestra como la presión solidaria externa va
haciendo lo suyo y la policía solo trata de justificar lo injustificable,
acusándome de desacato y de incitar a la rebeldía.

Ahora, aunque los cargos parezcan atractivos, debo decir que rodeado por 12
policías, entre antimotines y guardia-carceles, encontrándome solo y en ese
momento con ya casi 3 semanas de huelga en el cuerpo, un desacato no era
alternativa viable y jamás incite a la policía a la rebeldía!!

Solo el reclamo constante en contra de nuestras agravadas condiciones de
encierro, por lo tanto, hoy se me niegan sus compasivas 4 hs de recreación,
que no es mas que el encierro en otra celda, junto a Marcelo, siempre
aislado, incomunicado y sin sol.

Saludamos y solidarizamos con cada uno y cada una de las que combaten en una
selva o en una calle con los sueños de lxs caidxs, con todxs lxs presos y
presas de este maldito sistema capitalista en el mundo y en especial, con
lxs presxs por luchar y con todxs lxs que abrazan esta lucha de todxs y la
hacen suya.

¡¡Mientras exista Miseria habrá Rebelión!!

¡¡Solo la lucha nos hace libres!!

Freddy Fuentevilla Saa

Prisionero Politico chileno-mirista

Unidad de detencion Nº11

Prov. De Neuquén. Argentina



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba