25/01/2008

A 4 años del asesinato de Sandra Cabrera

Reproducimos los siguientes comunicados de prensa:

Santa fe 24 de enero de 2008

COMUNICADO DE PRENSA A 4 AÑOS DEL ASESINATO DE SANDRA CABRERA

Las asociaciones abajo detalladas recuerdan a la compañera asesinada el 27 de enero de 2004, Sandra Cabrera pide y exige a las nuevas autoridades provinciales el esclarecimiento del mismo.

Sandra Cabrera fue dirigente de las meretrices de Rosario, una luchadora, alguien que pensaba en las realidades sociales de las mujeres, las que deben vender su cuerpo para trabajar. La lucha de Sandra Cabrera, su permanente batallar contra las injusticias y para que las mujeres fueran reconocidas en su trabajo, con garantías sociales, sanitarias y de las otras fue el motivo esencial de su asesinato. Molestaba, era insobornable, por ese motivo fue amenazada en varias oportunidades y había realizado las denuncias pertinentes, la custodia fue colocada a partir de las intimidaciones que le hacen a su hija de tan solo nueve años siendo que en el momento de su asesinato la custodia no estaba cumpliendo su función.

De Sandra impresionaban unas cuantas cosas. La lucidez para desandar los estigmas que caen sobre el trabajo sexual, la claridad para correrse del lugar de víctima, el orgullo que la alejaba de la vergüenza. Ella sabía que tenía derechos, y se había fortalecido para conquistarlos.

Sandra acusaba al Estado como el principal proxeneta de las trabajadoras sexuales independientes. Sacudido por su asesinato, en enero de 2004 el gobernador por aquel momento Jorge Obeid como su Ministro de Gobierno Roberto Rosua prometieron derogar los tres artículos del Código de Faltas vigente que penalizan la prostitución escandalosa, el travestismo y la ofensa al pudor algo que finalmente nunca ocurrió.

A cuatro años de este crimen mas que nunca acompañamos en su lucha a las compañeras de AMMAR, espacio donde participaba Sandra, pidiendo al Gobernador Binner, y a legislatura provincial la derogación de estos artículos, represivos y discriminatorios, y la justicia la investigación del caso como su esclarecimiento.

Atentamente

Asociación Las Diversas (Lesbianas feministas y Área Trans)

Amyt (Asoc. De mujeres y travestis)

Liga Argentina por los Derechos del Hombre

Multisectorial de Mujeres

Mst-Nueva

Izquierda
11111.jpg

Información de Prensa

Se cumplen 4 años del asesinato de la dirigente de AMMAR Sandra Cabrera
Cuatro años de Impunidad
La Secretaria General de AMMAR Rosario, Sandra Cabrera, había denunciando a
la policía por coimas y complicidad en la explotación sexual infantil. El
único procesado por el crimen fue sobreseído recientemente.

El próximo viernes 25 de enero, a las 19:00 horas,

en la Plaza San Martín de Rosario se realiza un homenaje

por la justicia y contra la impunidad.

(Buenos Aires, 17 de enero de 2008).- El 27 de enero de 2004, un balazo en
la nuca acabó con la vida de Sandra Cabrera, secretaria general de AMMAR
Rosario y dirigente de la Central de Trabajadores de la Argentina. Cuatro
años después, el crimen sigue impune. La causa está prácticamente cerrada y
el único procesado, el policía Diego Víctor Parvulczyk, fue sobreseído por
el juez Alfredo Ivaldi Artacho, quien argumentó “falta de pruebas”. La pista
policial se dejó de lado a pesar de que Sandra Cabrera había sido amenazada
en reiteradas oportunidades, luego de que sus denuncias por coimas y el
amparo de la policía a lugares de explotación sexual infantil lograran la
destitución de un jefe, un comisario y un subcomisario de la división de
Moralidad Pública de la Policía de Santa Fe.

Días después del asesinato de Sandra Cabrera, finalmente el gobierno de
Santa Fe disolvió la división policial de Moralidad, que la secretaria
general de AMMAR Rosario denunciaba. Lo que no hicieron ni el Poder
Judicial, ni el Poder Legislativo de Santa Fe, ni la Secretaría de Derechos
Humanos de la Nación fue involucrarse activamente en la investigación del
crimen de Sandra, como se habían comprometido.

Tampoco anularon los artículos 83, 87 y 93 del Código de Faltas de la
provincia de Santa Fe, que son las herramientas para la extorsión, el abuso
y la violencia policial.

Hoy la causa está prácticamente cerrada y las trabajadoras sexuales de AMMAR
no pudimos ser querellantes en la causa por dos motivos: por un lado porque
el Código Procesal Penal santafesino impide que los representantes de la
víctima actúen como querellantes, pero además porque en 2004 la Inspección
General de Justicia (IGJ) se negaba a reconocernos argumentando que la
organización de las trabajadoras sexuales no era ningún aporte al “bien
común”. Luego de una larga lucha, hoy tenemos la personería. Pero no tenemos
a Sandra.

Sandra Cabrera denunció la trata de personas cuando muy pocas voces se
animaban a hablar del tema. Defendió a las trabajadoras sexuales del mayor
proxeneta, que es la policía, hasta las últimas consecuencias.

Desde la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina decimos: No a la
impunidad, Sí a la justicia. A Sandra la asesinaron, pero Sandra no murió.
Vive en la lucha de cada compañera que se pone de pie y se organiza para
cambiar tanta desigualdad e injusticia.

¡Sandra Cabrera Presente!

Contactos para la prensa:

* Claudia Lucero, secretaria general AMMAR Rosario (0341) 156 379 022

* Jorgelina Sosa, secretaria general adjunta AMMAR Nacional (011) 15 5762
6265

rosario@ ammar.org.ar /
nacional@ammar.org.ar /
www.ammar.org.ar



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba