20/01/2008

Declaración del TEL sobre la situación en Casino

¿QUE PASA EN CASINO DE BUENOS AIRES?

NO A LA REPRESION, SI AL DIALOGO

QUE CRISTÓBAL LOPEZ SE HAGA CARGO DE SU RESPONSABILIDAD

Hace ya varios meses que la sociedad observa el conflicto del Casino de Puerto Madero sin comprender muy bien lo que esta pasando. Desde el comienzo este conflicto ha sido presentado como una disputa entre sindicatos (ALEARA, loterías y juegos de azar, y SOMU, marítimos), pero no es ese el conflicto de fondo ni su causa principal. El conflicto real es entre la empresa Casino de Buenos Aires y sus empleados. Es cierto que el SOMU pretende la representación de todo el personal pero la Justicia del Trabajo ya le dio, con sentencia firme, la razón a ALEARA. Por su parte, el accionar conjunto en las últimas semanas de los dirigentes de “los 6 gremios” involucrados demuestra que han acordado entre ellos.

Sin embargo la empresa ha utilizado como fachada esa disputa entre sindicatos para esconder el conflicto laboral que esta ocurriendo. ¿Porqué lo hace?, porque sabe que un conflicto entre sindicatos no despierta ni el interés ni la solidaridad de la población, que tiene en su mayoría una opinión muy negativa de los dirigentes sindicales. El papel que vienen jugando las direcciones de los 6 sindicatos involucrados en este conflicto merece un serio análisis por separado que no vamos a hacer ahora porque apostamos a que este aspecto sea tratado y resuelto, pacíficamente y sin interferencias, por los propios trabajadores.

El conflicto real es entre la empresa y los trabajadores del casino y tiene su historia. Los empleados del Casino luego de años de indefensión lograron organizarse para ejercer sus derechos, eligieron delegados y empezaron a reclamar por mejores condiciones de trabajo. Venciendo la hostilidad de la empresa y su propia inexperiencia lograron un convenio con varios beneficios y de paso consolidaron su representación gremial de base. Luego de eso los trabajadores fueron agredidos en varias oportunidades por personas extrañas en el propio lugar de trabajo, personas que ingresaban y salían en grupo del mismo con una increíble libertad, pese a la presencia de Prefectura y de personal de vigilancia privada de la empresa. La razón aparente: una disputa entre sindicatos por los afiliados. La razón de fondo: generar un caos que le diera el pretexto a la empresa para clausurar las instalaciones y dejar a los empleados en la calle, provocando un conflicto que al final terminara con sus conquistas y sus delegados de base. Con este objetivo y con aquel pretexto la empresa clausuró las instalaciones y dejó a sus empleados en la calle en tres oportunidades. En la última la empresa elevó la apuesta y despidió a más de 100 empleados acusándolos de violentos. Así, las víctimas, los trabajadores agredidos por extraños en su propio lugar de trabajo, pasaron a ser los violentos simplemente por haberse defendido.

Es importante que se sepa que en este Casino se viola abiertamente la normativa sobre salud y seguridad laboral (ley 19.587, decreto reglamentario, ley 24.557 de riesgos del trabajo, resoluciones de la SRT y otras normas aplicables) y sus trabajadores vienen padeciendo terribles condiciones de trabajo. Jóvenes cuyas edades oscilan entre los 25 y los 35 años presentan serias patologías laborales que los afectarán por el resto de sus vidas. Se los hace trabajar en lugares cerrados donde la prohibición de fumar no se cumple, donde las posiciones ergonómicas, los movimientos repetitivos, y la fuerte tensión psicológica han multiplicado en forma alarmante las enfermedades. Una de cada seis trabajadoras embarazadas ha abortado involuntariamente, con las tristes consecuencias que son de imaginar. Más de una tercera parte de los croupiers y de los que atienden juegos como Texas Hold sufren patologías de cronicidad prácticamente irreversible, como ser síndrome de túnel carpiano, tendinitis, problemas de columna cervical. Todos padecen complicaciones respiratorias por el humo y la ventilación inadecuada. Es tan grave la situación que cabe preguntarse si no correspondería abrir una investigación por ilícito penal a la empresa por la insalubridad laboral.

Los trabajadores, por propia iniciativa, han constituido una Comisión de Salud que investigó y llevó adelante, con el apoyo técnico y profesional del TEL, una importante labor de relevamiento, diagnóstico y capacitación sobre el tema, que por su seriedad ha merecido el reconocimiento de instituciones oficiales de la materia como la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

Llama especialmente la atención la impunidad y ausencia del verdadero responsable de este conflicto, el Sr. Cristóbal López, propietario mayoritario del Casino. Pero, ¿quién es Cristóbal López?, ¿dónde está?, ¿porqué no da la cara?. Sería bueno que aparezca y se haga cargo. Que deje de involucrar al Poder Judicial y a las fuerzas de seguridad del Estado para defender sus intereses particulares. El Sr. Cristóbal López no quiere soluciones, esta empecinado en hacer morder el polvo a sus empleados. Es imperioso que el Sr. Cristóbal López abandone el recurso de la represión y la violencia antes de que ocurra una desgracia mayor. Es urgente que anule los despidos y se siente a dialogar para encontrar soluciones. De esa forma podrá volver a sus negocios y todos los demás a trabajar en paz.

Los trabajadores, a lo largo de este conflicto, han debido afrontar una prepotencia e impunidad propias de la década del 90, con un Ministerio de Trabajo que tardó un mes en dictar la conciliación obligatoria (que la empresa no acató); jueces federales que interviene sin tener competencia dejando sin efecto esa conciliación obligatoria y dictando insólitas resoluciones; y una Justicia Laboral que no termina de reaccionar con la firmeza adecuada frente a semejantes desatinos y la continua violación de la ley por parte de la empresa. Es preocupante que se desconozca tan fácil y abiertamente la ley, los derechos humanos y civiles mas elementales de tantos jóvenes trabajadores; preocupa ver una vez mas a las fuerzas de seguridad actuando como mercenarios de un empresario; preocupa la indiferencia del gobierno ante un conflicto que ha tomado enorme repercusión y que puede tener graves e imprevisibles consecuencias.

Desde el Taller de Estudios Laborales exhortamos al Poder Ejecutivo Nacional a implementar las medidas necesarias para que se respete la ley y se creen las condiciones para un dialogo que permita alcanzar una solución justa y definitiva a este conflicto. Peticionamos a la Justicia del Trabajo a que arbitre los medios para hacer cesar la intervención de jueces federales incompetentes y garantizar el debido cumplimiento de las leyes laborales. Resulta imperioso la conformación de un verdadero espacio de diálogo, con intervención de los trabajadores y previa anulación de los despidos, para encontrar lo antes posible una solución justa a este conflicto.

Taller de Estudios Laborales

www.tel.org.ar

Buenos Aires, 16 de Enero de 2007

Esta declaración se ampliamente difundida a nivel nacional e internacional.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba