16/01/2008

18/01 Bs. As.: Ayuno a cien días de la huelga de hambre de Patricia Troncoso

Reproducimos la siguiente información:

ESTE VIERNES 18, A LAS 11 HORAS, EN EL CONSULADO DE CHILE EN BUENOS AIRES (SAN MARTIN 439)

/AYUNAMOS POR LA VIDA/

/CONTRA LA MUERTE/

Como propuesta de una hermana aymara y siguiendo una costumbre de ese
pueblo y para dar fuerza a la hermana mapuche Patricia Troncoso, que está
en huelga de hambre presa en Chile desde hace 95 días, invitamos a hacer
un ayuno voluntario desde este jueves 17 de enero a las 22hs en nuestras casas. Luego, lo continuaremos
el viernes a las 11hs en la puerta del
consulado chileno en San Martin 439, entre Av. Corrientes y Lavalle.

La idea es concurrir con un cartel
en el pecho que diga “Ayunamos por la vida, contra la muerte, por
Patricia Troncoso”
y la foto de ella si se puede imprimir.

Además, se entregará una carta dirigida a la presidenta de Chile.

El ayuno lo
terminaremos a las 14hs del viernes.

Pañuelos en Rebeldía – Equipo de educación popular


Carta abierta a la Chepa

Hermana de las resistencias: no te mueras

A cien días de tu huelga de hambre, Chepa, te escribimos con todo el respeto que tenemos por tu acto valiente de denuncia de la muerte silenciosa de tu pueblo, con todo el orgullo que tenemos de que tu voz de mujer rebelde, de hija de la tierra, haya superado las diferentes mordazas impuestas por un sistema que sigue siendo genocida de los condenados y condenadas de la tierra, con toda la admiración que sentimos ante tu inquebrantable decisión de hacer valer la palabra y la identidad de tu pueblo.

Desde ese lugar te escribimos para pedirte: no te mueras.

Te lo pedimos por vos, porque es necesario tu testimonio y tu conciencia, tu coraje y tu vida.

Y te lo pedimos por nosotras. Porque si vos te morís de dignidad, nosotras moriremos de vergüenza.

Porque si vos encontrás que la única manera de vivir y de que viva tu mensaje es muriendo, frente a la indiferencia de un gobierno y de un sistema que desprecia a su pueblo, es porque nosotras no encontramos la forma todavía de hacer oír una voz colectiva, fuerte, combatiente, intransigente, que junto a vos exija por todos los derechos: la libertad, pero también el territorio, la identidad, la justicia.

Te pedimos Chepa que no te mueras, y te lo decimos desde nuestra indignación y desde nuestra rebeldía.

Danos la oportunidad de gritar no sólo para que se acabe tu agonía, y puedas vivir en libertad; vos como cada hermano y hermana de tu pueblo que están tras las rejas, o prófugos, o penando en el desamparo, o esquivando a las balas.

Danos la oportunidad de rehacer una demanda colectiva amasada en sangre y tierra, que multiplique tu cuerpo exhausto sin bajar banderas.

No te pedimos Chepa que te rindas. Esto sería imperdonable. Te pedimos que te multipliques.

Para eso te ofrecemos nuestros propios cuerpos con disposición a la denuncia, a la pelea, a establecer la urgencia de disparar ternura, contra una sociedad capitalista que mata y saquea, porque es el único lenguaje que expresa su sistema depredador.

Y si finalmente Chepa no llegamos a ser escuchadas en esta vuelta de la historia, queremos que sepas que aquí estamos. Que aquí seguimos. Que continuaremos multiplicando resistencias.

Que por cada una que caiga, diez se levantarán.

 Liliana Daunes. Comunicadora feminista. Argentina

 Claudia Korol. Educadora popular feminista. Argentina

 Debora Infante.Cantante.Argentina

 Dora Giannoni. Docente. Escritora. Argentina

Envíar firmas a alibre@rcc.com.ar



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba