10/04/2007

Palabras a Carlos Fuentealba

Semana Asesina del 2007.

LA VÍA DOLOROSA

(Mataron a su compañero que era su hombre y era el padre de sus hijos)

Ella quiere estar a solas con él…debe despedirse y no está preparada para el adiós.

La vida no nos prepara para enterrar el futuro en juventud.

El camino era camino para dos, la cama era cama para dos, los hijos eran hijos para dos.

¿Y los sueños que soñamos? Le pregunta al cuerpo que yace entre sus brazos.

Y le responde el silencio…están sellados los labios …los labios ya no besan.

Y lo besa con su beso…en un beso tierno adiós …a ese hombre que no besa.

Está muerto y es su hombre . No comprende que la muerte se ha llevado esos besos que besaban las mañanas presagiadas en el beso despertado en la cama para dos que compartían..

Lo acaricia con sus manos detenidas en un tiempo de caricias respondidas.

No responde a sus caricias…¿Está muerto? Se pregunta.

No hay respuestas …detenidas las caricias por la muerte no regresan hasta ella.

Son sus lágrimas las que mojan esos ojos que en sus ojos se miraban.

Se ha dormido…la consuela la desdicha que se asoma en los ojos que no miran.

No hagas ruido…no despiertes ese sueño que es eterno…la congoja que se adueña de su alma sin mirada.

No está sola y está sola con el cuerpo de su hombre …que es el padre de sus hijos.

No está sola…están los sueños…rotos sueños, suspendidos en la noche… tantos sueños.

No está sola…están los besos, las caricias…los recuerdos.

Y está la muerte…blanca muerte silenciosa que ha partido de la mano de su hombre.

Está muerto…es su grito desgarrado desgarrando hasta el silencio del silencio.

Está muerto…el espanto que se adueña de su cuerpo , lo sacude, la despierta.

Despertar ante la muerte de sus sueños …derrotados están los sueños por las balas asesinas.

Despertar ante el silencio de sus besos…prisioneros están los besos en la cárcel del destino.

Despertar ante el horror de saberse desprovista del amor que la envolvía cada tarde, cada noche con abrazos y con mimos.

Se han doblado sus rodillas y su cuerpo se ha pegado junto al cuerpo de su hombre en un abrazo.

Ya lo sabe. Es en vano todo intento .Ha partido. Está muerto.

Y está sola .

Vía crucis .

Nazarena de la vida en la Vía Dolorosa.

Es la cruz y es el madero de este pueblo.

En el pueblo de los unos y los otros.

Unos mueren.

Otros matan .

Siempre mueren los que luchan.

Siempre matan los que oprimen.

RÉQUIEM IN PACE …compañero docente de mi compañera docente.

Profesora María Cristina Saborido

Ex ““detenida ““desaparecida.

Pozo de Banfield/Quilmes.

Julio/77


(Volveremos a encontrarnos….Hasta la Victoria Siempre …Compañero Profesor)

¿Quién mató a Carlos?

Un trabajador más fue asesinado por la represión estatal. Ha ocurrido en Neuquén, se pensará que fue allá lejos en otra provincia, que acá esto no puede pasar, que es cosa de Sobisch y que por suerte los políticos y gobernantes misioneros no tienen nada que ver.

Estas podrían ser frases del sentido común.

Muchas veces el sentido común es instalado y abonado por las clases
dominantes para asignar interpretaciones tranquilizadoras y normalizadoras
de una realidad.

Una visión que vaya un poco más allá del sentido común que se proponga
desmantelar las miradas superficiales. Tal vez sea tildada de locura
descabellada, pero no importa. Alguien tiene que empezar a preguntarse en
voz alta en esta provincia por qué ocurren las cosas.

Y me pregunto:

¿Donde terminan las responsabilidades por el cobarde asesinato de este
trabajador?

¿En el uniformado que gatilló el arma?

¿En el superior que coordinó la operación represiva?

¿En el gobernador que ordenó la represión?

¿En el gobierno nacional que permite esta política represiva?

¿En el Ministerio del Interior de la Nación que militariza cada protesta
social que aparece?

¿En los Grandes Medios de Comunicación que ayudan a criminalizar la
protesta social?

¿En los comunicadores que fogonean todo el tiempo con la psicosis de la
Inseguridad?

¿En los políticos argentinos que se acomodan a la moda de pedir mano dura?

¿En los jueces provinciales y nacionales que persiguen y procesan a las
víctimas del modelo cuando protestan?

¿En los Blumberg y compañía, nacionales y locales, con su campaña de
tolerancia cero y punición total?

¿Cuánto tiempo más vamos a tolerar para volver a lamentar otra vida
truncada?

¿Qué tipo de Memoria tenemos que separamos siempre el 24 de marzo del 76
de las injusticias de hoy?

¿Alguien se acuerda hoy de Yamila Gauna: la nena de 15 años quemada en la
comisaría de la mujer?

¿Alguien se acuerda en este momento de Nicolás Rojas, el chico de 19 años
asesinado por la policía en el barrio Papini, o de Agustín Sotelo, otro
chico, asesinado por la policía en el barrio Don Santiago?

¿Alguien se acuerda de que varios políticos misioneros adherían a la
política que representa Sobish?

¿A ver qué medio le va a ir a preguntar a Puerta cuando baje del avión
que lo trae de Roma por qué acaba de ser bendecido por el Papa, a ver qué
piensa ahora de su alianza con Sobish?

¿Y Galeano exmenemista, expuertista y ahora pro Sobish, pro Blumberg, pro
Macri?

¿Y el gobierno provincial que protege con espíritu de cuerpo la corrupción
en la policía provincial? ¿De qué sería capaz?

¿Alguien piensa que Rovira no ordenaría lo mismo que Sobish hizo en Neuquén?

¿No fue con este Gobernador K que se apaleó a los docentes, a los vecinos
de Piray y San Vicente, a los trabajadores forestales, a los tareferos, a
los colonos, a los productores, etc.?

¿No fue con este Gobernador K que dejó morir por desnutrición a los niños
Mbya Guaraní en esta provincia?

¿Y son muy distintos los intendentes, por poner un caso: Portel de Loreto
que no duda en atropellar los derechos humanos de los niños por $30?

Tal parece que el divorcio entre la sociedad y la clase política argentina
que emergió en el 2001 no se ha cerrado. Tal vez, habría que construir un
nuevo indicador, así como esta el índice que mide la “brecha entre los más
ricos y los más pobres” ahora propongo que se mida la brecha que separa los
gobernantes con los ciudadanos, podríamos ponerle a este nuevo indicador
social el nombre de “brecha entre los políticos ilusionistas y los
ciudadanos desilusionados”.

Si hay algún dirigente político que no quiera convertirse en un
administrador más de la miseria que hable claro ahora y se defina, si está
con el modelo de muerte y desigualdad o con los trabajadores y el pueblo
que luchan por otro país mas justo, libre y soberano.

Muchos ya elegimos hace tiempo estar con este último término de la opción,
quiero pensar que no somos pocos y nos encontraremos todos en la plaza 9
de julio este lunes a las 10 horas para repudiar esta vida apagada por la
represión y construir entre todos una gran muralla que sirva para parar la
profunda tristeza del pueblo cuando cae un hermano y para que algún día en
esta bella tierra reine definitivamente la Felicidad del Pueblo
trabajador.

Diego Vallaro
Garupá Misiones


Rutas neuquinas

La gente los mira pasar y se pregunta quienes son. Que hacen esas personas
caminado detrás de un camión por el medio de la estepa patagónica. La gente
se pregunta que habrán hecho para andar bajo el sol, cortando en tajos la
tarde y las madrugadas. Que cosa extraña los lleva a seguir adelante ahora
que llueve y se tapan con una larga lona y lo que es más extraño, ríen.
¿De qué se ríen?, ¿por qué bailan?, ¿por qué el camión lleva la música en
lugar de llevarlos a ellos?

Son maestras y maestros que han decidido trasladar al tranquito su
protesta, convencidos que esa ruta es la correcta, seguros de estar en
este viaje con las cosas necesarias.

Caminan detrás del camión que podría cargarlos, pero en lugar de subir
ellos han puesto otras cosas importantes como la música o el agua, y un
micrófono que irán agarrando Chato o Cali desde el que avisarán que el
futuro tiene un dulce nombre y que estamos a tiempo.
Van sobre una delgada capa de desierto que recubre apenas un gigantesco
inframundo de petróleo.

Recién me doy cuenta: la mayoría de los camiones que cruzan a este tan
descamionado, son de los que transportan justamente los fluidos del
subsuelo.

Van los caminantes armando una rastrillada que se hace pequeña zanja al
principio, pasando las horas los pies se vienen negros, de a poco se van
hundiendo en este suelo todo un pozo hasta quedarse sucios.

Los caminantes son trabajadores de la educación de Neuquén del sindicato
Aten, que van sobre un campo de petróleo a pedir que las escuelas puedan
funcionar, a exigir escuela pública en condiciones para todos, a pedir
salarios dignos.

La gente que conoce a estos gobernantes tiene dudas de que su reclamo sea
escuchado, pero comienzan a entender de a poco todo, incluso la risa y la
alegría. Estos trabajadores van riendo y cantando porque tienen razón.
Tienen razón.

Merecen que el salario les alcance y caminan sobre la capita de suelo que
apenas tapa el petróleo pero no tapa la injusticia.

Como educadores saben que la mejor manera de enseñar es sembrando una
pregunta, y ellos todos son una pregunta caminando por el desierto picado
de pueblo. Por Cutral Có, del mapuzungún Kitral Có es decir fuego y agua,
o petróleo como venga mejor.

En la época del email y los mensajitos por teléfono celular, para hacer
escuchar un reclamo nada ha cambiado. Las injusticias se avisan caminando
como en el choconazo, o saliendo a ruta como en las puebladas.
Está buena la ruta.

En apenas cinco días recorren los doscientos kilómetros y aunque son
15.000 los compañeros entrando a Neuquén, el gobierno no atiende a la
visita, le da vuelta la cara con desprecio y mala educación.

Unos días mas tarde comienzan los piquetes. Entre los viajeros que ven
interrumpido su camino hay algunos decididamente solidarios, otros que
ponen en marcha sus preguntas sobre este país tan vasto y cruzado de
problemas, y otros que no encuentran entre las categorías de pensamiento
que manejan, nombre para lo que ven. Entonces dan respuestas parecidas a
lo que está para ellos dentro de lo posible: “ustedes no son profesores”,
afirma una joven que baja de un auto que parece un ovni y eligiendo a uno
le busca los ojos y dice “vos sos un cabeza que está aquí por un chorizo”.

El “cabeza”, un profesor de literatura de Zapala, la mira y recuerda de
ese libro de Salinger que le gusta leer con sus alumnos, la parte que el
profesor se esfuerza por hacer entender algunas cosas al muchacho que lo
visita en su casa y que mientras le habla y le habla, el otro que ve desde
la ventana el lago congelado piensa: “donde irán los patos en invierno”.

El ovni, aunque no se lleve con su raza, debe esperar las dos horas detrás
de la barricada de gomas y palos, y levanta vuelo bastante más torpe que
el chevrolet 400 cuyos ocupantes chacareros, supieron compartir este mismo
rato los mates y el afecto.

Pasó la caminata, pasan los piquetes pero no hay ningún modo de entenderse.
Cuando las maestras y maestros hablan de sus sueños, del lado del gobierno
hablan de negocios. Entonces aunque el tema sea el mismo, el tratamiento
que le da cada uno los vuelve asuntos diferentes.

Para el gobierno la escuela y la política toda, es una PIME; un boliche
que todavía y mientras duren colgados les dará ganancias.

Vuelven los piquetes, porque el que tiene razón lo asiste la serena
convicción y alegría de estar haciendo lo correcto, pero ahora algo en el
negocio de los eternos candidatos comienza a romperse y entonces contra
los que caminan y esperan, arrancan los gases y los tiros.

Un proyectil del tamaño de una cartuchera explota contra la cabeza de
Carlos Fuentealba, un querido profesor de química que en un segundo
desparrama sus conocimientos junto a la alegría de lo bien que van los
pibes de tercero, sobre el asfalto de Senillosa. La radio ahora exagera
diciendo que el compañero se debate entre la vida y la muerte, aunque
todos sepamos que en un debate se escuchan las dos partes y aquí el
proyectil que estalló en el cráneo tiene la palabra.

Cuando hay un crimen hay un criminal, aunque las responsabilidades
intenten disolverse entre voces de mando y obediencias debidas. Otra vez.
Che, Sobisch, asesino cobarde, ¿a cuantos más de nosotros pensás chuntarle
un tiro?

¿Cuántos muertos te parece que hacen falta para que tengas razón de alguna
cosa?

La gente que los mira pasar ya sabe quienes son. Con los nombres de
algunos de ellos vamos a pintar la casa de gobierno pidiendo audiencia a
la justicia.

Esto va a ser así todas las veces, todo el tiempo, siempre.

Rafael Urretabizkaya / Maestro de Neuquén



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba