06/03/2006

Despidos masivos en Telefónica

La empresa despide a 120 profesionales altamente capacitados.

El Centro de Profesionales de Empresas de Telecomunicaciones (CEPETEL) denuncia públicamente la masiva ola de despidos de profesionales calificados que se está produciendo en Telefónica y rechaza cualquier medida que genere la pérdida de puestos de trabajo. Como ya se había denunciado oportunamente, Telefónica dispuso -para este año- de importantes recursos económicos destinados a despidos masivos. Se trata de la primera etapa de su siniestro plan de transferencia de tecnología y de decisiones a otras filiales de países vecinos. Esto traerá aparejado subsiguientes olas de reducción de personal, y la consecuente expulsión de muchísimas familias hacia la pobreza y miseria. Al mismo tiempo, se llenan los bolsillos de divisas nacionales: “el grupo español Telefónica, propietario de Telefónica de Argentina y de Movistar, registró en 2005 el mejor resultado de sus historia, con ganancias por 4.445 millones de euros, un 40% superiores a las que tuvo en 2004” (Clarín 01/03/06). Mientras Telefónica retribuye con despidos injustificados las décadas de trabajo de cientos de sus profesionales, sigue dilatando la aplicación del Convenio Colectivo en las negociaciones paritarias que se llevan a cabo con el CEPETEL en el Ministerio de Trabajo.

Comunicado de CEPETEL (CTA)



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba