20/07/2005

Denuncian persecución a la comunidad de Gualjaina en Chubut

En la primavera de 2004, la comunidad de Gualjaina realizó una movilización popular para exigir el retiro de una empresa minera que intentaba explotar los recursos naturales de la zona. Esta acción tuvo como finalidad defender la fuente de agua que representan los ríos Lepá, Gualjaina y Chubut, y con ella la agricultura, la salud y el futuro de la población. A partir de ese momento comenzó una verdadera persecución por parte del Intendente de Gualjaina, José Carlos Duscher hacia todas las personas que participaron en esta manifestación popular.

Esta actitud de hostigamiento incluye aprietes por parte de la policía local y el Juzgado de Paz, que actúan bajo las instrucciones del intendente. Eduardo Ramírez, un integrante de la comunidad mapuche, denuncia que “ambos organismos me presionaron para que me retire de Gualjaina, argumentando que Duscher no me quiere ver más por allí. La policía me trasladó a Esquel donde estuve varias horas detenido. Luego fui internado en el pabellón de Salud Mental del Hospital Zonal de Esquel, donde fui sedado sin ningún motivo ni explicación. Recién fui dado de alta el día siguiente, sin tampoco mediar ninguna explicación”.

La comunidad acusa que el poder político mantiene un régimen de control y abuso en todo Gualjaina y los 17 parajes que dependen de ese municipio. Lo sucedido con Eduardo Ramírez es una muestra de una permanente actitud racista y discriminatoria hacia el pueblo mapuche.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba