08/02/2005

Carta abierta de los trabajadores del subte a los usuarios y la opinión pública

Desde el mes de diciembre los trabajadores de Metrovías estamos reclamando un aumento salarial del 53% y la restitución del 2% del adicional por año de antigüedad. Estuvimos en conflicto en diciembre luego de más de 5 meses de pedirle a la empresa que se siente a discutir salarios. Hemos participado de numerosas reuniones en el Ministerio de Trabajo, aceptamos una suspensión de las medidas de fuerza y participar de la paritaria a partir del 18 de enero para darle tiempo a la empresa a ofrecer una suma satisfactoria. Ninguno de estos esfuerzos dio resultados.

La empresa se niega a resolver el conflicto porque quiere tener a los usuarios de rehenes para exigir del gobierno un aumento de los subsidios y en definitiva un nuevo ajuste de tarifas.

Los trabajadores de Metrovías rechazamos cualquier chantaje y denunciamos que los directivos han lanzado una campaña de mentiras para dejar como culpables del conflicto a los trabajadores.

La realidad es que la empresa Metrovías redujo en un 45% los costos de mantenimiento y que en vez de pagar un Canon de 22 millones, está recibiendo subsidios por casi 60 millones de pesos anuales que pagamos todos los contribuyentes. Esto ha sido denunciado por la Auditoria General de la Nación en su resolución 144. Sin embargo en sus balances públicos la empresa asegura tener pérdidas. ¿Usted le cree?

La realidad es que la empresa para resolver deficiencias en el servicio, en vez de solucionarlos apela a la “disminución de la velocidad de circulación y retira las unidades de servicios…” perjudicando el bienestar y la seguridad del usuario. De esta forma redujo en un 15% la cantidad de servicios desde el 2002. ¿Usted está conforme con el servicio?

La realidad es que la defensoría del pueblo viene denunciando las actitudes de Metrovías en materia de seguridad y confort, destacando las altas temperaturas en coches y andenes, el nivel de ruido que producen los trenes y la falta de accesibilidad a las estaciones para las personas con movilidad reducida. En su momento el defensor del Pueblo, Alejandro Nató, destacó la “desidia de Metrovías que deberá tomar medidas para mejorar las condiciones del sistema”, cosa que no ha hecho hasta la fecha. En el último mes las inspecciones de la Cuidad de Buenos Aires volvieron a demostrar la falta de mantenimiento, ausencia de matafuegos y deficiencias de seguridad. ¿Usted se siente seguro cuando viaja en Subte?

La realidad es que desde que Metrovías se hizo cargo de la concesión en el año 1994 el boleto pasó de 0,45 centavos a 0,70 centavos, constituyendo un aumento del 77,7%. En cambio el salario básico del boletero se redujo de 700 pesos en 1994 a 681 pesos en la actualidad. Mientras tanto el aumento del costo de la Canasta Básica fue de más del 56%. El reclamo de aumento del 53% para los salarios básicos está aún por debajo del aumento del costo de vida. ¿Es justo el incremento del boleto y el congelamiento salarial?

La realidad es que la empresa miente cuando afirma que el sueldo promedio aumentó desde el inicio de la concesión en un 94%. Durante más de 10 años el aumento salarial promedio fue sólo del 35% acompañado de un aumento de la jornada laboral de 2 horas, liquidando una conquista histórica, la jornada de 6 horas, que ahora fruto de la lucha los trabajadores le arrancamos a la empresa. ¿Dónde están los fondos millonarios que obtuvieron durante más de 10 años mientras los empleados estábamos obligados a trabajar 8 horas en lugares insalubres?

La realidad es que con respecto al ingreso total (incluidos los 60 millones de subsidios) el salario de los trabajadores representa sólo un 11,65%. El aumento salarial que pedimos representa sólo un 2,5% de la facturación.

La realidad es que en el año 1994 cada trabajador representaba para la empresa un ingreso anual de 18.684 pesos. En el 2004 por cada trabajador Metrovías recibió ingresos por 126.099 pesos. Un aumento de la productividad del 675%.

La realidad es que mientras la cantidad de pasajeros viene subiendo, todas las inversiones por ampliación de las redes, compra de coches o renovación de vías se hacen con fondos públicos. La empresa no pone un peso, toda la inversión es costeada con fondos públicos que el pueblo paga con sus impuestos.

La realidad es que los directivos de la empresa cobran sueldos que van desde los 22 a los 45 mil pesos por mes. El señor Ordoñez, vocero de la empresa, cobra 23 mil pesos. En total los directivos reciben una masa salarial superior a los 600 mil pesos mensuales.

La realidad es que en la empresa nos provoco una vez más la semana pasada, queriendo instalar maquinas expendedoras automáticas que eliminan puestos de trabajo y empeoran la atención al usuario.

La realidad es que Metrovias precarizó puestos de trabajo correspondientes a la categoría Peón de Limpieza, tercerizando esta tarea y hoy, cuando estos trabajadores intentan organizarse gremialmente, son perseguidos y sancionados injustamente.

La realidad es que Metrovias argumenta no tener dinero y paga por cada trabajador de TAYM (empresa vinculada al grupo ROGGIO) la suma de $2.400.- cuando quien realiza la labor, sólo percibe la mísera suma de $450.- ¿Usted cree que realmente tiene pérdidas?

Metrovías miente

Los trabajadores de Metrovías

 Exigimos un aumento del 53% del salario básico.

 Rechazamos firmemente el aumento de las tarifas y reclamamos el fin de los subsidios.

 Pedimos mayores condiciones de seguridad para el usuario y el trabajador.

 Reclamamos para el conjunto de los trabajadores del país la reducción de la jornada laboral y el aumento de salarios, para que trabajemos menos y trabajemos todos, para terminar con el desempleo.

4 de febrero del 2005

Trabajadores de Subterráneos




0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba