16/02/2018

La isla de Gilligan

tapa_6-109.jpg
Mientras el gobierno de Mauricio Macri se encuentra en un “retiro espiritual” en Chapadmalal, Mar del Plata, le surgió un nuevo dolor de cabeza: el diario español El País reveló ayer que el subsecretario de la Presidencia y “vocal” de River Plate, Valentín Díaz Gilligan, ocultó que era dueño de una empresa offshore con una cuenta por 1,2 millón de dólares en Andorra. Oscureciendo más que aclarando, el funcionario se justificó diciendo que fue un favor que le hizo a su amigo empresario futbolístico Paco Casal (involucrado en el “FIFA Gate”). Este caso se suma al del Ministro de Finanzas Nicolás Caputo, que ocultó que era dueño de empresas offshore en las Islas Caimán que se beneficiaron con la compra de bonos de la deuda argentina a 100 años. Otro dolor de cabeza para un Gobierno que vive señalando la corrupción en los demás. Por ANRed.


No se trata de la famosa serie humorística. Ni tampoco, en éste caso, de una isla específicamente. Aunque por los beneficios que obtienen las cuentas de empresas offshore instaladas en paraísos fiscales, se podría asegurar que son “islas” en tanto escapan y eluden las normas legales y fiscales internacionales que regulan el flujo de dinero a nivel mundial, siendo el principal lugar elegido para la evasión.

tapa_8-72.jpg

La agenda parecía ya establecida para el “retiro espiritual” en la costa atlántica argentina: el gran problema de la inflación, la subida irrefenable del dólar, la pulseada con el camionero Hugo Moyano y la apertura de la temporada de negociaciones paritarias. Pero ahora se sumó un nuevo tema. Un nuevo dolor de cabeza para el gobierno de Cambiemos.

tapa-3705.jpg

El diario español El País reveló ayer que el subsecretario de la Presidencia Valentín Díaz Gilligan “ocultó 1,2 millones de dólares (980.000 euros) en Andorra, un país de 78.264 habitantes entre España y Francia donde hasta el pasado año regía el secreto bancario. El dinero permaneció en una cuenta en la Banca Privada d”™Andorra (BPA) a nombre de una sociedad”, según la documentación a la tuvo acceso el diario.

En este sentido, el diario español destacó que el funcionario aparece vinculado a la sociedad Line Action Ltd – empresa británica dedicada a la intermediación de jugadores de fútbol -, que a su vez pertenecía en un cien por cien a la mercantil panameña Nashville North Inc, “cuyos dueños son un misterio”, según refiere El País. Todo un complejo entramado de red de empresas armado a modo de mamuschkas, con una empresa dentro de otra.

Valentín Díaz Gilligan “figuró ante el banco como representante de la empresa y accionista. Sin embargo, el mandatario indica que los fondos no eran suyos” – detalló El País – “La cuenta se abrió en 2012, cuando Díaz Gilligan era asesor del Ayuntamiento de Buenos Aires. Y mantuvo su actividad, al menos, hasta diciembre de 2014, cuando el político llevaba un año como director general de Promoción Turística del Consistorio bonaerense”.

No aclares que oscurece

tapa_7-84.jpg

Francisco Casal tenía problemas en su país y me pidió el favor. Tenía un juicio con el fisco que ganó y no podía figurar. Confiaba en él. La plata nunca fue mía. Además, yo no ejercía entonces cargo público. Era asesor y facturaba como autónomo” – indicó el subsecretario de Mauricio Macri en conversación telefónica con el diario – “Francisco Casal tenía problemas en su país y me pidió el favor. Tenía un juicio con el fisco que ganó y no podía figurar. Confiaba en él. La plata nunca fue mía. Además, yo no ejercía entonces cargo público. Era asesor y facturaba como autónomo”.

Díaz Gilligan vendió Line Action el 3 de noviembre de 2014, once meses después de ser asesor del Gobierno dela Ciudad de Buenos Aires. “Creí que había cesado en julio de 2014”, justificó al diario. “El dirigente abandonó entonces su puesto de director de la mercantil, pero volvió a ocupar el mismo cargo horas después, según el registro mercantil de Reino Unido. – detalló El País – El subsecretario de Macri afirma desconocer este detalle. Y niega que supiera que el cien por cien de esta sociedad pertenecía a una mercantil panameña, cuyos dueños son un misterio”.

Del saldo de 1,2 millones de dólares (980.000 euros) que tenía la cuenta de Line Action en diciembre de 2014, una buena parte se nutrió de transferencias de Uruguay de “clubs de fútbol”, según el banco. Díaz Gilligan, además de subsecretario es vocal del club River Plate.

Leer nota de El País

Siguiendo los pasos de Caputo

tapa_3-274.jpg

Esta denuncia se suma al creciente cuestionamiento al Ministro de Finanzas Nicolás Caputo, señalado por documentos oficiales del organismo regulador bursátil de Estados Unidos, Securities and Exchange Commission (SEC), que revelan que el funcionario macrista ocultó su participación en la empresa offshore Noctua Asset Management en las Islas Caimán, que se benefició con la compra de 5 millones de dólares en bonos de la deuda argentina a 100 años, emitidos por el propio Caputo como ministro de Finanzas. Por el hecho toda la oposición (el massismo, kirchnerismo y el FIT) exige su renuncia.

¿Qué son las “offshore” y los paraísos fiscales?

tapa_5.png

Las “offshore” son empresas que están constituidas fuera de su país de residencia y que se registran en “paraísos fiscales”, donde no realizan ninguna actividad económica o comercial, y gozan de importantes beneficios legales y fiscales. Aún así, su constitución no es ilegal.

Un “paraíso fiscal” o “guarida fiscal” es un territorio o Estado que se caracteriza por aplicar un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes que se domicilien allí. Típicamente, estas ventajas consisten en una exención total o una reducción muy significativa en el pago de los principales impuestos, así como el secreto bancario. Los paraísos fiscales son uno de los instrumentos más utilizados por las personas y empresas que practican la elusión y la evasión fiscal.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba