14/02/2018

Pettinato: el pez por la boca muere

pettinato-2.jpg

Fiel a su estilo sarcástico Roberto Pettinato no quiso ser menos y opinó sobre el acoso sexual, tema que esta en el candelero televisivo luego que se hicieran públicas las denuncias en Hollywood a famosos directores de la industria de cine mas importante del mundo. En una entrevista que brindara dijo que “el acoso sucede porque la otra persona tarda mucho tiempo en decirte que no”. Inmediatamente salieron al cruce muchas mujeres que habían sido sus compañeras de trabajo, para denunciar los acosos y abusos de poder que el ex músico de Sumo les propiciaba. Parece que a Pettinato un “no” como respuesta, no le fue suficiente y no dudó en incomodar, violentar y ejercer poder sobre sus compañeras. Otro claro ejemplo de cuando la violencia machista se disfraza de broma, galantería o intento de conquista. Por ANRed


“A veces pienso que el acoso sucede porque la otra persona tarda mucho tiempo en decirte que no quiere coger con vos” así evaluó Roberto Pettinato porque suceden los acosos. Sus polémicas palabras no hacen mas que naturalizar un modo de ser y entender como se ejercen los vínculos entre las personas, particularmente la relacion con las mujeres.

Inmediatame salieron al cruce varias mujeres que fueron sus compañeras de trabajo y comenzaron a hablar de lo que era un secreto a voces en el medio: el acoso sexual y maltrato laboral que habían sufrido de su parte. Entre ellas, la bailarina Mariela Anchipi, la periodista Fiorella Sargenti, la locutora Mariana de Iraola, la humorista Señorita Bimbo la panelista Ursula Vargues y Emilia Claudeville.

En todas las denuncias el mismo modus operandi. La descalificación, el acoso y la violencia laboral frente a los ojos de todos, donde la mayoría de las veces esos “otros” eran varones y la impunidad que lo protegía: “Roberto es así, no le des bola”.

Las mujeres, sea cual sea su clase social, su color de piel, su orientación sexual, su etnia, el lugar del mundo donde vivan, están expuestas a sufrir discriminación laboral, salarial, en el deporte, acoso en la calle, en el trabajo, y están expuestas a ser violadas por los hombres que detentan el poder. Es importante remarcar, que el acoso no tiene una finalidad de galantería o de coqueteo, el acoso es una relación de poder. No importa que sienta o que diga la mujer que esta siendo acosada. El poder siempre es violento, aún cuando no exitan golpes.

Pettinato no es mas que un varón ansioso por querer demostralo. Para eso debe espectacularizar su violencia hacia las mujeres, frente a los ojos de sus pares, y como dice la reconocida antropóloga Rita Segato “La mayor cantidad de violaciones y de agresiones sexuales a mujeres no son hechas por psicópatas, sino por personas que están en una sociedad que practica la agresión de género de mil formas pero que no podrán nunca ser tipificadas como crímenes”  .

Es necesario que los varones tomen conciencia del mandato de masculinidad que los orpime y los obliga a mostrarse fuertes viriles potentes constantemente, porque su humanidad esta ligada a este mandato de masculindad. Mientras esto no suceda, por mas esfuerzos que haga el movimiento feminista, que ya bastante avanza aún en un contexto sumamente desfavorable, la historia patriarcal seguirá dando círculos.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba