10/02/2018

Despidos en el ingenio El Tabacal de Salta: tras la represión, continúa el corte de la ruta 50

represion3.jpgComo forma de protesta, las familias de los 181 despedidos del ingenio azucarero El Tabacal cortaron la ruta 50, en el acceso sur a la localidad de Hipólito Yrigoyen, Salta. La respuesta: balas de goma, gases lacrimógenos y allanamientos en los domicilios de los trabajadores. Los obreros denunciaron nueve detenciones, entre ellas tres menores. Tras la represión de ayer, hoy se mantiene el corte en la ruta. El gobierno provincial pidió la intervención de Gendarmería. Por ANRed.


A fines de enero, Tabacal Agroindustria, el segundo mayor ingenio azucarero del país, anunció el despido de 181 trabajadores. La compañía, propiedad de la estadounidense Seaboard Corporation, dio como argumento una “reorganización integral de sus operaciones”.

Desde el jueves a la tarde y como forma de protesta contra las cesantías, los obreros y sus familias decidieron cortar la ruta 50 en Hipólito Yrigoyen, departamento de Orán, en el norte de Salta. También realizaron ollas populares y asambleas permanentes.

A pesar de que el comisario les informó que nada pasaría, ayer a las 14:00hs la policía local desató una fuerte represión sobre los manifestantes, utilizando balas de goma y gases lacrimógenos. “No les importó que había chicos comiendo ni mujeres embarazadas ni chicos discapacitados”, afirmaron los trabajadores.

La represión se extendió a la zona de la ciudad, hasta que los vecinos salieron a la calle y las fuerzas de seguridad tuvieron que retroceder. Cabe señalar que no había orden judicial de desalojo.

represion2.jpg

Los trabajadores denunciaron además que los efectivos ingresaron a las viviendas de los azucareros. Mirna Ríos, quien estaba en el corte cuando comenzó la represión, relató que una vecina se comunicó con ella para avisarle que fuerzas de seguridad entraron a su domicilio y se llevaron a su marido y a su hijo mayor, quien es discapacitado. Ríos denunció que dejaron todo revuelto y se lamentó: “Ni que fuéramos delincuentes”.

Hubo nueve detenidos, tres de ellos menores (dos de 11 años y uno de 13), que fueron golpeados. Incluso, el vicepresidente del Concejo Deliberante de Hipólito Yrigoyen, Maximiliano Nieva, fue demorado por pedir a un oficial que se identifique.

herido2.jpg

Los obreros volvieron a la ruta y la respuesta dada por el gobierno ayer por la noche fue declarar incompetente a la policía local y pedir por Gendarmería Nacional y Policía Federal.

A través de un comunicado, los azucareros sostienen que “el gobierno de empresarios quiere que se enfrenten pobres contra pobres y trabajadores contra trabajadores” y que “buscan la represión como forma de gobierno”.

“Hay 181 trabajadores despedidos, familias en la calle, padres de familia que buscan defender su fuente laboral, que ni los políticos ni los jueces logran que Tabacal solucione el estallido social que provocó”, aseveraron.

Los despidos en el ingenio El Tabacal no son los únicos en la región NOA. En Salta, San Isidro cesanteó a 730 trabajadores, mientras que en Jujuy se registraron 300 despidos en La Esperanza y 30 en Ledesma. Cabe señalar que en el ingenio San Isidro están comprometidos otros 1.900 puestos laborales de quienes realizan tareas complementarias.

El 19 de febrero habrá una marcha conjunta de los obreros azucareros. Comenzará en Hipólito Yrigoyen, pasará por Ledesma (Ingenio homónimo), continuará por San Pedro de Jujuy (La Esperanza) y, luego de atravesar Campo Santo (San Isidro), terminará con un masivo acto en General Güemes (Salta).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba