08/02/2018

Terrenal, un misterio que va de lo solemne a lo callejero

index-27.jpgLa obra escrita y dirigida por Mauricio Kartún logra, a pesar de su nombre mundano, su escenografía mínima y unos pocos personajes neuróticos, la consistencia y genialidad de las obras inmortales. En su quinta temporada, Terrenal, un pequeño misterio ácrata continúa la apuesta y sigue reflejando la realidad política con una puesta en escena que va de lo solemne a lo callejero. Se presenta jueves, viernes, sábado y domingos en el Teatro del Pueblo, Av Roque Sáenz Peña 943, CABA. Por Leandro Ramos para ANRed.


Cinco años en cartelera por diversas ciudades y países, suman alrededor de 600 funciones y 70.000 espectadores, números inimaginables para el teatro independiente. Y no sólo en cantidad destaca la obra, ya que ha recibido 30 premios en 16 festivales nacionales e internacionales. ¿La clave del éxito? Originalidad y excelente interpretación. Claro está que para entender los motivos más profundos hay que ver la obra, no hay dudas. No obstante, hay un elemento central en la obra que resalta por sobre los demás: la actualidad política.

Terrenal es la historia de dos hermanos que no podrían ser más diferentes en su posición ideológica, pero que conviven a fuerza del lazo familiar y el recuerdo tan querido y respetado del “tata”, su progenitor. Claudio Martínez Bel representa magistralmente a uno de ellos, productor morronero que, como buen capitalista, vive preocupado por producir el mejor fruto y velar por la seguridad de sus ganancias. El otro está a cargo de Claudio Da Passano quien, en una performance no menor, representa a un anarquista que junta gusanos para venderlos como carnada viva. La situación repite un motivo ancestral y anima una escena que podría darse en cualquier lugar del mundo y seguirá haciéndolo: la de dos personas que pugnan por sus modos contrapuestos de pensar el trabajo, de manejar el dinero y de construir sus vidas.

Este conflicto fraterno es tan antiguo, que se tiene a bien llamar a cada hermano Caín y Abel. Y esta excusa sirve para construir una tragicomedia que se construye entre la solemnidad de la historia bíblica y la gracia del arte callejero. Los contrapuestos son parte tanto de los personajes como de la estructura de la obra.

Por desgracia, la historia bíblica de Caín y Abel no tiene en la obra un mejor final, y el fratricidio sucede en un contexto de viejos y nuevos rencores. Pero el énfasis se hace en la saña innecesaria de un Caín que no representa a un personaje bíblico sino a una clase social que no tolera la divergencia ideológica. La obra, entonces, encara con sus metáforas y alusiones una temática vigente en el panorama político y social que se ha recrudecido en los últimos años: la del gatillo fácil, la represión y la persecución a las minorías que luchan por su espacio.

La muerte de Abel a manos de Caín es la de Rafael Nahuel asesinado por prefectura o la de Pablo Kukok asesinado por la policía. Caín, como clase social alienada de su origen y sus derechos, admite su error sin arrepentimiento y nos recuerda que en el fondo de cualquier fratricida no hay más que ignorancia y egoísmo.


Ficha técnico artística
Autoría: Mauricio Kartun
Actúan: Rafael Bruza, Claudio Da Passano, Claudio Martinez Bel
Vestuario: Gabriela A. Fernández
Escenografía: Gabriela A. Fernández
Iluminación: Leandra Rodríguez
Diseño sonoro: Eliana Liuni
Fotografía: Malena Figo
Asistencia de escenografía: Maria Laura Voskian
Asistencia de dirección: Alan Darling
Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin
Dirección: Mauricio Kartun

Teatro del Pueblo
Av Roque Sáenz Peña 943, Capital Federal – Buenos Aires ““ Argentina. Teléfono: 4326-3606
Web: http://www.teatrodelpueblo.org.ar
Entrada: $ 320,00 – Domingo y Jueves – 20:00 hs
Entrada: $ 250,00 – Jueves – 20:00 hs
Entrada: $ 320,00 – Viernes y Sábado – 21:00 hs



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba