04/02/2018

Fabricaciones Militares ratificó el cierre, pero la lucha de FanAzul no se abandona

26233388_1746946232023155_1180354488699538255_o-2-1012x580.jpgLa Dirección General de Fabricaciones Militares emitió el certificado de defunción de FanAzul en un documento que plantea como imposible mantener la continuidad de la planta, emitido luego de la reunión realizada en la sede de la Dirección General de Fabricaciones Militares el jueves. Al encuentro concurrieron el intendente Hernán Bertellys, el subsecretario de Producción y Empleo Juan Arruti y los trabajadores Darío Valentino, Juan País y Marcelo Laporte. Por Miradas del Centro.


El cierre de la histórica planta de fabricación de explosivos deja a 220 personas sin trabajo, en una ciudad conmocionada desde que el 28 de diciembre se anunciaron los despidos. Pero el acampe y la lucha van a seguir según afirman los trabajadores. Para el intendente la última esperanza es pedir a la provincia que se haga cargo de la fábrica, aún reduciendo los sueldos de los trabajadores, tal como esos habían propuesto anteriormente.

El Estado es quien decreta la muerte de la fabrica, pero el verdadero protagonista de esta historia, que no cierra aquí, desde ahora son los trabajadores. En declaraciones a LU10 Radio Azul, el delegado de los trabajadores de FanAzul, Marcelo Laporte afirmó categóricamente que no se van a quedar con los brazos cruzados, pues la lucha va a seguir y calificó la actitud del interventor de Fabricaciones Militares Luis Riva como alguien que siempre venía con un “no” frente a los proyectos que de reestructuración que le presentaron, echándoles en cambio la culpa a los trabajadores de no haber avisado cuando se trabajaba mal.

abrazofanazul-1170x400.jpg

Para el representante, cerrar FanAzul es un “capricho” de Riva, pues agregó: “cuando no tienen respuestas te ponen en un aprieto diciendo “˜tengo que sacar gente en todas las fábricas si saco gente en Azul”™, y para ellos fue más fácil cerrar una”, refiriendose a que prefirieron cerrar la fábrica local antes que echar operarios de otras fábricas como Villa María. Eso en el caso de que fuera necesaria esa reducción de personal, pues Laporte expresó que nunca les mostraron los números que justificaran la real necesidad del mencionado recorte.

Para el intendente la última esperanza es pedir a la provincia que se haga cargo de la fábrica, aún reduciendo los sueldos de los trabajadores, tal como esos habían propuesto anteriormente. El mandatario comunal califico al comunicado como “necrológico”, en tanto decreta la muerte de la empresa estatal. Sin embargo, brindó un mensaje ambiguo al afirmar: “Ahora nos queda una puerta abierta, que es ir por la Provincia”, expresión falsamente esperanzadora en tanto esa puerta es la única que queda, pero no hay indicios de que se encuentre abierta.

resize_1517524435-475x580.jpg

La asamblea realizada el viernes 2 decidió continuar el acampe y enviarle a la gobernadora Vidal una carta, quedando a la espera de su respuesta para luego evaluar como continuaría la lucha. En circunstancias en las que la situación de FanAzul va desapareciendo de los medios tanto nacionales como regionales -en alguna ocasión al ser desplazada por otras situaciones similares como la mina de Río Turbio- es importante consignar que nosotros, seguiremos informando.

dsc_0827-copiar-872x580.jpg

Fuente: miradasdelcentro.com.ar



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba