02/02/2018

Argentina: el país donde el presidente aplaude el gatillo fácil

tapa-3639.jpg
El presidente Mauricio Macri – junto a su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich – recibió ayer por la tarde en la Casa Rosada al policía Luis Oscar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda que en diciembre, durante una persecusión, baleó y asesinó al joven de 18 años Pablo Kukok, por haber asaltado al turista estadounidense Frank Joseph Wolek en el barrio porteño de La Boca. Otro caso de gatillo fácil. Por el hecho el agente fue procesado por “homicidio” y embargado por 400.000 pesos por la Justicia. Macri apoyó el accionar del efectivo: “Defendió a un turista estadounidense que había sido brutalmente apuñalado en un intento de robo. La noticia de la gratitud del turista con él conmovió a miles de argentinos, pero ayer nos enteramos que Luis será embargado. Quería ofrecerle todo mi apoyo, decirle que lo acompañamos y que confiamos en que la Justicia en otra instancia lo liberará de todo cargo, reconociendo su valentía”. Por ANRed.


Aún con la causa abierta, sin resolución, en etapa de investigación y con aspectos confusos y contradictorios en el relato del policía Chocobar, Macri quiso salir a tomar rápidamente partido, en un gesto de fuerte apoyo a la ejecución sumaria que efectuó el agente. En éste sentido, posteó una foto del encuentro en las redes Facebook y Twitter, donde remarcó: “Hace unos meses Luis Oscar Chocobar defendió a un turista estadounidense que había sido brutalmente apuñalado en un intento de robo. La noticia de la gratitud del turista con él conmovió a miles de argentinos, pero ayer nos enteramos que Luis será embargado por $400 mil pesos mientras se resuelve la causa por la muerte de uno de los ladrones. Hoy lo recibí en la Casa Rosada. Quería ofrecerle todo mi apoyo, decirle que lo acompañamos y que confiamos en que la Justicia en otra instancia lo liberará de todo cargo, reconociendo su valentía“.

En sintonía con el apoyo presidencial, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich no quiso quedarse atrás y en su cuenta de Twitter opinó: “Junto al Presidente recibimos al policía Luis Chocobar que salvó a un turista de la muerte. Actuó en cumplimiento de su deber de policía y así debe ser interpretado. Queremos defender a los policías que cuidan a la gente y que no terminen acusados o presos“.

tapa-3641.jpg

También aseguró que tanto Nación como Provincia le darán apoyo legal para enfrentar el procesamiento por homicidio en exceso de la legítima defensa.

También, esta mañana, se sumó el ministro de seguridad bonaerense Cristian Ritondo, quien mostró su rechazo a la decisión de la Justicia: “Defendió a un turista poniendo en riesgo su vida cumpliendo con su compromiso de servir y proteger y terminó embargado; tendrá nuestro apoyo“.

El hecho ocurrió el 8 de diciembre del año pasado, por la mañana: según la reconstrucción de la Policía de la Ciudad, el policía bonerense Luis Oscar Chocobar caminaba ese día por la zona del barrio porteño de La Boca, cuando vio cómo el joven de 18 años Pablo Kukok, junto a otro, apuñalaban al turista estadounidense Frank Joseph Wolek para asaltarlo, en Olavarría y Garibaldi a metros de Caminito, por lo cual intervino persiguiendo a los jóvenes. Uno logró escapar, mientras que Kukok fue retenido en el piso por dos transeúntes que habían visto el ataque, en Irala y Suárez. Al poco tiempo llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, quien se identificó como policía y, según declaró, disparó al joven en la zona abdominal porque entendió que hizo un gesto como si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir.

El joven Kukok fue trasladado al Hospital Argerich, donde murió cinco días después de ser operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon. Mientras que el turista estadounidense estuvo internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud, donde recibió el alta 20 días después, luego de ser haber sido operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.

Por el hecho, el juez Enrique Gustavo Velázquez – a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires – procesó a Luis Oscar Chocobar, de 30 años, por “homicidio” y lo embargó en 400.000 pesos, porque entiende que el policía local de Avellaneda se había “excedido” en el uso de su legítima defensa.

Sin embargo, es polémica la aplicación de la carátula de la “legítima defensa” para un caso como éste, dado que no hubo un forcejeo durante el hecho infraganti, además de que mientras el policía tenía un arma de fuego, el presunto delincuente sólo tenía un cuchillo. En el expediente de la causa figura que Kukoc comenzó a correr cuando escuchó la voz de “alto” del policía, quien luego de perseguirlo tres cuadras, le disparó por la espalda y en la pierna a unos siete u ocho metros.

“No sos un héroe, sos un asesino”

En medio del debate público entre quienes apoyan y aplauden al policía y quienes consideran que hubo un claro caso de gatillo fácil por parte del policía, sobresalieron varias opiniones.

En declaraciones televisivas, Ivonne, madre del joven Pablo Kukok, exigió: “Yo también quiero que me reciba Macri, porque el policía dice que mi hijo se dio vuelta para atacarlo y por eso le disparó, pero Pablo nunca se dio vuelta, el forense determinó que recibió un balazo en la espalda y en la parte de atrás de la pierna. Se iba corriendo y Chocobar lo mató. Mi hijo murió desangrado, sin que nadie lo ayude. Mi hijo no está más conmigo por un mal policía, que lo mató.” Y apuntó al policía: “No sos un héroe, sos un asesino”.

Asimismo, la madre del joven aseguró: “Tengo todos los papeles de la causa y ningún testigo dice que mi hijo apuñaló al turista. En la declaración, el turista dice que no vio a la otra persona, que sólo vio los brazos de quien le sacó la cámara. Sé que él no es capaz de apuñalar a nadie. Sé que él estuvo ahí y fue con la intención de robarle a algún turista, pero de apuñalar, a nadie. El no se puede defender, porque ya no está, y el otro chico lo va a acusar a Pablo porque ya no está. Pagó con su vida por algo que no hizo”, concluyó.

La abogada y militante de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), María del Carmen Verdú, opinó sobre el hecho en su cuenta de Twitter: “La foto del ‘estado de excepción’: Ni en el lejano oeste le decían “valiente” al que persigue y tira por la espalda. Pero claro, éste es el gobierno que desapareció a Santiago Maldonado y fusiló a Rafael Nahuel. El gatillo fácil ahora es política PÚBLICA de estado”.

Por su parte, en su cuenta de Twitter el abogado penalista Marcelo Parrilli manifestó: “Macri y el ‘Gatillo fácil’: en el caso del policía Chocobar no existe el ‘exceso en la legítima defensa’, estamos directamente en presencia de un homicidio. El muerto estaba huyendo cuando fue baleado. La agresión que puede dar pie a la legítima defensa debe ser presente no pasada“.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba