14/01/2018

“Fujimori mató a nuestros familiares, Kuczynski los volvió a matar”

dsrolbrw0aaiazo.jpgSon estigmatizados por quienes no quieren memoria. Son adjetivados como odiadores porque no cejan en su lucha por que la justicia en el Perú sea real. Son peruanos cuyas vidas cambiaron terriblemente en 1991 y 1992, cuando el Grupo Colina asesinó a 25 de sus familiares en las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta. Delitos de lesa humanidad ““junto a otros”“ que fueron motivo de la sentencia a prisión de 25 años del expresidente Alberto Fujimori como autor mediato (con dominio del hecho), condena que se interrumpió el pasado 24 de diciembre cuando el presidente Pedro Pablo Kuczynski le otorgó el indulto ‘humanitario’, que todo indica que más bien fue en reciprocidad a la abstención de votos de 10 fujimoristas para evitar su vacancia presidencial. Por Alberto Ñiquen.


“Alberto Fujimori está libre, contento, y mi hijo sigue desaparecido”. “Es una ofensa para el país la liberación de este criminal”. “Fujimori mató a mi hijo, y ahora Kuczynski lo volvió a matar, y a nosotros también”. Son algunas de las declaraciones que los familiares de estas víctimas dieron en La Mula a Javier Corcuera, cineasta y documentalista que las ha resumido en este video.

La pasada navidad, los familiares de Barrios Altos y La Cantuta pasaron una noche llenos de indignación, pesar e impotencia. “Mientras los Fujimori estaban felices y festejando, nosotros agonizábamos”, confiesa Javier Roca Obregón, padre de Javier Roca Casas (sótano del SIN).

Ellos rechazan el indulto y confían en que el indulto pueda ser rebatido. Y ante tanto mensaje oficialista y fujimorista de un llamado a la reconciliación, responden: Una reconciliación, sí, pero con las víctimas de los asesinados por Fujimori. Nos quieren imponer una reconciliación, nos dicen que hay que voltear la página. PPK es quien se ha reconciliado con el fujimorismo al liberar a un asesino”, dice Gisela Ortiz Perea, hermana de Luis Enrique Ortiz (La Cantuta).

2-114.png

“Armando tenía sueños, como todo joven. Era mi hijo mayor y quería darnos una oportunidad, por eso estudiaba. Fue secuestrado, asesinado y desaparecido. De él solo tengo unas llaves. No tengo su cuerpo. Y cuando creía que se había hecho medianamente justicia, ahora PPK nos traiciona indultando al criminal Fujimori”, señala Raida Cóndor, madre de Armando Amaro Cóndor (La Cantuta).

Ya se dijo líneas arriba, el fujimorismo (incluidos algunos del actual oficialismo) califica a estos familiares de odiadores, pero ellos solo buscan justicia y defienden la memoria de sus familiares. “Exigir derechos y pedir justicia no tiene que ver con odio ni venganza”, afirman.

Aunque Kuczynski les ha dado la espalda, ellos no se sienten solos. Tal como ocurrió hace 28 años, se sienten acompañados por un sector de la sociedad, pero aun así convocan a más peruanos a que se solidaricen con ellos y que no permitan la impunidad.

Fuente: La Mula



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba