14/01/2018

Beneficios para la Bolsa, pérdidas para los salarios

eneko-2150_galeria_principal.jpgMientras Argentina ganó la “Copa América Bursátil 2017”, una especie de “torneo” que todos los años hace la Universidad Di Tella para medir el desempeño bursátil de las empresas en Latinoamérica, el poder adquisitivo del salario de los trabajadores de noviembre de 2017 fue un 8,3% inferior al de noviembre de 2015. Por Red Eco Alternativo.


La Universidad Torcuato Di Tella reveló que la Argentina obtuvo “por lejos, el mejor desempeño bursátil de América Latina durante 2017, y así pasó de terminar en la última posición en 2016 a liderar la región”, con un rendimiento de 35,6% superando a Chile (10,7%) y Perú (5,1%)

No pueden “rankear” de la misma forma los salarios que siguen siendo erosionados en cuanto a su poder adquisitivo por el aumento constante de la inflación cuya tendencia va en alza desde hace varios años

El INDEC dio a conocer este jueves la inflación de diciembre, que fue de 3,1%. Con ese guarismo el IPC de todo el 2017 alcanzó, según cifras oficiales, a 24,8%, similar a lo que miden desde hace varios años diversos bloques parlamentarios (Frente Renovador, Partido Justicialista, Libres del Sur, Partido Socialista, entre otros), conocido como IPC Congreso.

El IPC Congreso, que surgió como una de las varias iniciativas para medir la inflación real durante el kirchnerismo desde que fue intervenido el INDEC y manipuladas sus estadísticas, muestra una tendencia en alza desde hace 10 años. Con períodos de mayor impacto de la suba de precios, como fueron el 2014 y el 2016, el aumento en 2017 es igual a la inflación de 2012 e inferior a la de 2010 y a las anuales de los años 2013 a 2016 (2008: 22,1% – 2009: 16,2% – 2010: 25,8% – 2011: 22,1 % – 2012: 24,6% – 2013: 27,6% – 2014: 39,1% – 2015: 28,1 % – 2016: 40,3% – 2017: 24,6%)

En este contexto inflacionario permanente, los que más sufren el impacto son los sectores de menores recursos, la mayoría de los jubilados que destinan todos sus haberes a enfrentar las necesidades básicas sin llegar a cubrirlas y los trabajadores formales e informales.

Como vienen haciendo regularmente, la Junta Interna de Delegados de ATE INDEC realizó un cálculo de cuánto debería ser un salario de bolsillo, como mínimo, para cubrir para cubrir las necesidades de los trabajadores y su núcleo familiar.

El resultado del cálculo al 30 de noviembre de 2017, para un hogar constituido por una pareja (dos adultos de 35 años) con dos hijos menores (varones de 6 y 9 años) es de 25.884 pesos. Este valor se compone de 8.135,5 pesos (canasta alimentaria mínima) y 17.749 pesos (otros bienes y consumos mínimos).

Las canastas utilizadas para este cálculo son las llamadas “Canastas de Consumos Mínimos” (1) que, según comentan los trabajadorxe de la Junta Interna, surgieron como propuesta metodológica innovadora en el INDEC, pero todavía no se han aplicado en las mediciones. “No son las habitualmente utilizadas para la medición de la Pobreza, que se siguen empleando para hacer comparables los datos y permitieron estimar un nivel de Pobreza en el 1er. Semestre del 2017 -personas- de 28,6%. Por lo tanto, ambas canastas no deben verse como contrapuestas, sino como metodologías diferentes pero compatibles entre sí”

Los resultados mostrados en el informe, por región, son los siguientes:

re1.jpg

“Las Canastas de Consumos Mínimos no implican un modelo de lo que sería una canasta óptima, deseable (que no puede surgir de un análisis estadístico, sino de una discusión social más global acerca de los objetivos y valores a que se aspira). Éstos son valores de mínima. Por eso mismo, ningún trabajador debería ganar -de bolsillo- menos que el valor calculado en este ejercicio”, afirman los integrantes de ATE INDEC.

Por otra parte, calcularon cuál ha sido el deterioro en el poder adquisitivo de los salarios estatales nacionales frente al proceso inflacionario, tomando como base el salario de una categoría D0 (según escala salarial vigente del convenio SINEP Decreto N° 2098 de la Administración Pública Nacional) por ser esa la que representa a la mayoría de los trabajadores del sector. Del cálculo realizado surge que el poder adquisitivo del salario de noviembre 2017 resultó un 8,3% inferior al de noviembre de 2015. (ver Metodología)

“El avance de la inflación, que en el acumulado de los últimos dos años fue del 75,1%, alejó mes a mes nuestro salario del monto necesario para mantener el poder de compra vigente en noviembre de 2015. Actualizando a precios de noviembre de 2017 las diferencias de nuestro salario respecto al que permitiría mantener dicho poder adquisitivo, se acumula un déficit de 39.279 pesos, monto que representa más de dos meses de salario (16.369 pesos.-). Es decir que este sería el monto necesario para adquirir al día de hoy los bienes y servicios de los cuales tuvimos que privarnos en este período”, afirman en el informe. (ver Metodología)

Si bien todos los trabajadores han perdido contra la inflación, “la caída del poder adquisitivo de los trabajadores estatales ha sido de mayor intensidad que en el sector privado: por ejemplo, mientras que en noviembre de 2015 el salario de un trabajador D0 representaba el 66% del salario promedio del sector privado registrado, en noviembre de 2017 esa relación resulta de alrededor del 63%”, detallan.

Cierres de programas y despidos -tanto en el sector público como privado-, aumentos en los servicios durante fin del año pasado, y los que se informaron que entrarán en vigencia a partir de febrero y un 2018 de alta inflación, es el combo que volverá a erosionar el poder adquisitivo de la clase trabajadora y los sectores más vulnerables de la sociedad.

Metodología

El salario se presenta tanto en su valor nominal como en su valor constante a precios actuales (noviembre de 2017), para lo cual se consideró hasta abril de 2016 el IPCBA y desde mayo hasta noviembre de 2017 el IPC-GBA del INDEC.

La cuarta columna representa la pérdida del valor absoluto del salario al comparar el poder de compra de cada mes con el poder de compra de noviembre de 2015 (expresada en pesos de noviembre de 2017).

La conclusión es que la pérdida acumulada entre el salario que cobra un trabajador con categoría D0 y la inflación entre diciembre de 2015 y noviembre de 2017 fue de 39.279 pesos, monto que representa más de dos meses de su salario (16.369 pesos.-).

Adicionalmente, se presenta información sobre la evolución del Nivel General del IPC y del salario promedio del sector privado registrado, en términos corrientes y constantes. Este último tipo de salario también ha perdido claramente la carrera contra la inflación en los últimos 20 meses (68,9% vs. 75,1%), pero lo ha hecho en una magnitud bastante inferior a lo registrado con el salario estatal regulado por SINEP (60,6% vs. 75,1%).

re2.jpg

1.- Escala salarial vigente según convenio SINEP Decreto 2098
2.- Estos meses recibieron el aumento salarial correspondiente a las paritarias anuales
3.- Se incluye la 1er y 2da cuota de compensación salarial de la remuneración del SINEP.
4. -Remuneración normal y permanente desestacionalizada (OEDE-MTEySS: www.trabajo.gob.ar/left/estadisticas/oede/estadisticas_nacionales.asp).
5.- Los salarios del sector privado de julio, agosto y septiembre de 2017 fueron estimados aplicando al monto de la remuneración permanente y desestacionalizada del mes anterior la variación interanual de la remuneración por todo concepto (cuyo valor se conoce con mayor antelación que la remuneración permanente y desestacionalizada). Los valores de octubre y noviembre fueron imputados aplicando la variación promedio intermensual registrada en los últimos 10 años, ajustada por la relación entre la variación intermensual 2017 de los meses del año con información consolidada -enero a junio- y la variación intermensual de esos meses en los últimos 10 años (arrojando 1,9% en octubre).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba