30/12/2017

Informe del gobierno sobre la RAM. Mezcla, confunde, que algo quedará

bullrich-garavano-1024x536.jpg

El Ministerio de Seguridad publicó un informe sobre la Resistencia Ancestral Mapuche que menciona a medios comunitarios, entre los cuales se encuentra la radio Zumba La Turba de la Red Nacional de Medios Alternativos. Por Francisco Godinez Galay para Cpr


El mecanismo del “miente, miente, que algo quedará” está probado. Lo que una voz autorizada y masiva publique, es difícil contrarrestar con efectividad en su desmentida. Hoy, los mecanismos de la posverdad parecen actualizar esta máxima goebbeliana por una sutil “mezcla, confunde, que algo quedará”.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, junto a los gobiernos de las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén, publicaron recientemente un informe sobre la Resistencia Ancestral Mapuche, ese difuso enemigo interno construido, útil para empujar por la zanja del “terrorismo” a todo aquello que se parezca a una disidencia, y no solo desautorizar reivindicaciones sino legitimar esas desautorizaciones, y lo que es mucho peor, la represión de esas disidencias.

El extenso informe ““pésimamente escrito”” no ahorra en inexactitudes, datos incomprobables y prejuicios. Pero, sobre todo, insiste casi metódicamente en vincular premisas desconectadas y falaces para arribar a conclusiones frágiles desde la lógica formal, inconcebibles desde la ética y violentas desde el prejuicio.

En este tren de la antilógica, el informe vincula a lo mapuche con palabras conocidas socialmente y que causan un impacto negativo claro a los ojos de la opinión pública. Al poner cerca lo mapuche con términos como FARC, kurdos, anarquismo, la fotografía queda consolidada: los Otros, los malos, son todos iguales, están todos juntos, están amenazando a los buenos, y hay que aceptar que se los combata fuertemente, no importan los detalles ni las diferencias. Y mucho menos la verdad. Lo que importa es infundir miedo en la ciudadanía, en una práctica estatal que no podemos evitar de tildar (¿paradójicamente?) como “terrorista”.

En el capítulo 3 del informe, titulado “Relación RAM/CAM y el vínculo con otros países” se consagra la relación, a partir de un absurdo y débil recurso:

Si bien en el plano intelectual, existen diferencias entre grupos con pensamientos de izquierda y sectores anarquistas, estos grupos radicalizados comparten el elemento común de imponer sus intereses mediante el uso de la fuerza. Ante esta variable común, deciden prestarse colaboración para el uso de la misma.
De esta manera es como se logra comprender el esfuerzo común en la violencia de grupos como el MIR, FPMR, la RAM/CAM y ANARQUISTAS. (pág. 151)

Ahora bien, no solo dice que la RAM se parece a estas organizaciones o causas, sino que luego empieza a describir esas otras causas. Allí queda cristalizado el mecanismo: uno empieza leyendo sobre la RAM y termina leyendo sobre las FARC o los kurdos (en la página 155 ya agregan otras organizaciones: “Como se viene subrayando, hablar de RAM implica hablar de CAM, MIR, FPMR, FARC y SECTORES ANARQUISTAS.”). Lo que queda de todo eso es la idea flotando de que todo es parte del mismo enemigo. Y que RAM es sinónimo de todo aquello. Sin pruebas, sin argumentos, solo porque de la confusión algo quedará.

De golpe, en la página 156, aparece el subtítulo “Vinculación con anarquistas”, bajo el cual se empieza a describir la existencia de organizaciones kurdas (¿en qué quedamos? ¿anarquistas o kurdos? Y a todo esto, ¿qué tiene que ver esto con la RAM?). Entonces, al describir a la organización Kurdistán America Latina (y afirmar que no tienen representación en Argentina, con lo cual no se entiende “”una vez más”” cuál es la relación) mencionan entre sus actividades en territorio nacional:

 Programa especial de radio sobre la lucha de las mujeres kurdas por Zumba la
Turba, FM 99.5 (también en www.zumbalaturba.com.ar).

http://kurdistanamericalatina.org/charla-abierta-en-cordoba-sobre-la-lucha-de-
las-mujeres-kurdas-2/ (el link que figura no corresponde al programa)

ramedit_carrousel_bootstrap_crop_334x242.jpg

Es decir, se mancha el nombre de una radio alternativa y de la Red Nacional de Medios Alternativos (porque se incluye afiche del programa con su sello) solo porque hicieron un programa de radio sobre mujeres kurdas. Un Otro desconocido, que sirve para infundir miedo, expresándose a través de medios alternativos, no hace otra cosa que llevar a los medios alternativos hacia esa bolsa llena de Otros””desconocidos””que””infunden””miedo, como lo kurdos. Ah, y recordamos que estamos en un informe que explicaría la peligrosidad de la RAM y el conflicto mapuche.

La sola mención de medios alternativos en un informe sobre la RAM puede tener consecuencias cristalizadoras de verdades tan ilógicas como incomprobables e irremontables. La intención es clara: infundir miedo. Y mezclar mapuches con kurdos, FARC y medios alternativos para que lo que quede sea un solo enemigo multiforme, un peligro del cual cuidarse o, mejor dicho, dar rienda suelta a represivas medidas gubernamentales hacia cualquiera que se parezca o acerque a alguna de estas peligrosas “amenazas”.

Desde el CPR repudiamos esta intención de persecución, estigmatización y hostigamiento, basada en la confusión, la mentira y la falta de argumentos, y nos solidarizamos con los pueblos que sufren como así también con los medios comunitarios, alternativos y populares que dan micrófono a tantas luchas postergadas y asfixiadas.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba