08/12/2017

Caso AMIA, Luciana Ginsberg: “no vamos a permitir que en nuestro nombre se termine con el Estado de Derecho en la Argentina”

luciana.jpg

A raíz de las detenciones preventivas de los dirigentes sociales Luis D’elia y Fernando Esteche, y del ex Secretario legal y técnico Carlos Zannini, el pedido de prisión preventiva al ex canciller Héctor Timerman y la solicitud de dejar sin fueros a la presidenta Cristina Kirchner por parte del Juez Federal Claudio Bonadío, por supuesta traición a la patria y encubrimiento en la causa AMIA, ANRed entrevistó a Luciana Ginsberg, hija de Laura, referente de APEMIA y una de las familiares que continúan exigiendo justicia.

¿Qué actuación tuvo el juez federal Claudio Bonadío en la causa AMIA, y por qué ahora procesa por encubrimiento a D’elía, Esteche y demás miembros de la oposición?

LG: Bonadio en su momento fue apartado de la causa que investigaba el atentado a la AMIA, justamente porque había razones fundadas para dudar de su imparcialidad, eso fue lo que alegó la Cámara Federal. Incluso su apartamiento se envió como antecedente a la comisión de disciplina del Consejo de la Magistratura, donde se alegó que Bonadio tendría que haberse apartado él voluntariamente de la causa, por su vínculo con Corach, pero no lo hizo. Corach, de hecho, no estaba en la lista de los imputados cuando tendría que haber estado.

Bonadio no tiene nada que ver con la lucha de los familiares por justicia por el atentado a la AMIA; sino que, por el contrario, está vinculado al encubrimiento y las detenciones y los procesamientos que encabezó en el día de hoy y en el pasado. En definitiva, tiene que ver con estar al servicio de la dictadura macrista que procesa y sale a cazar opositores negando por completo el estado de derecho. Y que incluso, este procesamiento se hace judicializando a los compañeros por un memorando que fue aprobado por ambas cámaras en el Congreso y que, aún así, no entró en vigencia.

Bonadio no es un aliado de los familiares que luchamos por justicia, sino que por el contrario es un enemigo por ser un aliado del gobierno de Macri que lo único que hizo fue permitir que Stiusso vuelva a este país, reforzar el aparato de inteligencia y el aparato represivo.

¿Piensa que D’elia y compañia pudieron haber aportado al encubrimiento de la causa?

LG: El principal encubridor es el estado argentino y son los servicios de inteligencia, la ex SIDE y en particular Jaime Stiusso. Stiusso, que volvió al país de la mano de Macri, dijo abiertamente en un medio de comunicación -cuando le preguntaron si sabía quién había cometido el atentado a la AMIA- que no podía responder esa pregunta, pero en ningún momento negó saberlo. Ya ha demostrado que él tiene información, como jefe de la SIDE en el momento del atentado, tiene un rol fundamental en el encubrimiento.

Eso se vio reforzado por la vuelta de Stiusso al pais, al mismo tiempo que el macrismo mantiene cerrados los archivos secretos; donde no solo está la información sobre qué pasó, quiénes cometieron el atentado, sino también quienes lo encubrieron. Me parece que a la hora de hablar de responsabilidades: en primer lugar hay que nombrar a Stiusso y a los servicios de inteligencia.

Respecto de los encarcelamientos y procesamientos, a D’elia y a los demás compañeros, no tiene nada que ver con los hechos, de vuelta: acá lo que se está haciendo es manipular políticamente la causa para perseguir y salir a cazar a la oposición política. Nada tiene que ver con la lucha por justicia ni con el esclarecimiento del atentado y su encubrimiento. Acá el encubridor es Stiusso, acá el encubridor es Macri.

Y exigimos, en ese sentido, la inmediata liberacion de los compañeros; porque si hay algo que no podemos permitirnos los familiares es que en nuestro nombre se termine con el estado de derecho en la Argentina y que se salga a perseguir a quienes luchamos contra el hambre y la miseria que quiere imponer este gobierno.

¿Cómo continúa la investigación de la causa?

LG: Lo que se está desarrollando ahora es el juicio por encubrimiento que, curiosamente, tuvo audiencia en el día de ayer en el mismo edificio en el que el juez Bonadio dictó los encarcelamientos y los procesamientos a la oposición, a espaldas de los familiares. Lo cual es muy significativo porque mientras sesionaba el juicio por encubrimiento, Bonadio lanzaba la persecución de dirigentes de la oposición política. Es decir: se demuestra que nada tiene que ver con la continuidad de la causa ni de la lucha por el esclarecimiento de la masacre impune de la AMIA.

¿Considera que el procesamiento dictado por Bonadío contribuye al esclarecimiento de la causa, o que están haciendo un uso político de la misma?

LG: No, en absoluto. La pista iraní, sobre la que está construida esta denuncia, fue armada por la CIA, el Mossad y los servicios de inteligencia a nivel internacional, y es de lo que se está agarrando el propio Bonadio y el gobierno pro imperialista de Macri para perseguir a dirigentes de la oposición. Reitero: nada tiene que ver esto con la lucha que desarrollamos los familiares; nosotros luchamos por la apertura de los archivos, por la constitución de una comisión investigadora independiente y, en ese sentido, exigimos la inmediata liberación de los compañeros que fueron detenidos en el día de ayer y el cese de la persecución política a la oposición. En ese mismo sentido, también, repudiamos enérgicamente que en nuestro nombre se quiera terminar con las garantías constitucionales.

¿Qué proponen para su esclarecimiento?

LG: Lo que te puedo decir es que cómo familiar y como miembro del Partido Piquetero lo que proponemos en primer lugar es: la inmediata libertad de todos los compañeros y el cese de todos los procesamientos. Exigimos la renuncia del presidente Mauricio Macri, así como también la renuncia de la ministra Patricia Bullrich; porque no hay que olvidarse que, hace una semana nada más, fusilaron a un compañero mapuche en la Patagonia. Este hecho, propio de una dictadura, nos indica que ya no estamos frente a un estado de derecho.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba