08/12/2017

Se cae la versión de armas de fuego entre los mapuche el día del asesinato de Rafael Nahuel

whatsapp_image_2017-12-08_at_10.08.13_am.jpg

La inspección ordenada por el juez federal Gustavo Villanueva en el lof Lafken Winkul Mapu (Villa Mascadí) derribo los argumentos de los prefectos del grupo Albatros que dispararon armas de fuego contra los mapuche. No se encontraron rastros ni vainas de otro calibre que no sean los pertenecientes a la fuerza. Rafael Nahuel recibió un impacto por la espalda de ese mismo calibre. El Gobierno queda en outside tras dar un fuerte respaldo la versión de Prefectura. Por ANRed


Ayer se realizo la inspección ocular en la zona del lof Lafken Winkul Mapu con el objetivo de buscar evidencias sobre el asesinato del mapuche Rafael Nahuel y sus otros dos compañeros heridos por armas de fuego durante los hechos ocurridos el pasado 25 de noviembre. La orden de peritaje fue emanada por el juez federal Gustavo Villanueva quien permitió el primer ingreso a unas 90 personas constituida por un contingente de peritos, abogados, secretarios del juez, miembros de la fiscalía y Defensoría de menores. Además unos 60 efectivos de la policía Federal (grupo GEOF, División anti tumulto y un perro de la de div explosivos).

whatsapp_image_2017-12-08_at_10.07.30_am.jpg

Un testigo que estuvo en la inspección explico la jornada, “Fue Un despliegue cinematográfico. Lo que no se encontró: las barricadas, las ramas rotas por el uso de armamento de grueso calibre, ninguna evidencia de utilización de armas que no sean las que manejan las fuerzas de seguridad. Todo esto es lo que figura como “probado” en el informe del ministerio de seguridad publicado luego de los hechos. Un informe que se cae.

Lo que si se encontró: algunas postas de goma anti tumulto y muchas vainas de 9mm que son las que utilizo el grupo albatros que mato a Rafael e hirió a otras 2 personas. Todo las evidencia halladas fueron encontradas a unos 1000 mts de la entrada del predio y no a 400 como sostiene el informe de Pato Bulrrich, lo que evidencia que los Albatros no estaban patrullando sino que salieron de cacería”.

whatsapp_image_2017-12-08_at_10.08.15_am.jpg

El pasado 26 de noviembre la cartera de Defensa dirigida por Patricia Bullrich emitió hoy un informe oficial sobre los episodios. Según el informe presentado por el cuerpo Albatros y apoyado por el ministerio, incluso en declaraciones posteriores, hubo disparos cruzados de armas de fuego “de grueso calibre” y un enfrentamiento que incluyó lanzas, cuchillos y disparos de los prefectos y de la comunidad mapuche.

El informe oficial detalla que el grupo Albatros de la Prefectura ingreso al predio siguiendo la zona tomada por los mapuches en Villa Mascardi, “En el recorrido, y a unos 400 metros de la Ruta Nacional Nº 40, detectaron más de 10 barricadas de madera y tierra, que el día anterior no estaban. Llegaron así a una barricada donde lograron ver entre 15 y 20 personas”, dice el comunicado.

“En ese momento, dos de los Albatros quedaron en estado de alerta, escondidos, mientras que los otros dos bajaron hasta una antena, 150 metros abajo, para comunicarse con dos efectivos que se encontraban a 300 metros de la Ruta 40, agrega el informe oficial.

Los dos miembros de Prefectura que quedaron en el lugar escucharon gritos que aparentaban ser gritos de guerra y observaron el desplazamiento de un grupo de entre 15 y 20 personas encapuchadas, con máscaras antigases de tipo militar y banderas con lanzas que en sus puntas tenían atados cuchillos. Además, otros portaban armas blancas, por lo que la patrulla de Prefectura esperó escondida entre la vegetación para evitar ser descubiertos” (…) “Los vamos a matar, son pocos, son cuatro”, gritaban los mapuches según el informe. “Acto seguido, los efectivos escucharon fuertes estampidos en dirección a su posición y observaron a dos o más personas portando armas de fuego que, por el sonido y el efecto de las efracciones, daban cuenta de ser de grueso calibre. Además, se dieron cuenta del calibre de las balas porque arrancaron ramas gruesas de cuajo”.

Los miembros del grupo de élite declaran que los mapuche se movían con tácticas militares en una situación de “emboscada” y continúan relatando, ” Uno de los efectivos, al ver que la patrulla se encontraba superada en número, intentó comunicarse con la base para informar sobre la situación, comunicando que se encontraban superados en número y solicitando apoyo y autorización para hacer uso de sus armas de fuego para salir del rodeo. Allí, siguiendo con el uso progresivo de armas y al no recibir respuesta de la base, producto de la mala señal de la zona, usaron una granada de aturdimiento flash bang. Frente a la situación y frente a los disparos de armas de fuego por parte del grupo violento, inmediatamente comenzaron a replegarse hacia abajo, cubriéndose con disparos de fuego intimidatorios siempre en dirección hacia los árboles y no en dirección hacia los atacantes, ya que no se podía visualizar más a aquellos hombres que se encontraban disparando con armas de fuego”.

whatsapp_image_2017-12-08_at_10.08.14_am.jpg

Un irresponsable apoyo del Gobierno al accionar de Albatros

Al día siguiente del asesinato del joven de 22 años Rafael Nahuel por un disparo en la espalda y otros dos heridos mapuche de bala. Y mientras continuaban otros miembros de la comunidad escondidos debido al temor de represalias, en el cerro entre ellos los heridos. El 27 de noviembre se realizo una conferencia de prensa que dieron en la Casa Rosada la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y su par de Justicia y Derechos Humanos Germán Garavano. Sin espacio para la duda los funcionarios volvieron a criminalizar al pueblo mapuche induciendo la idea de grupo terrorista actuando en el “sur patagonico”, justificando la cacería desatada el día anterior contra los mapuche.

La expresión mas escandaloza de la conferencia de prensa la manifestó Patricia Bullrich cuando dijo,”Nosotros le creemos lo que nos dicen las fuerzas y no tenemos por qué no creerles”, Así la ministra hacia causa común con los informes del Grupo Albatros sobre los acontecimientos, “hubo estruendos muy fuertes, propios de armas de grueso calibre. Pero esas armas no pudieron ser secuestradas y seguramente ya no están más en ese lugar”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba