05/12/2017

Jujuy: el pueblo de San Pedro marcha contra el cierre del Ingenio La Esperanza

tapaaaaaa-18.jpg
Obreros del Ingenio la Esperanza del departamento de San Pedro, Jujuy, junto a organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos y el pueblo sanpedrino marchan nuevamente a la ruta para impedir la venta del ingenio – que se declaró en quiebra – y evitar la pérdida de las 338 fuentes laborales. “No hay ninguna negociación, porque el gobierno no se ha dignado en llamar ni cuando ha vendido el Ingenio La Esperanza ni después. El gobernador Gerardo Morales salió a decir que tiene diálogo. Es pura mentira”, remarcó Sergio Juárez, uno de los obreros del ingenio. Imágenes: CAPOMA / Entrevistas: Radio “Bajando Caña” del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (SOEAIL).


El conjunto del pueblo se ha plegado a la movilización en reclamo al gobernador Gerardo Morales del no cierre del Ingenio La Esperanza, que dejaría así a 338 obreros sin trabajo. En declaraciones a la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), un integrante del Centro de Acción Popular Olga Márques de Aredez (CAPOMA) informó: “hoy los trabajadores se convocaron en las puertas de la fábrica, a unos tres kilómetros en las afueras de San Pedro, en zona de campo, y la marcha partió desde ahñi hasta la ciudad de San Pedro. Ya pasamos por la plaza principal, por el concejo deliberante repudiando ésta actitud del gobernado Gerardo Morales de planear una venta por la mitad del valor de las tierras sin consultar a los trabajadores y vendiendo su esfuerzo de décadas. Ahora estamos saliendo de la ciudad de San Pedro y seguimos marchando y veremos que decide la gente del sindicato”.

curupi_5.jpg

curupi_6.jpg

curupi_7.jpg

En medio de la movilización, la radio “Bajando Caña”, del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (SOEAIL) entrevistó a Sergio Juárez, uno de los obreros del ingenio, quien relató: “no hay ninguna negociación, porque el gobierno no se ha dignado en llamar ni cuando ha vendido el Ingenio La Esperanza ni después. El señor gobernador salió a decir que tiene diálogo. Es pura mentira. Por eso se está tomando ésta medida. Son 338 despedidos, más allá de que el gobierno diga que les están ofertando ir al Estado, ir al Chalicán (localidad donde se produce caña de azúcar, cítricos y pesca) o al Pongo (donde se cultivan frutillas y arándanos). Eso no satisface al trabajador. Por eso la marcha es multitudinaria. Son trabajadores y sus familias que vienen a defender las fuentes de trabajo”.

curupi_8.jpg

curupi_9.jpg

curupi_1.jpg

Con respecto a qué expectativas tienen sobre cómo continuará el conflicto y el rol del juez de la causa, Juan Pablo Calderón, el obrero remarcó: “el único que tiene una respuesta es el juez de la quiebra, pero el juez no sabe nada de lo que ha pasado. Nosotros nos preguntamos: ¿qué hay de trás de todo ésto? Nadie sabe si ha aparecido la plata o no. Por eso decimos que los despidos esos están mal hechos. Nosotros no tenemos problemas con que se venda el Ingenio la Esperanza, pero con los 938 compañeros que en éste momento somos“.

curupi_2.jpg

curupi_3.jpg

curupi_4.jpg

“Bajando Caña” también dialogó con Álejandro Vilca, diputado electo por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), quien señaló: “estamos acompañando ésta gran muestra de los trabajadores, de apoyo y unidad, después de éste ataque del gobierno provincial de dejar en la calle a 338 trabajadores, y de denunciar la venta a éste empresario colombiano, creemos que hay que rechazar toda medida de ajuste, porque detrás de cada trabajador hay familias”.

curupi_10.jpg

curupi_11.jpg

curupi_12.jpg

Con respecto a las circunstancias en las que se dio la quiebra y la venta, el legislador electo denunció: “el juez de la quiebra no tiene ningún tipo de información. Entonces, consideramos que no solamente es ilegal el gobierno en cómo actúa, sino que los despidos son discriminatorios. Ésta marcha es importante para que el gobierno y los funcionarios que los trabajadores no están solos. Están los vecinos, las familias azucareras, sindicatos y organizaciones políticas y de derechos humanos solizarizándose. Esperamos que el gobierno retroceda con ésta medida, porque va a ir porfundizándose y los trabajadores van a ir hasta las últimas consecuencias en defender sus puestos de trabajos”. Asimismo, remarcó: “no tiene sentido llenar de policías las rutas. Esta es la estigmatización que intenta hacer el gobiernod e los trabajadores, de decir que son mantenidos por el Estado, que le generan erogación cuando en realidad es todo lo contrario: éste ingenio produce mucho y hasta ahora el gobierno no ha demostrado qué hizo con todo ese dinero de la producción de azúcar y alcohol, que permitiría pagar todos los sueldos. Por eso también pedimos que se abran los libros de contabilidad de de las zafras que se hicieron y del pliego de venta, donde los únicos que pierden son los trabajadores”.

curupi_13.jpg

curupi_14.jpg

curupi_15.jpg

Al cierre de ésta nota, una comitiva de ocho trabajadores ingenio entraba a hablar con el juez, mientras afuera con un megáfono comenzaron a leer los carteles (“Basta de abuso laboral”, “No al despido de los trabajadores”, Sí al trabajo digno”) y las organizaciones y vecinos/as de la zona presentes aguardaban las novedades.

curupi_16.jpg

curupi_17.jpg

curupi_18.jpg

curupi_19.jpg

curupi_20.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba