23/04/2007

“El sindicato de trabajadores mineros es nuestra propia herramienta política”

che-2.jpg
La localidad de Huanuni, Bolivia, fue el escenario de los enfrentamientos ampliamente difundidos entre sectores mineros en octubre de 2006. Aquí una entrevista a Miguel Pérez Sandoval, flamante Secretario General del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Huanuni (SMTMH), Bolivia. El gremio es miembro de la histórica Central Obrera Boliviana (COB). Por corresponsales para ANRed.


El sábado 7 de Abril realizaron las primeras elecciones sindicales luego de la re-estatización de la Empresa Minera Huanuni por parte del gobierno de Evo Morales en octubre del año pasado.

El gobierno del MAS supo establecer alianzas electorales con los cooperativistas mineros (agrupados en la FENCOMIN) previo a las elecciones presidenciales de 2005, ya que el peso político y cuantitativo de este sector era mayor al de los mineros asalariados (sector estatal). Luego de los enfrentamientos entre los dos sectores por la explotación del cerro Posokoni en octubre del año pasado, donde apenas 800 asalariados de la estatal Comibol (Corporación Minera de Bolivia) se impusieron ante más de 4 mil cooperativistas, el gobierno terminó incorporando a los cooperativistas a la empresa estatizada que hoy cuenta con casi 5 mil trabajadores.

3-64.jpg

El pseudo cooperativismo de FENCOMIN funcionaba en Huanuni (y funciona aun en otras minas) de hecho como una trampa que promueve la extrema explotación de los trabajadores, quienes aparecen como supuestos socios de la cooperativa, cuando en realidad están sometidos por un reducido grupo de dirigentes que concentran las ganancias y operan como empresarios tradicionales.

Estos dirigentes son los que hoy en día siguen impulsando en Sucre las manifestaciones frente a la Corte Suprema de Justicia para que derogue el decreto supremo 28901 del 31 de octubre de 2006, que dispone el traspaso de los trabajadores cooperativistas al ámbito asalariado.

3-3-2.jpg

Miguel Pérez Sandoval, nuevo secretario general del fortalecido sindicato, busca encabezar un proceso de cambio:

 ¿Cuál es la situación actual de los trabajadores mineros en Huanuni?

 Los 5000 trabajadores de Huanuni ahora pertenecemos a la empresa estatal. Acá ya no hay trabajadores cooperativistas, no existe el cooperativismo en el centro minero de Huanuni, eso que quede bien claro porque no vamos a permitir que vuelva esa situación.

 ¿Cómo se conformó la lista que representás?

 La lista roja está compuesta por tres representantes que provienen de diferentes sectores de trabajadores dentro de la empresa. Mi persona viene a representar al sector de los jóvenes. Hay un compañero que es un trabajador de muchos años en la mina y también un compañero que es ex cooperativista.

 ¿Cómo es que los sectores jóvenes logran acceder a la secretaría general de un sindicato de 5000 trabajadores?

 Un 60 porciento de los 5 mil son jóvenes, y yo represento ese sector. Tengo una amplia trayectoria, de varios congresos, varias convenciones nacionales y ya los mismos compañeros me invitaron. Creo que ahora más que nunca hay que trabajar por mejorar las cosas y no hacerlos quedar mal; más aun hay que luchar ya que tenemos una gran responsabilidad histórica.

tapa-27.jpg

 ¿Cuál es la relación actual que tienen los trabajadores mineros con el gobierno de Evo Morales?

 Debe quedar claro que el gobierno tiene su línea política y nosotros dentro del Sindicato de trabajadores mineros tenemos la propia; tenemos nuestra propia herramienta política sindical que creemos que nace a partir de lo que es nuestro congreso, donde surgen las tesis de Pulacayo [1]. Nosotros mantenemos nuestra independencia de clase. El gobierno tuvo una actitud muy ambivalente con los trabajadores ya que en un principio se había aliado con los cooperativistas.

 ¿Qué posición tienen frente a la nacionalización impulsada por el gobierno?

 Creemos que no es una nacionalización, como se esta haciendo creer a la gente; en lo que tiene que ver con los recursos naturales creemos que en este proceso se sigue con la política de las transnacionales. Creemos que había un cierto hurto de parte de las transnacionales y no apoyamos esas cosas, no se pueden permitir esas cosas.

 ¿Cuáles son las tareas que tiene por delante el sindicato?

 Entre las más primordiales se encuentran lo que es la estabilidad laboral, que nosotros los trabajadores lo tenemos que ratificar y lo tenemos que pelear. Tenemos una ley, la ley 2400 del 24 de julio de 2002 y nos apoyamos en esa ley. Lo otro que también tenemos es un decreto supremo, el 28901, que una vez que todos fuimos metidos a la empresa del estado se aplica para todos los trabajadores.

Nosotros estamos manifestando los intereses políticos que había en octubre, por lo tanto son los intereses que también tienen los trabajadores. En cuanto a lo que es salud: una atención que sea eficiente y buena para los trabajadores y para sus familias, estamos planteando un hospital de segundo nivel, y ya tenemos algo avanzado en eso, la piedra fundamental ya se está dando.

En cuanto a producción, necesariamente estamos planteando que la inversión planteada por el gobierno a partir del compromiso del mismo 31 de octubre se tiene que cumplir.

 ¿Cuáles son las diferencias de funcionamiento ahora que la empresa se estatizó?

 La estatal tiene los mismos problemas que tuvo la Allied Deals (Empresa transnacional que explotaba anteriormente la mina), no de incumplimientos, sino los que internamente tuvo, y a partir de eso creamos lo que es una Comisión de Control Social sobre la empresa. Yo participé activamente de esa comisión durante mucho tiempo. Ahora la comisión de control social debe fortalecerse, ya que estamos buscando lograr el control obrero ahora que la empresa está estatizada por completo.

2-63.jpg

 ¿Cómo es ahora la relación con los ex cooperativistas?

 Bueno, y esto hay que decirlo, la relación no es del todo armónica, porque todavía hay sentimientos de rivalidad con los que antes eran cooperativistas y ahora trabajan a nuestro lado. Entendemos que es un proceso que se tiene que dar con los trabajadores. Sin embargo, quienes explotaban a los cooperativistas no fueron incluidos en la empresa estatal.


Notas:

[1] Tesis Central de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, aprobada sobre la base del proyecto presentado por la delegación de Llallagua en 1946.

[2] En julio de 2002, el Parlamento aprobó la Ley 2400 que permite a Comibol asumir “la administración directa de cualquier yacimiento entregado a las transnacionales que hayan quebrado, cometido fraude o incumplido los contratos pactados”. El Gobierno tiene la ley de su lado para consolidar la mina Huanuni a favor del Estado.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba