11/04/2007

Automotrices en la mira: informe internacional denuncia el bajo costo laboral en el tercer mundo

fordpacheco01.jpg
Con una hora de trabajo, un trabajador automotriz de Argentina o Brasil compra 7 a 5 veces menos alimentos que un trabajador de Estados Unidos o Alemania. El dato lo provee el “Informe Auto 2006/2007”, publicado estos días por la Federación Internacional de Trabajadores de la Industria Metalmecánica (FITIM).


El estudio mide el tiempo requerido para que un trabajador adquiera un kg de harina, un kg de pollo, un litro de agua mineral y un litro de combustible sin plomo. Mientras que esta canasta se adquiere con 54 minutos en Brasil o 72 minutos en Argentina, en EE.UU. y Alemania se consiguen con 10 minutos de trabajo.

Para la internacional sindical, la disparidad del poder adquisitivo en el mundo explica la inversión de capitales de las empresas transnacionales del automotor hacia los países dependientes. De no detenerse la relocalización hacia países con menor protección laboral, “están amenazadas las conquistas históricas que sólo han podido lograr generaciones de trabajadores metalúrgicos”, asienta el documento.

Señala, además, que esto impulsa la competencia entre trabajadores de distintos países para ver quien produce más barato, dado que sólo así podrán mantener su empleo.

China, Rusia y la India son las estrellas de inversión y su producción de autos aumenta vertiginosamente. La producción mundial actual se aproxima a los 60 millones de automotores. A China le corresponde un tercio del incremento mundial proyectado, con un aumento de producción de 5 millones de vehículos, según los planes de inversión de 2005-2012. Después de China, le siguen India, México, Rusia, Corea del Sur, Tailandia, Brasil, Irán, Eslovaquia y Alemania (“El poder adquisitivo del tiempo de trabajo 2006. Una comparación internacional”, FITIM, 2006).

graf.jpg

La mayoría de estos nuevos destinos tienen los salarios más bajos. Mientras que en EE.UU. los trabajadores automotrices cobran 26,86 dólares por hora, en Brasil reciben 3,65. En Argentina, los trabajadores de las terminales cobran 2,28 dólares por hora (salario de 2004).

Sin embargo, algunos analistas señalan que detrás de esto hay una campaña empresaria para chantajear a los trabajadores. Según David Mayer, investigador de la Universidad de Viena, “No es cierto que toda la producción se pueda trasladar hacia países tan lejanos como China o América del Sur. Esto es una amenaza para que los trabajadores acepten las recetas antilaborales“.

La FITIM agrupa a más de 200 sindicatos afiliados en 100 países, con un total de 25 millones de miembros. En la Argentina, están afiliados la UOM, el SMATA y ASIMRA (supervisores metalúrgicos).

El Secretario General de SMATA había sido acusado de complicidad con la desaparición de obreros de la Comisión Interna de Mercedes Benz durante la dictadura. Luego de la denuncia de delegados de base de Alemania y Brasil, en conjunto con familiares de los desparecidos, la FITIM decidió respaldar a José Rodríguez (Secretario General de SMATA).

Informe de Agustín Santella para ANRed



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba