24/02/2003

VI Congreso de CTA: Documento de la oposición

Un documento firmado por diversas agrupaciones de la Central plantea la polemica de cara al VI Congreso de la CTA

En diciembre, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) realizará su VI Congreso. Allí se debatirá la política a seguir por la central. El encuentro abrió un debate en su interior con respecto a la independencia política, su papel en las jornadas del 19 y 20 de diciembre, el 26 de junio y marco de alianzas. Diversos gremios y agrupaciones sindicales realizaron un balance y debatieron con el documento de la Mesa Nacional de CTA. A continuación reproducimos algunos fragmentos. (Para leerlo íntegro enviar un mail a atesur@uolsinectis.com.ar)

SOBRE LA VISION DE LA MESA NACIONAL
“Una Central que conciba a los trabajadores como protagonistas históricos debe reconocer como contradicción principal la que se expresa entre capital y trabajo, y además que en nuestro país esa lucha de clases se viene expresando sin una dirección política y sindical que vertebre, en términos nacionales, las estrategias y tácticas de las distintas expresiones, niveles y formas de organización de todas las fuerzas populares.
El documento que la Mesa Nacional de la CTA elaboró como base para este Congreso, nos merece la opinión que no mira la realidad a través del cristal de la clase, entendido como la lucha contra la explotación, y opinamos que si no adopta una mirada desde los trabajadores, los objetivos que plantea no van a contribuir a que los trabajadores podamos romper las cadenas de hambre y miseria con que nos someten los grandes empresarios, los banqueros y los organismos financieros internacionales.”

SOBRE LA INDEPENDENCIA POLITICA
“La central tenía planteado no participar de las elecciones partidarias, sin embargo por distintas vías numerosos y reconocidos dirigentes de la CTA lo han venido haciendo. Una parte importante integró así la Alianza, y otros apostaron a ella para derrotar al menemismo electoralmente, y lo sintieron como un triunfo. Entendemos que esa apuesta, que alentó expectativas en políticos que no defienden nuestros intereses y quedó a la deriva al renunciar el Chacho Alvarez, limitó la disposición combativa de la central. Y lo que es peor, a pesar del marcado signo antipopular y represivo del gobierno de De la Rúa, algunos dirigentes de la Central, fueron candidatos de la alianza sólo 2 meses antes de la rebelión popular, y después del “que se vayan todos”, seguían aferrándose a sus sillones…”

SOBRE LAS JORNADAS DE DICIEMBRE Y LA MASACRE DE AVELLANEDA
“El 19, por ejemplo, la policía provincial reprime en La Plata, en la Legislatura, una marcha convocada y organizada por la Central (con la concurrencia de estatales, docentes, judiciales, trabajadores de astilleros Río Santiago, estudiantes) encuentra a la misma en una actitud por demás asombrosa: mientras en el acto realizado frente a la gobernación se convoca a la Plaza de Mayo a “sacar al gobierno de De la Rúa”, en el trayecto de La Plata – Plaza de Mayo, “se cambió la decisión”. Decisión que el pueblo de la ciudad de Buenos Aires y de gran parte del Conurbano Bonaerense no cambiaría horas después…
El día posterior, 20 de diciembre, desde temprano el pueblo se vuelca a la calle rechazando la represión en puntos simbólicos: la Plaza de Mayo, el Obelisco, el Congreso. Algunas organizaciones salen a la calle de forma decidida…La actitud asumida por la conducción de la CTA fue lamentable: primero llamó a parar sin movilización; a mediodía, concentró cerca de Congreso y, tras una primera oleada de gases, marchó a refugiarse a la sede del FRENAPO y luego a la de ATE…
El 26 de junio: Una actitud similar se volvería a repetir con los asesinatos del día 26-6 en el Puente Pueyrredón. Nuevamente la duda ganó a la conducción de la Central y lo que habíamos avanzado con el paro del 29 de Mayo, se escurrió como agua entre los dedos. Las públicas polémicas previa y posterior a los acontecimientos de Avellaneda, desnudaron las contradicciones de la central. Es inadmisible que dirigentes de la mesa nacional de la CTA, hagan distinciones entre piqueteros “con o sin capucha”, “buenos o malos”, que en última instancia apuntalan la campaña del gobierno y los medios para justificar la represión. La dirección de la Central, estamos seguros, no tendría que haber dudado en movilizar inmediatamente, ya que la represión del gobierno de Duhalde estaba destinada contra todo el movimiento popular y no solo contra la Verón, como así lo muestran las crecientes amenazas y ataques a nuestros locales y militantes.”

SOBRE LAS FABRICAS OCUPADAS Y PIQUETEROS
“Tanto como establecer claramente si la Central levanta como un fin en sí mismo la bandera de la “distribución” de la riqueza o se plantea la necesidad de clase de establecer el centro de la cuestión alrededor de la propiedad y el control de los medios de producción en manos de los trabajadores. El poder económico de nuestro país puede retroceder y hasta darse el lujo de perder parte del poder político que hoy ostenta. Pero defenderá contra viento y marea el origen de ese poder político que es su poder económico. En ese sentido, cobran mucha importancia los procesos recién iniciados de las ocupaciones y puesta en funcionamiento de las fábricas vaciadas por sus patronales en los que la CTA ha estado ausente, a pesar de ser probablemente una de las experiencias más ricas de los trabajadores ocupados en esta etapa.
La relación con los trabajadores desocupados agrupados en distintas organizaciones piqueteras es otro tema que la Central debe analizar autocriticamente. En realidad es parte del mismo problema político conceptual que enunciamos con relación a los trabajadores industriales. La confluencia con todas las organizaciones piqueteras es una necesidad. Si la Central sólo tiene política para coordinar acciones con la CCC y la FTV deja afuera a corrientes de desocupados que están desarrollando ricas experiencias políticas y sociales, como Barrios de Pie, la Coordinadora Aníbal Verón, el MIJD, la UTD de Mosconi, el Bloque Piquetero, etc. Es importante marcar la emergencia de este tipo de movimientos sociales desde el “˜99 a esta parte, y que se potencian luego de diciembre pasado, más allá de la central. Recordemos que las movilizaciones de repudio a los crímenes de Junio en la estación Avellaneda, lograron la adhesión de todos los sectores que luchan y, empujaron al gobierno de Duhalde a adelantar las elecciones. En la figura de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki se resume la capacidad de entrega de los militantes de estos movimientos, una capacidad de entrega que cotidianamente tienen muchos militantes de nuestra central.”
Firman, entre otros, SUTEBA La Matanza y Gral. Rodríguez, ATE Gran Bs.As. Sur, CTA Gral. Rodríguez y Guernica, FTV de Lomas, CTD A. Villaflor SUTEBA Lomas y La Verde de SUTEBA A. Brown.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba