09/04/2007

Reclamo en todo el país contra la represión a los docentes

Se están realizando en todo el país multitudinarias marchas en una jornada de protesta contra la represión a los docentes. Cerca de 180 actos en las distintas provincias, con centro en Neuquén, Santa Cruz y la Ciudad de Buenos Aires, exigen el castigo a los responsables materiales y políticos del asesinato del docente neuquino Carlos Fuentealba y reclaman el fin de la represión y la militarización contra las protestas sindicales.


Miles de personas se están movilizando en el marco de una jornada de lucha contra la represión en Neuquén que causó el asesinato del profesor Carlos Fuentealba. En la Ciudad de Buenos Aires, la concentración más importante será frente a la Casa de Neuquén, en la calle Juan D. Perón 685, donde confluirán las columnas de la CTERA y la CTA junto con las columnas opositoras compuetas principalmente por las conducciones gremiales díscolas con las conducciones oficiales de distintos, partidos políticos de izquierda y distintas organizaciones sociales.

Ambas movilizaciones reclaman el esclarecimiento del asesinato de Fuentealba y el castigo de los responsables políticos, cuyo principal referente es el gobernador neuquino Jorge Sobisch. Las columnas opositoras, además de exigir el castigo a Sobisch, responsabilizan al gobierno nacional por sostener una política educativa basada en los bajos salarios, la represión a los docentes y la militarización de las escuelas públicas, con la provincia de Santa Cruz como caso testigo. Luego de la Casa de Neuquén, estas columnas se movilizarán a las casas de las provincias de Santa y Santa Cruz para finalizar en Plaza de Mayo.

Los reclamos

El Movimiento Intersindical Clasista señaló que “Los justos reclamos de los trabajadores docentes de Salta, Neuquén, La Rioja, Corrientes y Santa Cruz, no pueden ser acallados con represión, y los gobiernos provinciales y el gobierno nacional deben dar una solución a estos conflictos atendiendo a los justos reclamos de los docentes”. Con respecto a la situación en la provincia del Presidente, rechazan “la militarización de las escuelas en la provincia de Santa Cruz, y hacemos responsables de esta situación, tanto a los gobiernos provinciales como al nacional”.

Por su parte, el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, espacio que nuclea mas de 300 organizaciones sociales de trabajadores (ocupados y desocupados), de derechos humanos y políticas, expresaron su repudio y exigen “el castigo a los responsables políticos y materiales de la represión y del asesinato del compañero Carlos Fuentealba”, reclamando la renuncia de Sobisch y su gabinete. También responsabiliza al gobierno nacional de Néstor Kirchner y el Ministro de Educación Daniel Filmus, por “sostener una política educativa hambreadora de los docentes y antipopular y por responder a las demandas de los trabajadores con militarización y represión”. En este sentido exigen el retiro de la gendarmería de las escuelas y de toda la provincia de Santa Cruz.

Desde Neuquén, la Multisectorial que reúne a docentes y organizaciones de Derechos Humanos señala “el gobierno del Movimiento Popular Neuquino criminaliza la protesta social. Es la democracia que demandan las Cámaras Empresariales vernáculas y las multinacionales que ayer y hoy piden represión”, por lo que exigen la renuncia del Gobernador Jorge Sobisch y el castigo a los responsables del asesinato de Fuentealba, además de la inmediata libertad de todos los presos políticos.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba