05/04/2007

Represión Federal a la Educación

REPRIMEN_MAESTROS_EN__557E2.jpgCarlos Fuentealba, docente neuquino, se encuentra en estado crítico luego de que un policía le disparó con una granada de gas lacrimógeno en la cara. Mientras, en Salta la policía reprimía con balas de goma a los docentes que se manifestaban contra la prohibición de la huelga en esa provincia que ya lleva más de un mes. Estos casos se suman a la tensa situación que atraviesan los docentes de Santa Cruz.


Carlos Fuentealba, docente neuquino herido durante la represión del miércoles, se encuentra internado en estado crítico, según informó el director del Hospital Castro Rendón, Dr José María Tappa a los medios locales.

Fuentealba fue herido por la policía neuquina durante la represión que se desató contra los docentes que realizaban un corte de ruta en el paraje de Arroyito.

Según los testigos, el docente se encontraba en la parte posterior de un auto sobre la ruta 22, camino a Senillosa, cuando un policía disparó su itaka de gas lacrimógeno contra el vehículo, rompiendo la luneta e impactando de lleno en la cabeza del educador. Además de los gases -utilizados en este caso como munición de ataque y no como método disuasivo- la policía reprimió la manifestación con balas de goma, motivo por el cual el número de heridos asciende a más de veinte.

Con una importante pérdida de sangre, Fuentealba fue trasladado al Hospital Regional, donde se encuentra en estos momentos internado, luego de sufrir pérdida de masa encefálica y con un pronóstico reservado sobre su estado de salud.

Anoche el Subsecretario de Seguridad provincial, Raúl Pascuarelli, aseguró que la policía pretendió que el corte no se hiciera en ese lugar (Arroyito), habilitando otro lugar para cortar cerca de Senillosa, menos utilizado por el tránsito turístico, lo que no fue aceptado por los docentes. Esta situación, según el funcionario, fue lo que desató la intervención policial.

Pascuarelli informó que por el momento no se había identificado al autor del disparo a quemarropa contra el docente y aseguró que “todo el personal que participó del operativo se encuentra a disposición de la fiscal de delitos de Atentados Graves contra las Personas, Sandra González Tabeada”.

Esta tarde los docentes decidieron retomar el corte de los puentes Neuquén – Cipolletti y Centenario – Cinco Saltos. Exigen la renuncia de los funcionarios de Seguridad, Susana Arévalo; el subsecretario de Seguridad, Raúl Pascuarelli; y del titular de la cartera de Educación, Alfredo Esteves. Por otro lado, se sumarán a la movilización convocada por los organismos de Derechos Humanos para las 20 y luego realizarán una vigilia en el hospital Castro Rendón.

Movilizacin_al_hospital_004.jpg

Represión en las tierras de Romero

Un grupo de docentes autoconvocados fueron reprimidos en la ciudad de Salta aproximadamente a las 4:30 de la madrugada del miércoles, mientras escrachaban a diputados oficialistas que avalaron la decisión de descontar los días de paro de un conflicto que cumple ya seis semanas.

Según informó la Agencia de Noticias COPENOA
, unos 300 docentes habían concurrido por la tarde anterior a la legislatura provincial para presenciar el debate y tratamiento de los siete proyectos de declaración presentados por las distintas bancadas partidarias. La Legislatura provincial acordó solicitar al Poder Ejecutivo provincial y a los docentes restablecer el diálogo sin expedirse sobre el descuento de los días de paro, lo que provocó la indignación de los educadores que decidieron espontáneamente escrachar a los diputados y bloquear su salida.

El operativo contó con la presencia del Grupo Especial de Operaciones Policiales, recientemente creado a efectos de disuadir los conflictos sociales de la provincia que se ve teñida de reclamos salariales de toda índole: docente, judicial, salud, administración pública, trabajadores del tabaco y remiseros, entre otros.

La policía disparó balas de goma contra los manifestantes, con el fin de facilitar la huída de los diputados oficialistas. Una situación similar a la que se produjo en 2005, cuando el gobierno de Juan Carlos Romero ordenó reprimir a los docentes que protestaban ante una situación similar: los salarios más bajos del país, las deficiencias edilicias, la existencia de numerosas escuelas rancho en toda la provincia que ostenta el segundo lugar en el índice de pobreza del norte argentino.

El pago del Presidente

Otra marcha, esta vez de 2000 personas que se convocaron ayer por la tarde en Río Gallegos, Santa Cruz. Nuevamente convocada por el gremio docente ADOSAC, la población demostró su desconformidad con la gestión provincial y los bajos sueldos que paga el sector público. Además, muchos adhirieron espontáneamente luego de enterarse de la represión en Salta y Neuquén.

La movilización pasó nuevamente por la casa del Presidente, donde hubo un detalle distinto: los Gendarmes que se encontraban en la proximidad de la casa de Néstor Kirchner se apuraron a cortar las calles, pero esta vez se trataba de miembros de la Fuerza Antimotines armados con garrotes de madera, según informó la Agencia OPI de esa provincia.

La tensión y la intimidación que vienen sufriendo los docentes santacruceños desde el inicio de las clases se incrementa día a día, en el marco de una embestida contra el sector que se va federalizando.

gendarmes-2.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba