27/10/2017

Denuncian que un cantante fue asesinado en un campo “anti gays” en Chechenia

tapa-3433.jpg
Zelimkhan Bakaev tiene 26 años y es una estrella de la música joven rusa. A principios de agosto viajó a Chechenia para ir al casamiento de su hermana, pero nunca llegó. Organizaciones de la diversidad sexual y de derechos humanos creen que fue detenido y asesinado por las llamadas “purgas anti-gays” que existen en ese país: campos de concentración donde se recluye y tortura a homosexuales. “A fines de agosto recibimos la confirmación de nuestra anterior presunción de que Bakaev fue detenido por las autoridades chechenas debido a sospechas de homosexualidad”, dijo el activista fundador de la Red Rusa LGBTI, Igor Kocketkov, en una conferencia de prensa en la que denunció que la hipótesis más firme es que el joven haya sido torturado y asesinado. Y explicó que esa detención no es aislada sino que forma parte de una campaña del gobierno checheno contra homosexuales en la región del sur de Rusia. Por Agencia Presentes.


La última vez que Zelimkhan fue visto con vida fue el sábado 8 de agosto, cuando viajó a la ciudad de Grozny, la capital chechena y su ciudad natal, porque su hermana festejaba su casamiento. Pero nunca llegó y desde entonces no se supo más. Un testigo anónimo declaró al medio estadounidense Newnownext -del canal Logo- que el cantante ruso fue arrestado a las tres horas de su llegada a Chechenia y que “diez horas después, estaba muerto”.

tapa_2-334.jpg

Tras su supuesta detención, la cuenta de Instagram del cantante fue borrada y unos días después, su madre y su tía recibieron mensajes vía WhatsApp aparentemente escritos por él, avisándoles que se encontraba bien y que se mudaría al extranjero. Luego, su teléfono no tuvo más actividad. La familia denunció la desaparición el 17 de agosto.

tapa_3-4.png

“En Chechenia no hay homosexuales”

En abril de 2017 salió a la luz la existencia de campos de concentración para detener a personas homosexuales en la semiautónoma República de Chechenia, integrante de la Federación Rusa. Las denuncias de periodistas y activistas documentaron dos redadas en las que se detuvo a más de cien personas y la muerte de al menos tres. Además una decena de testimonios de víctimas que relataron golpes y torturas con electricidad. De inmediato, y en un tono burlón, el presidente Ramzan Kadyrov respondió a la denuncia que eso era absurdo e imposible porque “en Chechenia no hay homosexuales”. Y explicó: “Si en Chechenia existieran esas personas, las autoridades competentes no necesitarían hacer algo con ellos porque sus familiares los hubieran enviado a un lugar del que nunca pudieran regresar”. Las declaraciones generaron protestas en todo el mundo y reclamos de organizaciones LGBT de muchos países contra el presidente ruso, Vladimir Putin, ya que no condenó ni los hechos conocidos -de hecho las purgas siguen existiendo- ni las declaraciones del presidene checheno.

En tanto, sobre el caso del cantante, las autoridades chechenas dieron hasta el momento versiones contradictorias: el primero en hablar fue un alto funcionario que declaró que el joven estaba “a salvo”, después se emitió un comunicado oficial que desligó al gobierno de cualquier vínculo con la desaparición, y por último, después de montar un video en el que supuestamente se lo ve drogándose en una habitación, el Ministro de la Policía Nacional de Chechenia, Dzhambulat Umarov, dijo que la desaparición quizá tenía que ver con un truco publicitario o con escapar de sus deudas y que estaría en Alemania. De inmediato, sus amigos y familia negaron que eso sea cierto.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba