05/04/2007

Docente neuquino agoniza tras feroz represión

Carlos Fuente Alba, docente de la provincia de Neuquén, recibió un disparo en su cabeza a escasos metros por parte de las fuerzas represivas al mando de Jorge Sobisch. Agoniza en el hospital Regional Castro Rendón. El pronóstico indica que tiene pocas posibilidades de sobrevivir.


Mientras la columna de docentes de ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén) era dispersada hoy miércoles a las 10 de la mañana, con balas de goma y gases lacrimógenos, se iniciaba una cacería en la zona del corte (la intersección de las rutas nacionales 22 y 237).

Carlos Fuente Alba, docente, iba de acompañante en un automóvil que ya se retiraba. Escuchó que el vidrio trasero del vehículo estalló. Se había roto por un culatazo. Al girar para ver qué pasaba recibió una descarga de la escopeta lanza gases, directo en su cabeza, lo que provocó profundos cortes, conmoción e intoxicación por la sustancia del gas. Al retirarlo del auto ya estaba desvanecido.

En la puerta del hospital Castro Rendón los docentes neuquinos esperan novedades, pero el diagnóstico es poco alentador.

En estos momentos 500 docentes se encuentran en la puerta de la gobernación de Neuquén y se espera que confluyan diversos sectores en una masiva marcha de repudio al accionar de Jorge Sobisch.

Agradecemos el testimonio de Marcos Brito (Delegado de la Comisión gremial interna del rectorado de la UBA y miembro del MIC) por la información brindada.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba