02/04/2007

Cuando el agua hunde siempre a los mismos

portada_barquito.jpg Arroyos desbordados, 30 mil evacuados, rutas intransitables, escuelas destruidas. Los resultados de un temporal que dejó al descubierto cómo la falta de inversión siempre afecta a los sectores empobrecidos. Fuente y fotos: Indymedia Rosario


Nuevamente las inundaciones afectan a la provincia de Santa Fe.

Cuando el agua comenzó a bajar pudo comenzar a observarse los destrozos que dejó a su paso: hogares, en su mayoría construcciones precarias, completamente destruidos, escuelas públicas con su infraestructura aún más deteriorada, ubicados en las regiones más vulnerables por su cercanía a los arroyos Ludueña y Saladillo. Las grandes obras que se realizan en la provincia y en su localidad más importante, Rosario, contrastan con los hechos que dan cuenta de la desinversión que reluce cuando ocurren estos fenómenos “naturales”.

El Intendente de Rosario, Miguel Lischitz no pudo dar muchas explicaciones al respecto. En una reciente conferencia de prensa explicó “los planes para obras hidráulicas y relocalización de viviendas ya están”, pero a la hora de dar cuenta de por qué no se habían concretado las obras no pudo más que señalar “Bueno, qué se yo…”.

En el medio de la crisis se lleva adelante la pelea electoral que enfrenta al PJ, que gobierna la provincia, y a la oposición socialista, que gobierna Rosario. Más allá de las acusaciones mutuas, poco han hecho para preveer las cosas. Mientras el intendente descarga su responsabilidad en las postergadas obras provinciales, el gobernador se respalda en el gobierno provincial que ha montado uno de los clásicos “Comités de emergencia”, de gran efecto mediático y pocos resultados concretos.

aliviador_ludue_F1a.jpg

Por su parte Alberto Daniele, Director General de Hidráulica y Saneamiento Municipal, mencionó proyectos que de estar terminados podrían evitar el agravamiento de la crisis: “Hoy los caudales están en incremento. El momento en que se estabilicen y empiecen a bajar yo no lo manejo, porque todavía no está en vigencia el Sistema de Alerta en Tiempo Real. Es un trabajo que también se viene bregando hace muchos años, y que está en ejecución por parte del Ministerio de Asuntos Hídricos, que nos permitiría en base a variables hidrológicas poder predecir en tiempo real el comportamiento. Eso no lo tenemos”.

Predecible, pero no previsto

En esta semana cayeron más 400 milímetros de agua. Si bien el fenómeno meteorológico afectó a varias partes de la provincia de Santa Fe, la zona norte de Rosario fue una de las más perjudicadas por el desborde del canal de Ibarlucea. Ante la situación, se evacuaron más de 3 mil personas en el Batallón de Comunicaciones 121, en el estadio cubierto de Newell’s Old Boys y más tarde se dispuso el Club Náutico Avellaneda. Se estima que continuarán las lluvias hasta el viernes o inclusive el sábado.

La inundación no afectó sólo a las casas particulares. El gremio docente Amsafe Rosario realizó un informe de la situación de las escuelas: riesgo de desmoronamientos, paredes electrificadas, rajaduras y cajas de luz explotadas son algunas de las cosas que pasan en donde estudian los chicos.

Entrevistado en el programa Contra La Pared, de Aire Libre Radio Comunitaria, el ingeniero agrónomo Alberto Gelín consideró que esta situación podría haberse prevenido: “Normalmente el otoño en nuestra región es la época que tiene lluvias de caracter torrencial. Además, se pudo prevenir porque la semana pasada se vio en varios sitios de internet que esta semana iba a haber lluvias extraordinarias”.

Lo que el ingeniero considera no previsible es la magnitud de la lluvia. “Depende del accionar de todo un sistema de nubes. El mes de julio, agosto, empieza con El Niño o La Niña, que es la temperatura del Pacífico, y a partir de enero, es el Anticiclón del Atlántico”.

Pero el clima es sólo un factor. “El otro inconveniente que tenemos en nuestra región es el carácter de precariedad, de pobreza y concentración de riqueza que está siendo medio atávico ya, que cada vez se ha convertido en una cosa de lo más natural. Estamos expulsando población de muchas regiones rurales que vienen a vivir a la ciudad. ¿Y dónde se instalan? Donde encuentran tierra desocupada. Y en general está desocupada porque son tierras inundables, o tienen algún inconveniente”.

Según el ingeniero “hay una cosa recurrente. En la inundación de Santa Fe, que era un fenómeno previsible el que iba a haber una inundación… no la magnitud, que no se puede prevenir. Lo que se puede prevenir es que va a haber una lluvia excepcional o una sobrecarga excepcional de una cuenca. En Santa Fe faltaba solamente cerrar parte de una defensa de la ciudad”.

“Ahora acá, nos encontramos con que el día de la inundación, en Santa Fe se había firmado un tratamiento de los cauces del Ibarlucea y de otro canal. Se llamó a licitación en el momento en que la gente estaba saliendo como podía. Y ahora escuchamos a toda la clase política echándole la culpa a la nación, a la provincia, al municipio, a la providencia…”

Fuente y fotos: Indymedia Rosario



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba