20/10/2017

La familia de Maldonado reconoció a través de los tatuajes que el cuerpo hallado es el de Santiago

tapa_4-137.jpgTras el hallazgo el pasado 17 de octubre de un cuerpo en el Rio Chubut, la familia de Maldonado, a través de Sergio, confirmó que se trata de Santiago: “Lo que reconocimos fueron los tatuajes de Santiago, así que estamos convencidos de que es Santiago”, afirmó, rodeado por Germán, el otro hermano de Santiago, y las compañeras de ambos, Andrea y Carolina. Asimismo recalcó: “Esto no quita que el responsable es Gendarmería, lo cual nosotros seguiremos investigando para que se sepa la verdad y tener Justicia”. Por ANRed


Pasadas las 18hs, Sergio y Germán Maldonado, junto con sus compañeras, Andrea y Carolina, y la abogada de la familia, Verónica Heredia,, se acercaron a los periodistas que estaban presentes en las puertas de la Morgue Judicial de la Ciudad de Buenos Aires. Allí confirmó la triste noticia: “Pudimos mirar el cuerpo. Lo que reconocimos fueron los tatuajes de Santiago, así que estamos convencidos de que es Santiago. Lo único que se hizo ahora fue presentar el cuerpo, así que a partir de ahora empieza la autopsia y en unos días va a estar el resultado final con la muestra de ADN y la confirmación real. Esto no quita que el responsable es Gendarmería, lo cual nosotros seguiremos investigando para que se sepa la verdad y tener Justicia. Les pedimos respeto”, finalizó, ya que no respondería preguntas de los medios hegemónicos, que han sido muy cuestionados por la familia y parte de la sociedad por su manera de informar y opinar sobre la desaparición de Santiago.

sergio-maldonado-conferencia-morgue-caso-maldonado-1920-1.jpg

Recordemos que los buzos de la Prefectura Naval hallaron el cuerpo el 17 de octubre, en el Río Chubut, a 300 metros de la zona de la Pu Lof de Cushamen, en el marco del cuarto rastrillaje realizado en la zona, ordenado por el nuevo juez a cargo de la causa, Gustavo Lleral. Ante la novedad, el juez convocó en aquel momento con carácter urgente a la Unidad de Criminalística de la Policía Federal Argentina (PFA), fuerza –al igual que la Gendarmería Nacional -a cargo de la cuestionada ministra de Seguridad Patricia Bullrich, lo cual no hace más que seguir levantando sospechas sobre las circunstancias de la aparición del cuerpo.

El anterior juez a cargo de la causa, Guido Otranto, ya había ordenado otros tres rastrillajes, que fueron absolutamente violentos con las comunidades mapuches de la zona, y arrojaron resultado negativos. El 18 de septiembre, día del megaoperativo, con 300 efectivos de diferentes fuerzas, helicópteros, perros y drones, Sergio Maldonado, hermano de Santiago, denunció que el juez Otranto le negó el ingreso a él y organismos de DD.HH. para supervisar la zona del rastrillaje y apuntó contra el juez: “Si piensa que mi hermano se ahogó, ¿por qué no lo buscaron antes? ¿Qué hicieron todo este tiempo? Dan versiones distintas todo el tiempo.”

Cuatro días después del desprolijo y violento megaoperativo, la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia apartó al juez Otranto de la causa y designó a Lleral, por “temor de parcialidad”, a partir del pedido de recusación presentado por la abogada de la familia de Maldonado, dado que de forma insistente mantuvo como única línea de hipótesis de investigación que Maldonado se había ahogado en el río, que posee a esa altura del año nivel bajo y poco cauce de agua, mientras el Gobierno defendía una y otra vez el accionar de la Gendarmería.

Ni bien se le notificó al Gobierno del hallazgo el secretario de DD.HH., Claudio Avruj, viajó ese mismo día por la tarde a la localidad chubutense de Esquel junto con un perito designado por la familia de Maldonado. En el peritaje intervino también el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y la Procaduría Contra la Violencia Institucional (PROCUVIN). También viajó a la zona a presenciar el hallazgo Julio Saquero, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) regional Noroeste del Chubut, que es querellante en la causa.

Por su parte, la vocera de la comunidad mapuche de la Lof en Resistencia de Cushamen, Soraya Maicoño, en una entrevista con el programa matutino del periodista Nelson Castro en Radio Continental, realizado el martes, denunció que la comunidad considera que el cuerpo fue “plantado” ahí por “el lugar donde fue encontrado, principalmente, porque es un lugar que en todos los rastrillajes fue revisado. Porque fue encontrado a menos de 100 metros del lugar donde siempre se señaló que se lo llevó Gendarmería. Es uno de los lugares más recorridos. Tanto para nosotros como para la familia es una situación bastante evidente. No podemos entender cómo aparece de un día para el otro”.

Fuente: Disculpen la Molestia

Rodolfo Yanzon, de la Liga por los Derechos Humanos, recordó en su cuenta de Twitter que “Alfredo Guevara recuerda que en 1998 la policía mendocina plantó el cuerpo de Sebastián Bordón en la montaña”, trazando un paralelismo entre ése y el caso de Santiago Maldonado.

En la misma línea, el Kolectivo Kultrunazo Encuentro Poderoso emitió un comunicado a partir de la novedad de la aparición del cuerpo donde remarcó: “A las distintas organizaciones y a la sociedad civil alertamos sobre la posible maniobra que intenta realizar el Gobierno de plantar el cuerpo sin vida de Santiago en territorio mapuche” Y subrayaron que “en Bariloche y en todo el país, tomamos las calles al grito de ‘Justicia’ y ‘Nunca Más’, porque se lo llevó Gendarmería y lo encubrió el Gobierno. Basta de impunidad“.

También, en declaraciones a la prensa Ariel Garzi, amigo de Santiago y testigo clave protegido en el marco de la causa –hasta que la ministra Bullrich dio su nombre en una audiencia en el Congreso Nacional– se mostró desconfiado y dejó entrever una posible manipulación: “Es todo muy raro, después de tanto rastrillajes lo vienen a encontrar ahora, ¿por qué no lo encontraron en rastrillajes anteriores?”. Y agregó: “Para mi plantaron el cuerpo ahí en el último tiempo. Es la única manera que tiene el Estado, el poder judicial y Gendarmería de sacarse de encima un desaparecido en democracia. Eso es lo que yo pienso“.

El hallazgo, casualmente, se dio el mismo día que se cumplieron tres años de la aparición sin vida del cuerpo del joven Luciano Arruga, desaparecido 5 años y 8 meses en democracia, y cuya muerte se quiso presentar por parte de los medios tradicionales como un accidente automovilístico, instalando la idea de un “caso cerrado”, cuando la familia del joven probó una y otra vez que fue detenido, torturado y desaparecido por integrantes de la Policía Bonaerense en una comisaría de Lomas del Mirador.

Las masivas movilizaciones en todo el país seguirán reclamando que la aparición del cuerpo sin vida de Santiago Maldonado no se intente presentar como un “caso cerrado” ni un nuevo deja vú de la impunidad sino como una nueva muestra de otra muerte de un joven a manos de las fuerzas represivas del Estado, y que debe haber castigo a los culpables. Porque, nuevamente, el Estado es responsable.


Notas relacionadas en ANRed:

 “Macri y Bachelet están buscando un muerto”

 Chubut: Incendio, golpes y amenazas en la Comunidad Mapuche Vuelta del Río

 La justicia avanza contra las comunidades mapuche en Neuquén: la criminalización de la mano del extractivismo

 Comunidades ocupan Juzgado de Esquel exigiendo apartamiento de Otranto

 “Les pido que se sinceren sobre la desaparición de Santiago”

 Un joven desaparecido durante el desalojo a comunidad Mapuche en Cushamen

 Urgente: Gendarmería Nacional reprime y desaloja el Pu Lof en Resistencia



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba