13/04/2007

“Es necesario desde el arte organizar la lucha contra este sistema”

foto-_frente_de_artistas_victor_jara.jpgEl FAVJ- Frente de artistas Victor Jara es una agrupación de jóvenes músicos, escritores y pintores que procuran con su arte llevar adelante un proyecto educativo en el que se rescate a la cultura popular, reivindicando las luchas de los trabajadores y con la intención de constituir un movimiento que sea una “importante herramienta en el camino hacia la liberación.”


El FAVJ se conformó hace aproximadamente un año por un grupo de 15 artistas: músicos, escritores, actores y actrices, estudiantes de profesorados y docentes. El frente realiza una serie de actividades educativas en barrios: talleres literarios, producciones de poesía, confección de instrumentos y realización de dibujos. El objetivo planteado por el grupo es: “recuperar una cultura popular que nos ha sido arrebatada y concientizar a los compañeros de la necesidad de crear la unidad por la lucha contra el imperialismo y la clase dominante con el fin de difundir la cultura de nuestro pueblo”.

 ¿Dónde comenzaron a desarrollar sus talleres?

 Juan: En un comedor llamado “Isolina” en el barrio José Hernández de La Matanza, en La Salada. Ahora estamos haciendo lo mismo en Glew, en el MTD Ate. Brown y también en la confluencia 29 de mayo en Matanza y Moreno.

 ¿Qué actividades están realizando en los talleres?

 Juan: Estamos haciendo un taller literario. Primero, antes de la lectura de un cuento, las chicas de teatro hacen una interpretación teatral, los chicos la ven y la debatimos entre todos. Después leemos conjuntamente el cuento y compartimos percepciones, interpretaciones y los significados que cada uno le imprime a la historia. Luego de eso, desdoblamos las partes de un cuento, lo dividimos y cada pibe recibe dos párrafos y una hoja en blanco, para que dibuje lo que su lectura le sugiera. Esta actividad la pensamos con el objetivo de, además de fomentar la libre expresión de cada chico, poder darnos cuenta nosotros del tipo de comprensión lectora. La idea es que, una vez que este proceso finaliza, armemos libros, donde los chicos participen como ilustradores. Al mismo tiempo, tenemos la intención de que ellos en el futuro se sientan seguros de participar ellos mismos en la escritura. Pero vamos de a poco, además cambiamos de comedor y nos tenemos que adaptar a las nuevas condiciones de trabajo. Ahora, por el momento, estamos trabajando en la casa de la hermana de José porque nos queríamos quedar en el barrio. La idea ahora es abrirnos un poco más al barrio e ir a la casa de los pibes.

Uno de los cuentos difundidos por el frente se titula “Un elefante ocupa mucho espacio” y es una fábula con una moraleja política. En el cuento, los animales de un zoológico- cansados de la explotación de sus patrones que “se llenan los bolsillos de dinero” mientras ellos son los que transpiran- se proclaman en huelga y terminan tomando el circo. El mensaje implícito de la historia es que la lucha de los trabajadores debe ser gestada desde ellos mismos y su liberación sólo será lograda con su organización y perseverancia.

 ¿Cómo les resultó la experiencia?

 Juan: Fue interesante. La idea final es que el pibe lleve el libro a su casa y lo lea junto a su familia. El objetivo es que ellos integren el concepto de la unidad. Un libro hecho entre varios chicos, entre todos aquellos que, incluso perteneciendo al mismo barrio o a la misma familia, están peleando todo el tiempo porque no tienen un espacio para vivir. La ambición del proyecto es el trabajo en conjunto para fomentar y apoyar la organización en los barrios ante sus problemáticas así como incentivar la producción artística en el campo popular. Esperamos que, una vez producido, el libro pase a ser parte de la biblioteca.

 ¿Los resultados fueron como ustedes esperaban?

 Juan: Fuimos muy consistentes con nuestra idea original, pero el resultado siempre difiere de las expectativas iniciales. La experiencia fue muy buena aunque por el contexto y el sistema en general no se hayan cumplido todos los objetivos. Pero seguimos insistiendo en el proyecto, con muchas ganas.

 José: También tuvimos problemas con el comedor, básicamente diferencias políticas. Nosotros teníamos ganas de abrir la convocatoria a todos los barrios y no se pudo concretar por una política interna del lugar donde estábamos trabajando. Ellos no querían que se sume más gente a su comedor porque seguramente no deseaban trabajar de más. Por una serie de discusiones y contradicciones nos tuvimos que organizar. Coincido con mi compañero en que la experiencia fue positiva, pudimos fortalecer nuestro programa y tenemos la intención de seguir usándolo y fortificarlo.

 ¿Qué otras actividades están llevando a cabo?

 Juan: Tenemos en mente seguir con el proyecto literario, con taller de música y con la construcción de metalofones. Este instrumento tiene una escala: son 8 notas hechas con cilindros de aluminio en una caja de madera. Es algo muy fácil de hacer, yo me compré uno, lo imité, se lo enseñé a los chicos, ellos los creaban y también cantaban canciones. Llegamos a tener 3 y los chicos tocaban y cantaban. En el taller musical también hicimos construcción de sicus, con tubos de plástico. También, lo que queremos hacer es utilizar nuestra prensa para enseñar a hacer estos instrumentos que son muy sencillos de hacer, para dar a conocer nuestro emprendimiento y para también intercambiar con otros que estén organizando actividades similares, con quienes podamos compartir experiencias e ir creciendo. En la práctica artística, tratamos de articular una introducción con lo musical para luego dar paso a lo poético-musical. A partir de esta experiencia, algunos chicos comenzaron a emprender el camino de la música. Una de las chicas está aprendiendo a tocar la guitarra, lo hace muy bien, y otro chico el charango”¦ aunque él tiene poco tiempo, es un chico de 14 años que vive en La Salada y pasa muchas horas por día trabajando en la casa como textil, que es una realidad que viven muchos chicos ahí.

En los talleres de música, además de la construcción de instrumentos y el aprendizaje de su uso, se incentiva la creación de letras propias y su canto. Como el objetivo de la organización es también “concientizar” a la clase obrera de sus propias potencialidades en la lucha social, mucha de la poesía tiene carácter contestatario, de denuncia al sistema capitalista y a los sectores dominantes así como la reivindicación de los derechos de los sectores oprimidos. En una canción llamada “Se vienen las elecciones” la letra narra: “Tenemos que ir todos juntos/A sembrar el alboroto/Dejar las casas Rosadas libres de tantos tramposos/y decidir por nosotros/eso no me lo da el voto”. La auto-organización y el esfuerzo por la liberación están siempre presentes, tal como lo expresan los títulos “La libertad en tu mente” y la letra de “La Carta”: “Los hambrientos piden pan, plomo les da la justicia”; enfatizando la represión policial que padecen injustamente los habitantes de los barrios.

 ¿Cómo es su relación con el campo popular, con las protestas y luchas de los trabajadores?

 Juan: Nosotros nos vamos solidarizando con las luchas de todos los compañeros obreros ocupados, desocupados, estudiantes y todo lo que es la clase oprimida. Tenemos una base clasista desde nuestra política y a partir de eso luchamos contra el enemigo común de los trabajadores. Por eso nos solidarizamos actividades de protesta y lo vamos a seguir haciendo como también tenemos proyectos en el pozo de Banfield así como con muchas agrupaciones que nos van conociendo y convocando. Consideramos que es necesario desde el arte organizar la lucha contra este sistema, mediante le expresión de los sectores más golpeados por la sociedad.

 José: En la semana participamos de una actividad para nosotros muy importante que fue el cierre de lo que fue el encuentro cono Sur acá en la Argentina, el cual es un encuentro de organizaciones revolucionarias de Sudamérica impulsadas por el Frente Patriótica Manuel Rodríguez de Chile. El año pasado se hizo allá en Santiago y este año se hizo un pre-encuentro acá en Argentina con algunas organizaciones de acá y nosotros participamos en el cierre que fue un espectáculo musical. Fue una experiencia positiva, aprendimos mucho de los compañeros latinoamericanos. Estuvo Fogoneros de Uruguay, Patria Libre de Paraguay, FPMR de Chile y otras organizaciones de Perú, Colombia, Brasil, Venezuela. Percibo este encuentro como algo positivo, con mucha participación y asistencia en dónde podemos crecer y fortalecer la unión latinoamericana. También participamos en Uruguay el 10 de marzo un repudio a la visita de George W Bush, organizado por Fogoneros de Uruguay.

 ¿Qué proyectos tienen pensados para el futuro?

 Juan: Planeamos continuar con los talleres y seguir llevando a cabo un proceso de alfabetización con un método cubano, el “yo si puedo”, realizado en Cuba con actores argentinos. Es un método muy interesante porque es con video y TV, dos lenguajes que tienen mucho gancho ya que la gente está muy acostumbrada a ellos. El video es una clase filmada con actores que hacen de alumnos. De esta forma, hace que los chicos imiten a los personajes. La producción es muy buena así como la música y la calidad del producto. Al mismo tiempo, sentimos que nuestra tarea no solamente es alfabetizar sino también concientizar. Por ejemplo, hay un personaje que se llama bienvenido que habla de distintos temas que se relacionan con tópicos que generalmente la gente no toca y que son muy interesantes: por ejemplo la cultura latinoamericana, enfatizando que todos somos parte de un mismo lugar.

 ¿Sería como introducir temas que no están presentes en la vida cotidiana?

 Juan: O que sí son tratados por los chicos que viven en los barrios, pero los interpretan por otro lado. Un hecho frecuente que nos pasaba en los talleres literarios es que veíamos que una forma de insulto entre los chicos es llamarse boliviano, y por ahí alguno de sus compañeros es boliviano y no lo reconoce por vergüenza. Niega su propia patria, su identidad y cultura. Entonces tratamos de inculcar ciertos valores, algunos muy básicos como la unidad familiar. No nos pueden acusar de nada porque no es extremista ni mucho menos y son valores que hoy en día molestan mucho a los gobiernos de turno porque son valores buenos y positivos.

Los miembros del Frente de Artistas Victor Jara sostienen que la lucha del campo popular es la lucha de los artistas populares también. Señalan como dos problemáticas relevantes de nuestra sociedad al tema de la educación y la falta de trabajo digno para los artistas. Asimismo, consideran que el poder imperialista ha destruido las reminiscencias de nuestra cultura popular autónoma, ocultándola y proponiendo modelos nuevos de “arte frívolo y vacío” más acorde al capitalismo consumista. Por estas razones piensan que: “robarle al pueblo su cultura y su arte es expropiarlo de una importante herramienta de expresión y comunicación, es poner una venda más en los ojos a la clase trabajadora y evadirla de la cruel y vil explotación a que es sometida.”

 ¿Qué otras manifestaciones artísticas planean?

 Con respecto a las actividades artísticas, también generamos productos propios porque, además de acompañar y solidarizarnos, estamos haciendo una peña “la peña legüera”, que llevamos a cabo con allegados nuestros, es una organización independiente: nuestra acción es principalmente ir a distintos parques y manifestar la cultura popular. La próxima es el 18 de Marzo en una plaza de Lugano 1 y 2. En la peña hacemos teatro, 4 o 5 conjuntos hacemos música latinoamericana y también cocinamos comidas y llevamos a cabo la discusión de la prensa del frente. La intención es también hacer una apertura a la cultura en lugares donde la cultura popular no tiene arraigo porque no se la conoce, no se la difunde. Desarrollar toda esa cultura que nosotros vemos como un legado que viene arrastrado desde hace mucho tiempo y que fue secuestrado, asesinado”¦ Hace un tiempo venimos con mi mujer forjando un trabajo de investigación cultural de lo que son los discos y la música, porque hay muchos discos que las matrices originales han sido prendidas fuego. Nos tuvimos que meter en disquerías y buscar un pasado que estaba totalmente perdido. Lo que hacemos también es eso: mostrar aquello que se quiso sepultar y también componemos realizaciones nuevas con el objetivo de que haya una continuidad para adelante. Pensamos que el arte es una importante herramienta en el camino hacia la liberación, des estudiantado y del pueblo, por la organización en los barrios para hacer frente a las necesidades concretas de los sectores populares.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba