27/09/2017

Estudiantes pintan la escuela mientras se encuentra tomada

fader.jpg

Alumnos y alumnas de la escuela secundaria Fernando Fader en la Ciudad de Buenos Aires, la cual permanece tomada como medida de lucha en rechazo a la “Escuela del Futuro”, repararon una de las aulas. En medio de las controversias mediáticas sobre la modalidad de la protesta, los jóvenes reparan la institución, función que le compete al estado. Por ANRed


Alumnos y alumnas de la escuela secundaria Fernando Fader en la Ciudad de Buenos Aires, la cual permanece tomada como otros 30 colegios en rechazo a la “Escuela del Futuro” -una reforma inconsulta y precarizadora de la escuela secundaria-, pintaron y acondicionaron una de aulas

Mientras se desarrollan las protestas, en el Fader del barrio de Flores, los estudiantes optaron por suplir el papel del Estado, a pesar de las controversias mediáticas sobre la modalidad de lucha, que algunos periodistas como Jorge Lanata y Eduardo Feimann insisten en deslegitimar argumentando que “los pibes no entienden nada y sólo buscan vandalizar las escuelas y no estudiar”

Sin embargo, los jóvenes demostraron que lejos de querer vandalizar las instalaciones, buscan evitar una nueva reforma educativa que precarice su futuro y, mientras luchan, arreglan sus escuelas, función del propio Estado.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba