19/09/2017

“12 horas precintados y Otranto ni nos llamó”

mapus-3.jpg

Ayer a las 6 am, la Policía Federal en conjunto con la Infantería realizaron un allanamiento, con el objetivo de realizar un reastrillaje en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen. Durante el operativo, mantuvieron a los integrantes de la Lof detenidos y precintados durante 12 horas, “sin poder beber agua ni ir al baño”. Asi lo denunció Matías Santana, integrante de la Pu Lof de Cushamen y testigo de la desaparición de Santiago Maldonado. Por Revista Cítrica


“Sufrimos nuevamente la represión, en este caso de la Policía Federal, en conjunto con Infantería. Con el objetivo de un nuevo rastrillaje, un nuevo allanamiento, llegaron a las seis y media de la mañana armados con ametralladoras. Estábamos con los peñi haciendo guardia y nos detuvieron: nos tuvieron 12 horas precintados.

Teníamos que pedir por favor que nos den agua, no podíamos comer ni ir al baño, a un peñi le dejaron los precintos apretados y no se los aflojaron hasta que se fueron.
Yo estaba enfermo y pedí también que necesitaba mi medicina que tenía adentro: tampoco accedieron.

Cuando llegó Otranto, nos ignoró. Pasó por al lado nuestro y ni nos habló. Bajó al río, y cuando subió siguió haciendo oídos sordos. También estaba la fiscal Ávila. Ninguno de los dos se acercó a explicar lo que pasaba.

Este es un capítulo más en la persecución que venimos padeciendo como pueblo Mapuche. En ese marco se da la prisión política de nuestro lonko, Facundo Jones Huala, la desaparición de Santiago, y ahora toda esta persecución claramente por órdenes del Ministerio de Seguridad. Los mismos responsables son los que investigan. Nos persiguieron y nos siguen persiguiendo, en vez de buscar a Santiago”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba